domingo 17 de enero de 2021

Kimberley Eccles (23) tiene cáncer y le avisaron por Zoom: pasó meses sin tratamiento por el Covid-19 - The Sun
Por las redes

Tiene 23 años, le cancelaron tres turnos por el Covid-19 y le avisaron por Zoom que padece cáncer terminal

La joven, que es mamá de una niña de 7 años, acumula varios meses de agonía por un tumor en la cara. Sin embargo, sus citas con el médico fueron reprogramadas por el protocolo de la pandemia.

Kimberley Eccles (23) tiene cáncer y le avisaron por Zoom: pasó meses sin tratamiento por el Covid-19 - The Sun

Una mujer inglesa de 23 años recibió vía Zoom un diagnóstico terminal sobre su salud: tiene un tumor maligno llamado rabdomiosarcoma en la cara y le han dado seis meses de vida. La joven siempre estuvo preocupada por su salud, pero no pudo ser tratada a tiempo porque le habían cancelado tres turnos médicos debido al protocolo que rige por la pandemia de Covid-19.

La protagonista de esta historia es Kimberley Eccles (23), quien tiene una pequeña hija llamada Maya (7) y se desempeña como cuidadora de niños en un hogar.

Mi corazón está roto, solo tengo 23 años y una hermosa hija que me necesita. Pero se me ha dado 1% de posibilidades de sobrevivir y me han dicho que me quedan alrededor de seis meses de vida”, contó la mujer al diario británico The Sun.

“Estoy tratando de ser valiente para no molestar a Maya, pero no puedo soportar la idea de dejarla y nunca verla crecer. Tenía a mi hija en casa cuando atendí la videollamada y estaba tan sorprendida que no podía hablar”, relató la mujer.

La joven está en pareja con Darren y tiene una hija de 7 años llamada Maya - The Sun

Como si se tratara de un simple trámite, a Kimberley le avisaron semanas atrás a través de Zoom que tiene rabdomiosarcoma , un cáncer muy agresivo que es extremadamente raro en adultos.

En junio de 2019, ella pensó que solamente lo que tenía en su rostro era una úlcera en la boca. Incluso, al principio, el problema fue diagnosticado erróneamente como una glándula salival bloqueada. Para febrero, el bulto se había convertido en un doloroso tumor del tamaño de una pelota de tenis. Preocupada, Kimberley pidió una consulta médica, una biopsia y una resonancia magnética.

No obstante, estas tres citas quedaron suspendidas por el inicio de la cuarentena estricta en Reino Unido, así que Kimberley no pudo completar sus consultas a tiempo.

"Se me ha dado 1% de posibilidades de sobrevivir", lamentó la joven madre. - The Sun

Después de que le avisaran tarde del cáncer que padece, la joven mamá tiene programada para el próximo lunes una operación de, al menos, 12 horas en el Centro Oncológico Clatterbridge de Wirral. Le extirparán el tumor, junto con toda la mejilla izquierda y la mandíbula. Los cirujanos esperan reconstruir su rostro usando hueso y tejido de su espalda.

“No quiero escribir una lista de deseos, quiero estar cerca para ver crecer a mi niña, casarme con el hombre de mis sueños y vivir una vida saludable”, dijo Kimberley, angustiada porque las posibilidades de superar esta patología son escasas.

“Mi tumor es agresivo. Una vez que se disemine, será completamente incurable. El médico lo describió como una bomba de tiempo. Una vez que estalle, no hay vuelta atrás”, lamentó la mujer.

Si la operación sale bien, Kimberley deberá cruzar el océano Atlántico y viajar a Estados Unidos para recibir tratamientos que no están disponibles en el Reino Unido. En tanto, familiares y amigos comenzaron una recaudación de dinero vía online.