martes 2 de marzo de 2021

Archivo Los Andes / Orlando Pelichotti
Sociedad

El Gobierno prevé vacunar a mayores de 60 años en febrero con la Sputnik V

La aprobación de la ANMAT para la aplicación en ese grupo etario está próxima a salir. González García iría en dos semanas al Congreso para responder preguntas de la oposición.

Archivo Los Andes / Orlando Pelichotti

Mientras madura un acuerdo político para que el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, comparezca ante el Congreso en dos semanas, el Gobierno terminó de proyectar hoy que antes de fin de mes comenzará a vacunar a los docentes y en febrero, a los mayores de 60 años, tras la aprobación de la ANMAT que está próxima a salir.

El funcionario se reunió en su despacho con cinco diputados oficialistas liderados por el presidente de la comisión de Acción Social y Salud de la Cámara baja, Pablo Yedlin, y un legislador del interbloque Unidad para el Desarrollo que conduce el mendocino José Luis Ramón.

En esa mesa no hubo nadie de Juntos por el Cambio, pues el espacio político que lidera el ex presidente Mauricio Macri rechazó la convocatoria dado que exigía que la reunión fuera en el Congreso, tal como lo solicitó en un pedido de una audiencia para que el ministro ampliara los datos sobre las vacunas contra el coronavirus.

En Juntos por el Cambio desconfían que el Gobierno vaya a cumplir con el cronograma de vacunación que prometió, que consistía en la disponibilidad de 300.000 dosis de la Sputnik V ese mes; 5 millones en enero y otras 14.700.000 en febrero; sumando vacunas de AstraZeneza entre fines de febrero y marzo. Con ello se vacunaría a 10 millones de personas.

La empresa Aerolíneas Argentinas está avanzando mientras tanto en la preparación de tres aviones, con sus respectivas tripulaciones, para traer al país un millón de vacunas entre el fin de semana y la semana que viene, confirmaron fuentes gubernamentales consultadas por este diario. Hoy podría definirse la hoja de ruta de cada vuelo.

En los planes operativos de vacunación provinciales, los grupos priorizados son los siguientes: 821.394 trabajadores de la salud; 7.414.866 personas de 60 o más años, entre los cuales 167.936 que se encuentran en 5.173 residencias de adultos mayores; y 493.727 miembros de las Fuerzas Armadas y Fuerzas de seguridad.

Según datos oficiales del ministerio de Salud de la Nación, en Mendoza hay unas 330 mil personas que tienen 60 años o más. Muchos de ellos tienen comorbilidades. Por lo que hay apuro para avanzar sobre este sector con el objetivo de desacelerar drásticamente el índice de letalidad del Covid-19.

La Cámara Nacional Electoral (CNE) le pidió al Ministerio de Salud que sean vacunados contra el coronavirus como “personal estratégico” a quienes actúan en la organización y ejecución del proceso electoral para fines de este año. No hubo una respuesta oficial inmediata, pero durante 2021 se estima que serán vacunadas por lo menos 25.000.000 de personas mayores de 18 años.

Cómo marcha el plan

González García, blanco de críticas muy duras por parte de Juntos por el Cambio, optó por no responder a los cuestionamientos y afirmó que el Gobierno está “cumpliendo el plan de vacunación en tiempo y en forma en todo el país” según el cronograma dispuesto y con “las dosis aseguradas” para todas las provincias.

Sobre la primera tanda de inmunización, el funcionario aseguró que al menos hasta el momento no se registró “ningún inconveniente”, al contrario de lo que plantean algunos sectores “con mala intención”. Y afirmó que están “aseguradas más de 51 millones de dosis con un programa de vacunación nacional para cuando el plan tenga escala, que será en pocos días”.

Es que el Gobierno también acordó con el mecanismo Covax de Naciones Unidas la provisión de 9.000.000 de vacunas, que estarán disponibles en el período que abarca desde febrero a julio. Por su parte, AstraZeneca se comprometió a destinar a la Argentina 1.191.000 dosis en marzo, 4.635.500 en abril, 4.635.500 en mayo, 3.451.000 para junio, y 8.518.000 en julio, lo que significa un total de 22.431.000.

Además de estos acuerdos ya firmados para el arribo de las 51.431.000 de vacunas, el Gobierno nacional mantiene negociaciones con la empresa estadounidense Pfizer; con Janssen (compañía de Johnson & Johnson); con el instituto Butantan de San Pablo, que se encarga de la producción de la vacuna china Sinovac Biotech; con la farmacéutica estatal china Sinopharm; y con la farmacéutica estadounidense Moderna.

Con respecto a cómo continuará el cronograma de vacunación, el ministro de Salud dijo que “antes de fin de mes” se comenzará a vacunar a los docentes y precisó que en la “secuencia” de vacunación continuará con los mayores de 60 años y las fuerzas de seguridad. El propio  González García dijo que “en cuestión de horas” la ANMAT habilitara la vacuna para los mayores de 60.

Una vez que esa aprobación surja, el titular de la cartera sanitaria y el presidente Alberto Fernández serán “los primeros” en aplicarse el fármaco que desarrolló el centro ruso Gamaleya para despejar cualquier duda sobre su efectividad o supuestos riesgos.

Un aval clave para ampliar la vacunación

Tal como lo indicaron fuentes oficiales a este diario, el ministro de Salud confirmó que la ANMAT evalúa los informes que el viernes pasado entregó el Fondo Ruso de Inversión Directa. Según los papers rusos, la Sputnik V es segura para su aplicación en menores de 18 años y en mayores de 60, dos grupos etarios que no se incluyeron en las primeras fases de pruebas científicas.

González García planteó que algunas cuestiones que demoran ese proceso son las que tienen que ver con la traducción del ruso al inglés y con los controles que se realizan para confirmar que la medicación cumpla además con los parámetros legales en nuestro sistema sanitario.

El titular de la cartera sanitaria realizó esas declaraciones al participar, en el hospital Alejandro Posadas de la Capital Federal, de la segunda etapa del plan de vacunación que se inició a fines de diciembre con la Sputnik V. Allí y en el resto del país, este martes comenzó a aplicarse la segunda dosis de la medicación rusa.


Por las redes