lunes 10 de mayo de2021

Sólo suscriptores
Creen que la Covid “eclipsará” al resto de enfermedades respiratorias en invierno
Especialistas aseguran que la vacunación antigripal y los hábitos de higiene y distanciamiento adquiridos han ayudado a bajar la transmisión de otros virus. / Archivo.
Sociedad

Creen que la Covid “eclipsará” al resto de enfermedades respiratorias en invierno

Especialistas afirman que, si bien es la época, aún no circulan pero podrían complicar la situación en plena pandemia. Por qué creen que no habrá muchos casos.

Creen que la Covid “eclipsará” al resto de enfermedades respiratorias en invierno
Especialistas aseguran que la vacunación antigripal y los hábitos de higiene y distanciamiento adquiridos han ayudado a bajar la transmisión de otros virus. / Archivo.
Sólo suscriptores

Con la llegada de las bajas temperaturas uno de los temores es que, durante el invierno, a la circulación de coronavirus se sumen otros virus respiratorios. Tal situación podría, entre otras cosas, implicar más personas enfermas y mayor demanda de un sistema de salud ya sobrecargado por el Covid-19.

A diferencia del invierno anterior, hoy hay una movilidad casi normal y, peor aún, se han relajado los cuidados.

El año pasado se habló de una disminución de la incidencia de enfermedades respiratorias de alrededor de 70% pero se tomaba en cuenta la variable del confinamiento, que atenuó el contacto entre las personas y, por ende, la transferencia de microorganismos.

“Se va a complicar porque nos va a aparecer el otro panel viral con virus sincicial, gripe, infecciones respiratorias invernales que acompañan a los chicos”, dijo a Los Andes la ministra de Salud, Ana María Nadal, el 19 de marzo pasado.

Pero ante ese cuadro, que podría complejizar aún más la situación epidemiológica, hay chances de tener suerte. Los especialistas anticipan que hay altas probabilidades de que haya una baja circulación de otras enfermedades respiratorias. Incluso, aunque en condiciones normales ya estarían circulando, aseguran que se ven muy pocos casos. Es que el Covid-19, como en 2020, es amo y señor.

“Todavía no se han visto otras enfermedades infecciosas importantes, excepto Covid. Sí vemos los procesos alérgicos estacionales correspondientes al otoño pero otros años en esta época ya empezaban a circular”, dijo el doctor Enrique Barimboim, jefe de Neumología del hospital Central.

Factores

Las expectativas de tener un invierno con menos gripe, resfríos y otras patologías por el estilo, al menos tiene sustento. Es lo que se ha visto en el hemisferio Norte, que siempre muestra un anticipo de la temporada y marca un antecedente.

“En el resto del mundo se ha visto mucha menos circulación; no ha habido brotes importantes ni siquiera de gripe”, apuntó el neumonólogo. Explicó que por las condiciones hay menos transmisión entre las personas. “Ese mecanismo el año pasado no se dio y este año es un signo de pregunta, pero parece un ecosistema: cuando hay alguien que predomina, el otro se achica”, consideró Barimboim.

Existía una seria preocupación sobre cómo se iba a comportar el solapamiento de Sars-CoV-2 con otros patógenos respiratorios frecuentes en los meses de invierno. No se podía descartar una situación de ‘tormenta perfecta’ en la que coincidieran Sars-CoV-2 con otros virus, como el de la gripe o el respiratorio sincitial, que causan bronquiolitis y neumonías y son responsables de frecuentes hospitalizaciones y muertes en determinados sectores de la población más vulnerable”, publicaba en febrero BBC Mundo, sobre el final del invierno en el Norte.

“La coincidencia de varios virus respiratorios con el Sars-CoV-2 podría haber causado una carnicería en las personas mayores. La buena noticia es que esta temporada la gripe y otros virus respiratorios han desaparecido, tanto en los meses de junio a agosto en el hemisferio Sur como ahora en el hemisferio Norte”, afirmaba luego el informe.

Al parecer, se trata de una cuestión de territorio dominado. “Los virus ocupan un espacio y desplazan a otros. Esta vez han sido desplazados por el Sars Cov-2. Cuando existen estos periodos pandémicos desplazan a otros y aparecen los dominantes hasta que se toman las medidas de salud pública y entonces vuelven a aparecer los endémicos”, explicó un epidemiólogo.

Detalló que todos tenemos una carga inmunogénica y se han generado anticuerpos. Las cepas de influenza que están circulando son las mismas que otros años; se comportan como endémicas y son las que traen las vacunas.

También hay coincidencia entre los especialistas en señalar el impacto de las medidas de prevención, como la higiene y lavado de manos, distancia y ventilación de ambientes. Estas permiten evitar la transferencia de otros microorganismos entre las personas. De hecho, ocurrió luego de la pandemia de gripe en 2010, que disminuyeron otras patologías, incluso las diarreas en verano, por la incorporación de estos hábitos.

Aunque sabe que no todos las cumplen, Barinboin señaló que estas medidas al menos atenúan las enfermedades de transmisión aérea. “Creo que vamos a tener menos circulación como el año pasado”, afirmó.

Incluso hay quienes se atreven a más y esperan que esta sea incluso menor por el comportamiento cíclico que tienen a veces que alternar temporadas de baja circulación con un posterior repunte. Ya 2019 había sido bajo sin pandemia.

Otro elemento de peso es la vacunación antigripal. Se advierte que al igual que en 2020 se ha buscado fortalecer la campaña y llegar de manera temprana, pero además los médicos aseguran que se ha vacunado más gente por temor. Esto favorece el control de la aparición de gripe, lo cual no es un tema menor. Entre las enfermedades respiratorias, es una de las que más síntomas comparte con el Covid-19 y las hace difícil de diferenciar.

“Según datos del Instituto Malbrán, gracias a la vacuna contra la gripe, casi no hubo cepas circulantes el año pasado a nivel nacional”, apuntó Barimboim.

De todas formas, dijo que los virus respiratorios que circulan entre los niños seguirán circulando, aunque las medidas como la ventilación en las escuelas pueden evitarlo. En los centros de atención pediátrica no se están detectando como otros años.

El especialista también aclaró que el frío no favorece la circulación y explicó que los niños se enferman porque están con las ventanas cerradas y se transmiten entre ellos el adenovirus, influenza y parainfluenza. El virus sincicial respiratorio es uno de los que más preocupa entre los más pequeños pero hay poco.