Dio a luz a su beba y quedó internada en grave estado: su familia apuntó contra el hospital

Hospital Rawson, San Juan.
Hospital Rawson, San Juan.

Ocurrió en San Juan. Actualmente, la mamá primeriza espera un milagro. Según su pareja, los profesionales no descartan una muerte cerebral.

Johana Ramírez, una joven de 20 años, quedó internada en grave estado y con un pronóstico desfavorable luego de dar a luz a su pequeña beba. La familia no dudó en señalar al servicio de Maternidad del Hospital Rawson, San Juan, como el principal responsable de la complicada situación.

Ella empezó con dolores de parto el 17 de octubre. La llevé al hospital y tenía dos centímetros de dilatación y contracciones cada 10 minutos. Le pusieron una buscapina inyectable y me dijeron que la llevara a casa y que volviera cuando las contracciones fueran cada 7 minutos. A los dos días la llevé otra vez, repitieron el procedimiento y nos dijeron que regresáramos cuando las contracciones fueran cada 5 minutos. El jueves fuimos y nos mandaron otra vez a la casa diciendo que teníamos que ir de nuevo cuando fueran cada 3″, expresó Armando Baquel, pareja de la mujer, al Diario de Cuyo.

La joven de 20 años quedó internada en grave estado y con un pronóstico desfavorable.
La joven de 20 años quedó internada en grave estado y con un pronóstico desfavorable.

Finalmente, el día 26 de octubre, nueve días después del inicio de las contracciones, Johana queda internada. Sin embargo, el calvario prosiguió. “Mi mujer es bajita, mide 1.50 metros, es muy delgadita y la obligaron a tener un parto natural con una gorda que pesaba más de cuatro kilos. La tuvieron 16 horas en preparto, la partera le faltó el respeto, le gritó, la obligó a hacer flexiones con las piernas abiertas hacia abajo hasta que reventó en sangre”, agregó el papá de la beba.

Según contó, la joven pasó parte del embarazo con anemia e hipertensión. “Yo hablé con la mujer que la estaba atendiendo y me faltó el respeto. Le pregunté si debía firmarle un papel para que le hicieran cesárea por lo que era estrecha y me dijo ‘no me digás lo que tengo que hacer, yo hago lo que quiero y sino vení y operala vos’”, sostuvo Armando.

Luego del nacimiento de Ambar, tanto la mamá como la beba recibieron el alta. Sin embargo, el papá de la recién nacida notó que algo no andaba bien y decidió trasladar nuevamente e su mujer al Hospital Rawson. “Entró y a la hora le dieron dos paros respiratorios, le hicieron RCP durante 50 minutos. Lograron salvarla y la dejaron en Terapia Intensiva”.

Del relato del hombre se desprende que luego de realizarle unos estudios, a Johana le encontraron “sangre y gasas en la panza, además de un corte en el hígado, por detrás de la columna”. “Eso le provocó una hemorragia. Los médicos de terapia la operaron urgente. Después me llamaron a maternidad, donde me empezaron a interrogar para saber si se había caído o si alguien la había golpeado por el corte que tenía. Nos quieren echar la culpa a nosotros”, señaló.

Actualmente, esta mamá primeriza pasa sus horas internada a la espera de un milagro. Es que según el hombre, los profesionales no descartan una muerte cerebral.

“Si todavía no hice la denuncia es porque no sabemos nombres, no nos dicen quién fue la partera. En el libro de la beba no han puesto nombres, quién hizo el parto, sellos, nada. Vamos a hacer la denuncia, vamos a llevar esto hasta las últimas consecuencias”, concluyó Armando con mucha indignación.

Afortunadamente, la beba se encuentra en buen estado de salud. Se llama Ambar y actualmente está a cargo de una hermana de Johana, que fue mamá hace poco y que incluso la amamanta.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA