viernes 14 de mayo de2021

Superfetación: la historia de una mujer que quedó embarazada de otro hijo mientras estaba... embarazada
La historia de una mujer que quedó embarazada de otro hijo mientras estaba... embarazada - Instagram @roberts.supertwins
Por las redes

Superfetación: la historia de una mujer que quedó embarazada de otro hijo mientras estaba... embarazada

El caso es muy poco frecuente en el mundo. “Me dijeron que había una diferencia de tamaño de tres semanas entre los dos bebés que los médicos no podían entender”, contó la mamá.

Superfetación: la historia de una mujer que quedó embarazada de otro hijo mientras estaba... embarazada
La historia de una mujer que quedó embarazada de otro hijo mientras estaba... embarazada - Instagram @roberts.supertwins

Una mujer inglesa de 39 años es protagonista de una historia con un rótulo bastante inusual en el mundo: superfetación. En pocas palabras, ella quedó embarazada ya estándolo de otro bebé, dando a luz -finalmente- a dos hijos al mismo tiempo, pero con distintos periodos.

Rebecca Roberts y su pareja, Rhys Weaver, intentaron durante varios años tener su primer hijo juntos. Ambos se emocionaron en 2020 cuando se enteró de que la mujer, después de recibir medicamentos para la fertilidad, había logrado quedar embarazada.

Sin embargo, cuando Rebecca tuvo su tercer ultrasonido a las 12 semanas de embarazo, su emoción se transformó en shock cuando los médicos descubrieron un segundo bebé. “Fue realmente impactante que me dijeran que había dos bebés en lugar de uno”, dijo la mujer oriunda de Wiltshire (Inglaterra) al programa estadounidense “Good Morning America“ (ABC).

“Me dijeron que había una diferencia de tamaño de tres semanas entre los dos bebés que los médicos no podían entender”, contó Rebecca.

Los médicos tuvieron problemas para comprender lo que estaba sucediendo con el embarazo de Rebecca, debido a que es un suceso tan raro que se han reportado en apenas diez casos en todo el mundo desde 2008.

Rebecca Roberts junto a sus dos hijos - Instagram @roberts.supertwins

A la mujer de 39 años que vive en Inglaterra le tuvieron que practicar una cesárea a las 33 semanas de embarazo, debido a que uno de los fetos tuvo un problema con el cordón umbilical que le impidió crecer adecuadamente.

Finalmente, los hijos de Rebecca y Rhys, bautizados como Noah y Rosalie, nacieron el mismo día, el 17 de septiembre de 2020, pero fueron concebidos con tres semanas de diferencia. Ambos niños estuvieron en la unidad de cuidados intensivos neonatales debido a la condición prematura.

Recién para la cena de Navidad pudieron estar todos juntos en el hogar, sanos y sin ninguna complicación.

En la cuenta de Instagram (@roberts.supertwins) Rebecca Roberts comparte el día a día de su vida con Noah y Rosalie, relatando anécdotas de su extraña y poco común historia.

¿Qué es una superfetación?

Un caso de superfetación se produce al concebirse un segundo bebé estando ya embarazada y es una condición muy rara en el mundo.

“Los médicos se dieron cuenta de que el bebé estaba creciendo a un ritmo constante de tres semanas menos que el primero, y fue entonces cuando me dijeron que creían que era un embarazo de superfetación. No podía creer que me hubiera pasado. Pero pasó y es encantador. Es como ganar la lotería”, manifestó Rebecca.

El médico especialista en Ginecología y Obstetricia, Javier Sapir, explicó en TN.com.ar que “podría deberse a un fenómeno poco común en humanos, que consiste en la formación de un feto con otro todavía presente en el útero. Más concretamente, el fenómeno se produce cuando son liberados los óvulos procedentes de ciclos menstruales distintos, contra lo que ocurre normalmente con los gemelos heterocigóticos, en cuya formación son expulsados diversos óvulos en un sólo ciclo. Aunque es frecuente en animales, no lo es en humanos y da como resultado un embarazo doble o múltiple de fetos con gran diferencia en su desarrollo gestacional”.

“Lo normal es que cuando una mujer se embaraza, su organismo bloquee los ovarios para que éstos no liberen más óvulos. De esta manera, al no liberarse, éstos no podrán ser fecundados y no se producirá un nuevo embarazo. Cuando no tiene lugar ese bloqueo, se libera un nuevo óvulo, existiendo posibilidades de que éste sea fecundado. Al producirse, es cuando tiene lugar la superfetación”, añadió el profesional.

También podés leer:

A 25 años de las “hamburguejas al vapor”: cinco curiosidades de un clásico de Los Simpson

¿Qué animal es Goofy? El personaje de Disney puede no ser lo que creías y aquí las razones

Cómo es “el glaciar del juicio final” de la Antártida y por qué esta amenaza preocupa a los científicos