Comienza hoy una “ola de calor extremo” en Mendoza y se esperan días con máximas de 38°

Playa del Río Mendoza, en Luján de Cuyo. Uno de los lugares donde los mendocinos escapan del calor. Foto: Orlando Pelichotti  / Los Andes
Playa del Río Mendoza, en Luján de Cuyo. Uno de los lugares donde los mendocinos escapan del calor. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Para hoy se espera que el termómetro llegue a los 36 grados. El fin de semana, la provincia será un “horno”.

Los mendocinos tendremos que soportar una nueva ola de calor extremo, que durará al menos cinco días y donde las máximas llegarán a los 38 grados.

Según el Servicio de Contingencia Climáticas, para hoy jueves se espera una jornada calurosa con nubosidad variable y tormentas aisladas, vientos moderados del noreste. La máxima llegará a los 36 grados y la mínima a los 22.

Mientras que para mañana viernes anticipan un día con cielo algo nublado, vientos leves del este. Máxima: 36ºC Mínima: 20ºC.

A partir de ese día, el termómetro continuará subiendo y se mantendrá en máximas peligrosas.

Sábado: muy caluroso con poca nubosidad, vientos leves del este. Máxima: 37ºC Mínima: 22ºC.

Domingo: Muy caluroso y algo nublado, vientos moderados del noreste. Máxima: 38ºC Mínima: 23ºC.

Lunes: Muy caluroso y algo nublado, vientos moderados del noreste. Máxima: 38ºC Mínima: 24ºC

Consejos para evitar un golpe de calor

El riesgo del calor, a medida que aumentan las temperaturas, es mayor. Por eso es importante identificar a las personas más vulnerables, que son los mayores de 65 años, los niños pequeños, en especial los menores que todavía no tienen la capacidad de demandar líquido y quienes padecen patologías crónicas, como diabetes, hipertensión y enfermedades cardíacas o respiratorias, entre otras.

Con algunas medidas sencillas como beber abundante agua durante todo el día, evitar el ejercicio físico al aire libre en horas de sol intenso y permanecer en lugares frescos, se puede prevenir el golpe de calor, la deshidratación o los trastornos gastrointestinales, entre otros problemas; especialmente en los grupos que presentan mayor riesgo, como bebés y niños, ancianos y personas con enfermedades crónicas.

RECOMENDACIONES

  • Tomar mucha agua durante todo el día.
  • Evitar las comidas abundantes. Consumir alimentos frescos, como frutas y verduras, que hayan sido previamente lavados con agua segura.
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas o muy dulces y las infusiones calientes.
  • Usar ropa suelta, de materiales livianos y colores claros.
  • No realizar ejercicio físico o limitar la actividad o desarrollarla con moderación, y beber mucha agua para mantenerse bien hidratado.
  • Protegerse del sol poniéndose un sombrero.

PARA LACTANTES Y NIÑOS PEQUEÑOS

  • Darles el pecho a los lactantes con más frecuencia.
  • Hacerlos beber agua fresca y segura.
  • Trasladarlos a lugares frescos y ventilados.
  • Ducharlos o mojarles el cuerpo con agua fresca.

EN EL CASO DE LOS ADULTOS MAYORES Y PERSONAS CON ENFERMEDADES CRÓNICAS:

  • Tomar abundante líquido, en especial agua, al menos 2 litros diarios y con frecuencia, aunque no sienta sed.
  • Evitar salir a la calle en las horas más calurosas del día.
  • Cubrirse la cabeza con un sombrero o gorra y vestirse con ropa ligera, de colores claros.
  • Usar anteojos para protegerse del sol.
  • En caso de tener que salir a la calle, caminar en lo posible por la sombra.
  • En lo posible, darse un baño diario, preferentemente en forma de ducha o bien refrescarse con paños húmedos.
  • Es importante una buena nutrición: aumentar el consumo de frutas y verduras frescas (por lo menos cinco entre ambas por día).
  • Comer las cuatro comidas, no saltearse ninguna.
  • Evitar el alcohol, las bebidas con cafeína y las comidas calientes.
  • Dentro de la casa, quedarse en la sala más fresca.
  • En caso de no sentirse bien por el calor, pedir ayuda. Y si además aparecen síntomas como dolor de cabeza, dolor abdominal, náuseas, vómitos o mareos, consultar con urgencia al médico.
  • En caso de vivir solo, tratar de mantenerse en contacto con alguien cercano.

CUIDADOS FRENTE A LA EXPOSICIÓN SOLAR

  • Evitar exponerse al sol entre las 10 y las 17.
  • Protegerse en lugares a la sombra.
  • Cubrirse con ropas, sombreros y anteojos de sol.
  • Los colores oscuros y las telas de trama cerrada impiden mayor paso de rayos UV, pero suelen ser calurosas. En verano se recomienda el uso decolores claros y prendas holgadas.
  • Utilizar protector solar de más de 30 FPS (Factor de Protección Solar).
  • Proteger especialmente a los niños del sol. Los bebés menores de 1 año deben evitar completamente la exposición. Los niños mayores de un año, deben recibir mucha atención ya que realizan numerosas actividades al aire libre y tienen la piel más sensible que los adultos.

ANTE LA APARICIÓN DE SÍNTOMAS

Si una persona siente mareos o se desvanece, se la debe acostar en un lugar fresco, bajo techo. Se le puede ofrecer una bebida rehidratante, pero nunca infusiones calientes ni muy dulces, y se le puede colocar agua fría en las muñecas para aliviarla.

Otros síntomas de alerta son: dolor de cabeza, sensación de fatiga, sed intensa, náuseas y vómitos, calambres musculares, convulsiones, sudoración –que cesa repentinamente–, somnolencia y respiración alterada. Frente a ellos, es fundamental concurrir rápidamente a la consulta médica en el centro de salud más cercano.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA