miércoles 24 de febrero de 2021

Sólo suscriptores
Variante Palmira. Gentileza Vialidad Nacional
Política

¿Variante Palmira o San Roque? El PJ mendocino le cambió el nombre a una obra que inició Macri

Desde la gestión Cornejo se la llama Variante Palmira y la construye Vialidad Nacional. Ahora, con el cambio de gobierno, el peronismo comenzó a denominarla Variante San Roque, “mudándola” de San Martín a Maipú.

Variante Palmira. Gentileza Vialidad Nacional
Sólo suscriptores

La Provincia y la Nación siguen adelante con la obra más importante en términos viales de este 2021, la conocida Variante Palmira. Con la crisis económica que ha azotado a nivel nacional por la pandemia del coronavirus, lo primero que se ha visto afectado son las obras públicas, cuyos porcentajes han sido negativos en este 2020, si se compara con el año 2019.

No obstante, y a falta de obras, ha sido curioso lo que ha ocurrido con la variante que unirá la ruta 7 en el Este con Agrelo, a lo largo de más de 30 kilómetros. Desde el peronismo han iniciado una movida para “militar” la obra que incluye el cambio de su nombre. En vez de Variante Palmira (en San Martín, donde gobierna el radicalismo), la llaman Variante San Roque (que está en Maipú, gobernado por el PJ).

Desde este último municipio se difundió en redes sociales un video en el cual se lo ve al intendente Matías Stevanato recorriendo la obra, que tiene en este momento más de 500 operarios trabajando.

“Junto al Gobierno Nacional, seguimos potenciando la obra pública como eje central para motorizar la economía, generar puestos de trabajo e integrar federalmente a la Argentina”, sostiene el mensaje de Maipú.

Lo interesante es que no le llama Variante Palmira-Agrelo, como se la conoce desde su inicio, sino que se refieren a la “Variante San Roque-Ruta 40”.

Si hay algo que es cierto es que la obra no comienza en Palmira, ya que el desvío comienza del lado sur del río Mendoza, por lo que es jurisdicción de Maipú, en el distrito de San Roque.

Variante Palmira. Gentileza Vialidad Nacional

En una entrevista con Los Andes en diciembre pasado, el jefe de Distrito de Vialidad Nacional, Guillermo Amstutz, ya hablaba sobre la “Variante San Roque”.

“Se va a poner contento el intendente de Maipú, es la variante San Roque. Es la verdad porque en ningún momento pasa por San Martín la obra. Pasa que es mucho más grande Palmira que San Roque”, comentó Amstutz en aquel momento.

Qué dicen en el Gobierno radical

Por parte del radicalismo, por lo bajo criticaron al PJ al indicar que “cuando perdieron la elección en San Martín aparecieron con ese cambio del nombre”, en referencia a los comicios del 2019 en los que Raúl Rufeil le ganó la intendencia a Jorge Giménez. “Antes no decían nada de la Variante Palmira, porque gobernaban ellos en San Martín”, agregaron.

Sin embargo, consultados por este diario, funcionarios de la actual gestión provincial le bajaron el tono al asunto.

En la conferencia de prensa de ayer al mediodía en San Martín, Rufeil indicó que en estos momentos los argentinos “tenemos que dejar los nombres e individualidades y los sectarismos, y en este momento tan crítico pensar en el bien común. Y no pasa por defender un partido político, sino las causas de bien. La Variante nos va a servir a todos los mendocinos no pasa por un nombre”.

Por su parte, Mario Isgró, ministro de Infraestructura, sostuvo entre risas que “nadie se tiene que hacer ilusiones” ya que la “Variante”, una vez que finalice la obra, será la ruta nacional 7, mientras que la que conocemos hoy como ruta 7, desde el nudo vial en el microcentro hasta el límite con Palmira, será ruta provincial.

“Habrá que ver qué número tendrá la ruta provincial, esa es la que está en juego”, bromeó el ministro de Rodolfo Suárez.

A paso rápido

Al margen del pequeño culebrón, la obra avanza rápidamente, luego de la reactivación que le dio el gobierno nacional tras el “relanzamiento” que realizó Alberto Fernández en agosto del 2020.

Según datos de Vialidad Nacional, el porcentaje de avance es del 47,8%, y están trabajando 510 operarios.

Los trabajos se concentran en varios frentes, como el llenando el tablero central del puente sobre la ruta 7; mientras que también continúan los desmontes y nivelación del terreno en algunos tramos de la obra.

El camino entre la ruta 7 a la altura de San Roque y Agrelo son 36,5 kilómetros y la inversión total será de $ 5.962 millones. Tal como informó la Nación, la obra beneficiará a 70.000 usuarios y “permitirá separar el tránsito particular del transporte de carga que circula desde y hacia Chile a través del Paso Internacional Cristo Redentor. Además, suma una nueva conexión con la Ruta Nacional 40 en lo que se conoce como Ruta del Vino”.