Paso clave para la “despapelización” total de la Justicia mendocina

Dalmiro Garay presidente de la Suprema Corte de Justicia.
Dalmiro Garay presidente de la Suprema Corte de Justicia.

Desde hoy todos los expedientes que se inicien tanto en los fueros de familia, civil, laboral y penal serán 100% electrónicos. Afirman que brindará más agilidad, transparencia, seguridad y sustentabilidad al sistema judicial.

El Poder Judicial de Mendoza vive hoy un momento bisagra en su proceso de modernización. A partir de hoy todas las causas judiciales y trámites administrativos se realizará a través de expedientes electrónicos, lo que implica la despapelización total de la justicia mendocina.

Esta innovación abarcará a todos los fueros, el de familia, el civil, el laboral y el penal y alcanzará al 90% de los juzgados de toda la provincia, por el momento. Desde la cúpula del sistema judicial provincial aseguran que este nuevo modelo brindará mayor agilidad, transparencia, seguridad y sustentabilidad a los procesos, sumado al significativo ahorro en el gasto destinado a papel.

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, Dalmiro Garay, explicó en diálogo con Los Andes que el objetivo planteado era profundizar el avance de la gestión electrónica documental del Poder Judicial, para que las distintas tareas vinculadas a lo judicial y a lo administrativo se realizaran de manera digital, prescindiendo del papel para la tramitación de causas y trámites.

“Desde este lunes en casi todos los tribunales de la provincia el abogado no solamente va a presentar los escritos electrónicamente, como venía haciendo hasta ahora, sino que el expediente va a ser por completo electrónico”, manifestó el magistrado. Destacó que el 90% de las dependencias judiciales aplicarán este cambio de paradigma y aclaró que por el momento solo quedarán afuera los Juzgados de Paz y algunos juzgados civiles de Malargüe.

En cuanto a los expedientes que ya están en marcha y que se iniciaron en papel, indicó que todas las nuevas fases se realizarán de forma electrónica. Para lograr esto se han adquirido escáneres y se ha autorizado a los jueces a digitalizar todos los expedientes, tarea que ya ha llegado a un 80%.

Garay subrayó que la despapelización definitiva dependerá del tiempo que demore terminar los expedientes que hoy están iniciados en papel. “Calculo que en un año y medio o dos toda la gestión va a ser electrónica y ya no va a haber papel prácticamente”, aseguró.

El juez de la Corte reconoce que las restricciones sanitarias durante los meses de cuarentena por la pandemia de coronavirus sirvieron de aproximación a este modelo. En ese momento se creó la Mesa de Entradas de Escritos Digitales (MEED), porque si bien los tribunales estaban funcionando, los abogados no podían circular y esto brindó una suerte de entrenamiento para la utilización del sistema electrónico.

“Hubo muchas críticas de los abogados pero eso cambió porque se vio que se podía litigar electrónicamente, no solo con la presentación de escritos y demandas sino también con la realización audiencias, empezamos haciendo algunas simples por vía remota y terminamos haciendo audiencias complejas”, dijo el ministro y resaltó que ya se han llegado a desarrollar audiencias con testigos en todos los fueros.

Desde el Poder Judicial informaron que 1.511.193 ingresaron de manera digital al sistema MEED desde el comienzo de la pandemia. Agregaron que siguió funcionando en todos los fueros, salvo en el del Familia que ya se utiliza por completo la plataforma IURIX On-Line HTML-5, el sistema que implementará desde este lunes para los fueros Civil y Laboral, mientras que para el Penal se implementará uno específico llamado LED.

Ventajas y beneficios

El presidente del máximo tribunal provincial aseguró que el sistema de gestión electrónica documental tiene muchos beneficios e hizo hincapié en que el primero es la agilidad, por el ahorro de tiempo que significa para los abogados no tener que ir a tribunales y esperar a que se cumpla todo el proceso de ingreso de los escritos. “El otro es la transparencia porque todo está a la vista; el tercer punto es la seguridad, porque ya no se puede perder ese expediente; y el cuarto punto es la sustentabilidad que está vinculado a la gobernanza digital que permite estos desarrollos”, completó Garay.

Desde la justicia mendocina subrayan que la seguridad está garantizada por un sistema de “blockchain” y se podrá seguir la trazabilidad de los escritos y decisiones judiciales. Asimismo, se evitarán los problemas y demoras por los traslados físicos de las demandas, ya que se logró convertir al expediente en un código QR, que permite el acceso a través de el celular o una computadora.

Es un cambio tecnológico importante y hemos hecho una inversión importante también. Estamos recibiendo 450 computadoras nuevas para aplicarlas al sistema y hemos renovado una licitación de puntos de internet por casi un millón de dólares para tres años”, advierte Garay.

En este sentido, en el último tiempo se puso en marcha la utilización del IURIX, un sistema informático específicamente desarrollado para asistir en forma integral a la gestión de causas judiciales y cuya contratación involucra a los fueros Civil, Laboral y de Familia. En tanto, el magistrado explicó que para el fuero Penal han desarrollado una plataforma propia. “Nuestros técnicos han desarrollado un sistema nativo, que es el LED, y hoy lo tenemos aplicado para toda gestión penal y va a acompañar el Polo Judicial Penal que vamos a inaugurar en septiembre”, indicó y aclaró que se modeló específicamente para la gestión de audiencias de oralidad.

Fuerte ahorro económico

Según comunicaron desde la Suprema Corte, este salto definitivo a la era digital implicará un ahorro de alrededor de unos $20 millones en papel y tóneres de tinta para impresión.

Detallaron que en resmas de hojas en un año común, como fue el 2019, se gastaron $12.565.960 pesos y que gracias al expediente electrónico calculan que se ahorrará el 75%, es decir unos $9.424.470. En tanto que para el mismo año se invirtieron en cartuchos nuevos y reciclados un total de $14.660.182, de los cuales esperan economizar unos $11 millones. Una aclaración: son datos de 2019, por lo que habría que actualizarlos a precios de resmas y toners de 2021.

No obstante, también se espera que esta innovación tenga un impacto en cuanto a las tareas que realizan los empleados judiciales, ya que hoy por hoy hay ordenanzas que se encargan del traslado de expedientes de un sitio a otro y ahora deberán cumplir otras función.

Además, en los tribunales de gestión asociada una mesa de entradas tiene entre 12 o 15 auxiliares que recibían los escritos de abogados, los atendían, aportaban el expediente físico, lo sellaban y cosían el expediente. Desde esta semana se ingresa de forma digital al expediente, lo que lleva a reorganizar las tareas de esos empleados.

Una transición difícil

Pese a lo positivo de este cambio de paradigma, el presidente de la Suprema Corte advierte que esperan que haya algunos inconvenientes en la implementación, pero es optimista respeto al resultado final. “Sé que todo este año va a crujir el sistema. Va a crujir internamente y va a crujir con los abogados. Entiendo a los abogados, yo litigué durante 10 años, pero el sistema va a funcionar y a la larga van a estar contentos”, afirma Garay.

“Es una transformación completa. Esto lo vamos a acompañar con un nuevo portal web que lanzamos dentro de un mes, pensando en el ciudadano pero también en el profesional. La idea es terminar este año con mucha innovación tecnológica y la más medular es el expediente electrónico. Sé que va a haber problemas, que vamos a tener algunos inconvenientes pero asumimos que cualquier proceso contracultural nos lleva a estos desafíos que valen la pena”, concluyó.

En septiembre se inaugura el Polo Judicial

Otra de las transformaciones significativas de la justicia mendocina que se avecina es la puesta en funcionamiento del Polo Judicial Penal que, tras varias postergaciones, finalmente se inauguraría en septiembre.

Durante la última semana los siete ministros de la Corte y el procurador Alejandro Gullé recorrieron las instalaciones de los cuatro edificios que se ubicarán sobre la calle Plantamura, en las inmediaciones de los penales de Boulogne Sur Mer y San Felipe.

Ya comenzó la instalación del mobiliario y durante agosto estarán yendo los empleados para trabajar desde allí en las próximas semanas.

La obra comenzó a construirse durante la gestión de Alfredo Cornejo y está previsto que funcione todo el sistema penal de la Primera Circunscripción Judicial (Gran Mendoza). Cuenta con 25 salas de audiencias, 4 de ellas preparadas específicamente para el desarrollo de juicios por jurados.

Además de un nuevo edificio para la Suprema Corte de Justicia, la obra prevé otro para el Ministerio Público Fiscal y un tercero denominado Estación Transitoria de Detenidos y Aprehendidos (Estrada). A su vez se construyó un “presoducto”, un pasaje subterráneo que conectará se conectará con las dos penitenciarías para trasladar a los detenidos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA