Comprarán 379.000 hectáreas que serán donadas a la reserva La Payunia

Especialistas consideran que el turismo de naturaleza está creciendo a nivel mundial y la bellísima reserva en el Sur puede ser un atractivo muy fuerte. Foto: Los Andes
Especialistas consideran que el turismo de naturaleza está creciendo a nivel mundial y la bellísima reserva en el Sur puede ser un atractivo muy fuerte. Foto: Los Andes

La fundación Wildlife Conservation Argentina pagará 9,4 millones de dólares a pobladores locales y donará las tierras al Estado para que sean parte del patrimonio natural de Mendoza.

La Provincia firmó un convenio de cooperación con la fundación Wildlife Conservation (WCS) Argentina, que destinará 9,4 millones de dólares para comprar terrenos que pertenecen a pobladores locales de Malargüe, para luego donarlos al Estado y que sean adheridas a la reserva La Payunia para “incrementar la superficie de tierras públicas destinadas a la conservación del patrimonio natural a perpetuidad en la provincia”.

El propio gobernador Rodolfo Suárez fue el encargado de estampar la firma, junto al secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance. El proyecto, que está estipulado a tres años y contempla la compra de 379.000 hectáreas, será financiado por la fundación Wildlife Conservation Society, una organización no gubernamental con sede en el zoológico del Bronx, en la ciudad de Nueva York, que tiene como objetivo conservar los lugares silvestres más grandes del mundo en 14 regiones prioritarias.

En Argentina, la fundación tiene su foco de trabajo en la Patagonia, pero en los últimos años Mendoza se sumó al interés por preservar el patrimonio natural. En diálogo exclusivo con Los Andes, el director de Programas Terrestres de WCS Argentina, Andrés Novaro, manifestó que “La Payunia es una joya a nivel mundial, tiene valores geológicos y de diversidad que son únicos en todo el mundo”. A nivel nacional, agregó que “es una reserva única con respecto al resto en Argentina, donde todo lo que es la estepa está muy poco protegida”.

“Ya era un área que tenía una importante protección de tierras públicas y esto la llevaría por lejos a ser el área de mayor protección de toda la estepa”, apuntó Novaro. De esta manera, “Mendoza haría una contribución muy fuerte a la conservación del patrimonio natural de Argentina”, explicó.

Para el referente de la WCS, la incorporación de tierras de La Payunia a la reserva traerá más de un beneficio: “Por un lado, creemos que esto puede ayudar a conservar el patrimonio de la provincia de Mendoza, tanto el natural como el cultural. Y también creemos que una reserva que tenga mayor estatus de protección puede atraer más actividad turística”. En ese sentido, Novaro destacó que “el turismo de naturaleza está creciendo a nivel mundial, y una reserva bien protegida y conservada puede ser un atractivo muy fuerte”.

“Así, Mendoza haría una contribución muy fuerte a la conservación del patrimonio natural de Argentina y además estaría protegiendo un recurso atractivo para atraer visitantes y brindar nuevas oportunidades para la gente local, con salidas laborales nuevas”, agregó.

El otro componente del proyecto, según expresó un comunicado oficial, es la revisión y actualización del plan de gestión de la reserva, con participación de todos los actores. Por lo que explicó Andrés Novaro, esto quiere decir que en el proyecto trabajarán todas las partes involucradas, como el Gobierno provincial, la fundación WCS, los pobladores locales y demás entidades afines. Por ejemplo, “la institución que tiene que contribuir es Conicet, que por ley tiene un rol de principal asesor del Gobierno de Mendoza”. Por su parte, “los actores locales ya han participado en algunos procesos apuntando a esta teoría, como charlas y talleres”, detalló el director de Programas Terrestres de WCS Argentina.

El proyecto continuará con la revisión y actualización del plan de gestión de la reserva, con la participación de todas las partes. Foto: Gentileza
El proyecto continuará con la revisión y actualización del plan de gestión de la reserva, con la participación de todas las partes. Foto: Gentileza

Es que la Secretaría de Ambiente provincial y la WCS ya vienen realizado gestiones y acciones de conservación conjuntas tendientes a adquirir tierras privadas para su posterior donación a la Provincia. Y al parecer esta fue una de las claves para que la fundación concretara el plan en Mendoza: “Vimos que había avances en La Payunia en los últimos años, trabajando con los propietarios y el Gobierno de Mendoza. Había pobladores que estaban interesados en reconvertir su actividad y así vender sus tierras, entonces ya se había logrado un consenso y las familias se habían beneficiado con esas operaciones. La fundación vio que esto se podía replicar a mayor escala, y ahí fue cuando ofrecimos esta oportunidad y las partes se entusiasmaron. Esto se hace con el consenso absoluto de las familias”, indicó Novaro.

Por último, el referente de la Wildlife Conservation Society en Argentina, resaltó: “Creemos que puede ser una oportunidad muy interesante desde el punto de vista del desarrollo de la región, de Malargüe en general. De verdad creemos que Payunia es una joya, que está poco reconocida a nivel nacional e internacional, y creemos que esto le puede dar un impulso. “Somos optimistas en que el proyecto va a llevar a que La Payunia sea más conocida, que haya más flujo de visitantes, que se desarrolle el turismo rural y ecológico, y eso pueda dar trabajo a más gente. Tenemos todo el compromiso para trabajar para eso”, concluyó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA