Manifestantes atacaron el vehículo de Sergio Massa antes de la jura

Un grupo de manifestantes atacó el vehículo que trasladó a Sergio Massa hasta Casa Rosada. Corresponsalía
Un grupo de manifestantes atacó el vehículo que trasladó a Sergio Massa hasta Casa Rosada. Corresponsalía

Un grupo de 30 personas se congregó frente a Casa Rosada y golpeó la camioneta del ministro cuando lo identificaron.

Sergio Massa juró esta tarde en el Museo del Bicentenario como nuevo ministro de Economía de la Nación, luego de días de expectativas tras la designación del referente del Frente Renovador. El flamante funcionario asumió tras la fórmula de jura que leyó el presidente Alberto Fernández en un salón colmado de ministros, sindicalistas y empresarios.

No obstante no todo fue algarabía en Casa de Gobierno ya que un grupo de manifestantes se agolpó en uno de los ingresos a Casa Rosada y comenzó a agredir con insultos y golpes a todos los vehículos que ingresaban al lugar.

EL momento de mayor tensión se produjo cuando la camioneta que trasladaba al propio Massa llegó hasta el lugar: como dicho rodado es fácilmente identificable, un grupo de 20 o 30 personas rodeó la combi y comenzaron a insultarlo. Además, los periodistas apostados en el lugar se abalanzaron contra una de las ventanillas de la camioneta para poder obtener declaraciones del funcionario.

En ese momento, alguien abrió una de las ventanas del rodado y la tensión llegó a su momento más alto ya que el ministro quedó expuesto a cualquier agresión.

Ante eso, la camioneta aceleró y los manifestantes tiraron golpes de puño contra la carrocería de vehículo, el que aceleró y se puso a resguardo detrás del enrejado a la sede de gobierno.

Incidentes en la puerta del Museo del Bicentenario

Un momento por demás peligroso se vivió en la puerta del Museo del Bicentenario en la previa de la jura de Sergio Massa, cuando se agolpó gran cantidad de simpatizantes del oriundo de Tigre y por la presión uno de los vidrios de una puerta estalló.

Esto llevó a que dieran la orden de bajar las persianas metálicas de la entrada cuando había una multitud debajo de ella. Lejos de frenarla, la cortina siguió descendiendo y estuvo a punto de golpear a los presentes si no fuera porque se corrieron de forma intempestiva.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA