Amber Heard podría ir presa hasta 14 años por una causa de tráfico de perros

Amber Heard enfrenta una vieja causa que puede reabrirse
Amber Heard enfrenta una vieja causa que puede reabrirse

La actriz enfrenta una vieja causa que podría reabrirse en Australia, luego de perder el juicio contra Johnny Depp.

La actriz Amber Heard podría ir presa en Australia hasta 14 años por una vieja causa que estaba cerrada. Tras perder el juicio por difamación que le hizo Johnny Depp, con una deuda de 8 millones de dólares, la actriz enfrenta ahora la posibilidad de la reapertura de un caso por tráfico de perros.

Según el medio ET Online, esta causa por tráfico de perros en Australia podría reabrirse en las próximas semanas, ya que las autoridades públicas de dicho país pidieron una nueva investigación.

Un vocero del Departamento de Agricultura, Agua y Medio Ambiente de Australia declaró a ET Online que Amber Heard sigue siendo investigada por el proceso que le iniciaron en 2015. En ese año, recién casada con Johnny Depp, Amber viajó a Australia junto a dos de sus mascotas, sin declararlos, entonces se la denunció por importación ilegal.

Amber Heard y johnny depp
Amber Heard y johnny depp

El año pasado, otro vocero del Departamento había adelantado a E! News que estaban revisando el expediente. “El Departamento está tratando de obtener declaraciones de testigos y, una vez obtenidas, el Director de la Fiscalía Pública de la Commonwealth considerará si la evidencia es suficiente para justificar la prosecución del asunto”, señaló.

Cómo fue el tráfico ilegal de perros que se le acusa a Amber Heard

Recién casados, Johnny Depp y Amber Heard viajaron a Australia porque el actor debía grabar algunas escenas para una de las secuelas de Piratas del Caribe. Amber llevó al viaje sus dos Yorkshire Terriers, Boo Pistol. Ninguno de los perros pasó por la Aduana ni cumplió con la cuarentena de 10 días que solicitaba el Gobierno.

Johnny Depp y Amber Heard, cuando eran matrimonio
Johnny Depp y Amber Heard, cuando eran matrimonio

Cuando las autoridades sanitarias se enteraron de la situación, amenazaron con sacrificar a las mascotas. La pareja decidió volver instantáneamente a los Estados Unidos en un jet privado.

Entonces, la actriz se declaró culpable de falsificar documentos de viaje, para evitar así una posible sentencia, y de esta forma, la causa se cerró. En 2016, cuando estaban todavía casados, se disculparon en un video y reconocieron que lamentaban no haber seguido las reglas para declarar a sus perros.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA