Para agilizar causas atrasadas, 14 jueces realizarán audiencias simultáneas en el fuero penal

El juez Valerio impulsa el “trabajo en bloque” para motorizar la actividad que se vio fuertemente resentida durante el paro de mayo. En el fuero de Familia apuntan a normalizar el servicio antes de la feria.

Para agilizar causas atrasadas, 14 jueces realizarán audiencias simultáneas en el fuero penal

En medio de la conciliación obligatoria que apunta a solucionar el conflicto gremial en la Justicia, el fuero penal colegiado elabora estrategias para reponer su actividad atrasada lo más rápido posible. Por esto, pondrán en marcha desde esta semana el “trabajo en bloque” para agilizar las causas pendientes, con 14 jueces realizando audiencias de forma simultánea en la primera franja horaria de la jornada.

El juez supremo que coordina este fuero es el doctor José Valerio. En contacto con Los Andes, afirmó que la resolución está pronta a publicarse y apunta a solucionar de forma dinámica las audiencias que se fueron acumulando durante el paro del mes pasado.

Vale decir que entre el miércoles 22 hasta el viernes 31 de mayo se decidió suspender gran parte de las audiencias y darle prioridad a las de carácter urgente, sobre personas detenidas o prontas a recuperar la libertad. Es que el acatamiento al paro llegó a un 70% en ese fuero y resintió muy fuerte la actividad. De un total de 1147 audiencias fijadas entre el 30 de abril al 21 de mayo, solo se concretaron 413, es decir el 29%.

En ese contexto, el juez Valerio asegura que el paro colapsó el sistema de nuevo, que ya venía complicado desde hace dos años, tras la pandemia. “Estamos tratando de solucionar lo más prontamente posible el tema de la agenda”, dijo en un principio el supremo, aunque no pudo certificar si antes de la feria judicial de julio (comienza el 8 de ese mes) se podrá llegar a cierta normalidad.

El ministro de la Suprema Corte de Justicia, José Valerio

Foto: Mariana Villa / Los Andes
El ministro de la Suprema Corte de Justicia, José Valerio Foto: Mariana Villa / Los Andes

El supremo explicó que la estrategia para salir de ese embudo, será poner en marcha un mecanismo de gestión que venían analizando desde hace rato, para acabar con los “tiempos muertos”. Desde el vamos, explica que cuando el Ministerio Público Fiscal requiere una audiencia -del carácter que sea- para motorizar una causa, se producen demoras en la coordinación entre los días libres que tengan un fiscal y un juez.

Entonces se “salpica” el calendario y se le “dedica mucho tiempo” solamente a fijarlas. “A veces son dos o tres horas” este trámite, admitió y sostuvo que se terminan programando para 15 o 20 días después y “hay que hacerlo más prontamente”.

Por eso, en la Primera Circunscripción, que es dónde se produjo el colapso mayor de causas, buscarán resolver las audiencias urgentes en bloque. “Vamos a juntar las causas y a buscar que las haga un solo juez. Entonces no tenemos que andar salpicando” el cronograma, dijo.

Entonces, a un bloque de 5 o de 10 causas, les asignamos dos horas seguidas y en ese horario tienen que venir los fiscales y los defensores. Con esto evitamos los tiempos muertos”, comentó.

“Muchas veces se fija una audiencia y está prevista a un horario, pero el fiscal viene de otra audiencia y el inicio se demora 15 minutos y después termina otros 15 minutos más tarde. Hay que ir optimizando los tiempos, los recursos humanos y los materiales, todo”, explicó.

Poder Judicial de Mendoza, Fuero Penal Colegiado. 
Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Poder Judicial de Mendoza, Fuero Penal Colegiado. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

De este modo, con una franja horaria que resta confirmarse pero sería de 8 a 10 de la mañana, los jueces le darán prioridad a “las audiencias que son más urgentes” como por ejemplo, detenidos que llegan con prisión preventiva, controles o ceses de la misma.

Al tener horarios en la mañana, ya los jueces hacen esas audiencias con prioridad a todas las demás. Entonces no hay que buscar a ver para cuándo puede realizarse, sino que se ponen lo más rápidamente posible. Es una forma de gestión distinta”, indicó.

Valerio manifestó que el plan consiste en que “cuatro días a la semana, trabajen aproximadamente 14 jueces, haciendo audiencias de forma simultánea”. Y señaló que no pueden ponerle a cada juzgado la misma unidad fiscal, por lo que se turnarán entre los dos. Por ejemplo, el lunes se tratarán los casos de Robos y Hurtos en el Juzgado Penal Colegiado N° 1 y el martes los tomará el N° 2. La resolución se publicará en el transcurso de esta semana entrante, indicó el juez.

Qué sucede en el otro fuero afectado

El Fuero de Familia también sufrió un alto acatamiento de funcionarios y empleados judiciales a la medida de fuerza, con más del 40% de adhesión en algunos días. De todos modos, la actividad se mantuvo con normalidad en los casos de violencia familiar, sostuvo la ministra coordinadora María Teresa Day a este diario.

Si bien la jueza no pudo aportar números concretos sobre el retraso de la actividad, informó que hay “departamentos más comprometidos como Godoy Cruz o Maipú, mientras que las circunscripciones no”.

También, confirmó que se atendió de forma normal todas las solicitudes por violencia familiar y los atrasos en civil apuntan a resolverse antes del 5 de julio. “El atraso en Familia tiene que ver con lo civil, estamos trabajando para resolverlo antes de la feria”, sostuvo de forma escueta.

Juzgado de familia y minoridad
Foto: Mariana Villa / Los Andes
Juzgado de familia y minoridad Foto: Mariana Villa / Los Andes

Medida para evitar nulidades

Fuentes oficiales aportaron que en la provincia, a nivel general se desarrolló un 40,87% de las 2,648 audiencias fijadas, desde el 30 de abril al 21 de mayo. Esto implicó que distintos jueces de los fueros civil y penal, como también la Asociación de Magistrados y el Colegio de Abogados, solicitaran ante la Suprema Corte de Justicia tomar una medida para evitar que se caigan los debates por las audiencias que no pudieron realizarse.

De esta forma, a través de la Acordada N° 31.583 publicada el 5 de junio, la Corte resolvió suspender los plazos procesales para todos los juzgados y tribunales de las cuatro circunscripciones judiciales respecto a las jornadas del 7 al 29 de mayo (se incluyó también el 30 de abril), “sin perjuicio de la validez de los actos regularmente cumplidos”.

El motivo es evitar que se declare la nulidad de un debate por haber cumplido un plazo de 15 días hábiles (en el caso del fuero penal) para realizar una nueva audiencia, por la suspensión que se llevó adelante durante el paro. De esta manera se debería reprogramar todo desde el inicio, lo que sería un “trastorno”, indicó una fuente judicial.

La preocupación del Colegio de Abogados

El presidente del Colegio de Abogados, Sergio Molina, indicó que la labor de los letrados particulares se vio afectada principalmente en el fuero penal y el de familia, pero de “manera importante” también en el Civil y el Laboral.

“Tal vez importa o se siente más en el fuero penal y en el fuero familia, porque son las partes más sensibles y las demoras pueden llegar a traer problemas muy serios, pero en realidad esta es una situación que se ha visto reflejada en todo el ámbito judicial”, dijo.

Molina indicó que, con la conciliación obligatoria en marcha, la atención “empezó medianamente a normalizarse” pero aún registran atrasos en “muchas presentaciones o escritos, contestaciones o traslados que se han presentado en todos esos días de paro”.

“Se ha generado una gran acumulación de trabajo, que más allá de que estos días la justicia haya funcionado casi normalmente por la conciliación obligatoria. Evidentemente todo esto sigue muy atrasado. Por dar una idea, hay tribunales que están corrigiendo oficios o atendiendo escritos que se han presentado los primeros días de mayo”, criticó.

El titular del Colegio de Abogados celebró que el gremio de empleados judiciales se haya mostrado permeable a resolver el conflicto, tras la primera audiencia que mantuvo con representantes de la Corte, en la Subsecretaría de Trabajo. Además consideró que volver a realizar medidas de fuerza, “no tiene mucho sentido” con una discusión paritaria a punto de reabrirse con el Gobierno provincial.

Sergio Molina junto a Jazminka Mihaljevich, nuevas autoridades del Colegio de Abogados de Mendoza
Sergio Molina junto a Jazminka Mihaljevich, nuevas autoridades del Colegio de Abogados de Mendoza

Si bien, no pudo estimar que la actividad logre “regularizarse totalmente” antes de la feria judicial, si reconoció que sí se establece una devolución de horas extras en la actividad, para evitar los descuentos salariales, “seguramente se regularizarán muchas cosas”.

Mientras que el titular del gremio que nuclea a los empleados judiciales, Ricardo Babillon, dijo a este medio que el asunto aún no se discute en la mesa de conciliación. “Claramente es algo que se habla a la finalización del conflicto. Si las partes llegamos a un acuerdo, deberemos sentarnos a ver si realmente corresponde el descuento de días. Porque está documentado que el origen de este conflicto fue la decisión del Gobierno de retirarse de una mesa de diálogo y no de los empleados. Entendemos que no corresponde ningún tipo de descuento. Pero son alternativas que se evalúan, una vez que las partes llegan a un acuerdo en lo que origina el conflicto”, completó.

Vale decir que el conflicto se mantiene con fuerza en el otro sindicato. Funcionarios Judiciales catalogó la última reunión como un “rotundo fracaso” porque el Poder Ejecutivo decidió no participar de la discusión, aduciendo que el Poder Judicial solicitó la conciliación obligatoria. Rechazaron todas las propuestas que presentó la Corte. De todos modos, ambos gremios acordaron pasar a un cuarto intermedio hasta el viernes 14 de junio.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA