miércoles 20 de enero de 2021

Los médicos mendocinos se manifestaron en contra del aborto
Sociedad

Aborto: médicos mendocinos dicen que prefieren “ir a la cárcel” antes que practicarlo

La médica Ana Sassu, que integran un colectivo de profesionales de la salud, dijo que la normativa, en caso de ser aprobada, sería inconstitucional.

Los médicos mendocinos se manifestaron en contra del aborto

Ana Sassu, médica dermatóloga que ejerce en el sector privado, pertenece a ese grupo de profesionales que se encuentran preocupados por lo que pueda ocurrir si se aprueba la normativa, ya que no están de acuerdo con la misma.

“Esto va mas allá de la especialidad, porque el proyecto de ley lo que dice es que cualquier profesional de la salud, de cualquier especialidad que sea, si una mujer se presenta solicitando un aborto, tiene que hacerlo o derivarla. De esta manera sos cómplice necesario de un asesinato”, explica.

La profesional resta peso, de esta manera, a una de las últimas modificaciones aprobadas del proyecto, que prevé la objeción de conciencia de profesionales y efectores que no deseen practicar la interrupción del embarazo, derivando a la persona embarazada.

Es que considera que, aunque exista una normativa aprobada por el Congreso, la misma “sería ilegal porque va contra Constitución Nacional”.

Además, la dermatóloga apela al juramento hipocrático como otra razón por la que se oponen a la práctica. “Nosotros juramos, cuando entramos a la comunidad médica, cuidar la vida y si estamos a favor del aborto lo estamos violando”, remarca.

El grupo de profesionales del que forma parte Sassu ha presentado una carta con las firmas de más de 1.000 médicos mendocinos. “Somos mayoría”, asegura.

La especialista reconoce que preferiría “ir a la cárcel antes que practicarlo o ser cómplice derivando a la mujer” porque “esto va en contra de todo principio ético y moral”.

Un fragmento de la carta contra el aborto que firmaron más de 1.000 médicos de Mendoza.

Con respecto a los casos no punibles ya previstos en el Artículo 86 del Código Penal de la Nación, “son casos muy puntuales, pero este proyecto permite que se practiquen hasta el noveno mes, es una aberración absoluta, es una falacia cómo está presentado”.

Respecto a si intervendría a una mujer que solicitare la interrupción estando enmarcada en los supuestos previstos en dicho artículo, es decir siendo víctima de una violación o estando en riesgo su vida o salud, indica que “si el riesgo es tal que van a morir los dos, hay que darle a la familia la posibilidad de decidir”.


Por las redes