jueves 28 de enero de 2021

Sólo suscriptores
El ministro de Hacienda Lisandro Nieri presentó en la Legislatura provincial el presupuesto 2021. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes.
Política

El PJ le avalaría el roll over a Suárez solo por un año

Se avizora un acuerdo para rollear la deuda, pero en las últimas horas la negociación estuvo parada porque el PJ negocia sus autoridades partidarias.

El ministro de Hacienda Lisandro Nieri presentó en la Legislatura provincial el presupuesto 2021. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes.
Sólo suscriptores

El gobernador Rodolfo Suárez no quiere dilatar el tratamiento del Presupuesto en la Legislatura. Hoy habrá despacho de comisión para que sea tratado mañana miércoles en la sesión de la Cámara de Diputados, acompañado por las leyes de Avalúo e Impositiva.

Sin embargo, por estas horas, no hay certezas sobre los votos del Frente de Todos-Partido Justicialista para avalar la autorización para renegociar la deuda (roll over) y también para endeudarse en pos de hacer obras públicas. Es un hecho que hoy, desde la bancada opositora, manifestarán su intención de postergar una semana más el debate y acompañar Avalúo e Impositiva.

Cambia Mendoza tiene los votos para aprobar estas dos últimas leyes, pero necesita de la oposición para llegar a los dos tercios para el roll over; el principal partido de la oposición le daría a Suárez la chance de renegociar deuda en 2021, pero no así para que esta herramienta opere en forma permanente. Esta sería una novedad puesto que en el último presupuesto de Alfredo Cornejo y en el primero de Suárez, el PJ negó la posibilidad de “rolear” deuda.

El punto sobre el que giran las negociaciones es en el de la toma de deuda para obras por U$S 350 millones. Este año, sólo salvó la ropa la pauta de gastos y Suárez se ilusiona con tener algo más para el 2021, como fondos para invertir en infraestructura pública.

Hay charlas, pedidos de información y consultas. A casi 45 días de que ingresaran los proyectos de ley por la Cámara Baja, para el oficialismo es tiempo más que suficiente para avanzar hacia la media sanción. Más aun cuando pasaron cerca de 20 días desde el desglose que hizo cada ministerio en la Casa de las Leyes.

Al mediodía se reúnen los integrantes de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Asuntos Tributarios con la intención de acordar los puntos a votar. Luego, en la reunión de Labor parlamentaria se terminarán de definir si el presupuesto llega al recinto.

Por otro lado, el PJ está en plena tarea de legitimar una nueva conducción en la figura de Anabel Fernández Sagasti. La atención estaba puesta en la rosca partidaria (ver página 6). “Estamos estudiando el tema, aunque no está la decisión final. Creemos que lo más conveniente sería tratar Avalúo e Impositiva este miércoles, y Presupuesto el próximo”, dijeron desde el peronismo.

El oficialismo espera que estas cuestiones internas no salpiquen la negociación que se concentra en el vice Mario Abed, el presidente de Diputados Andrés Lombardi y los jefes de bloque del Frente de Todos-PJ en ambas cámaras. Germán Gómez, en Diputados (quien responde a los hermanos Emir y Omar Félix), y Lucas Ilardo en el Senado (aliado incondicional de Fernández Sagasti).

Roll over sí, pero por un año

La oferta del Gobierno tiene cuatro componentes, de los cuales tres necesitan votos opositores. Por un lado está la pauta de gastos para lo cual sólo se necesitan 25 avales de los 48 disponibles que hay en el recinto.

Cambia Mendoza cuenta con 26 integrantes, luego de que la demócrata Mercedes Llano decidiera correrse del frente.

Los pedidos conflictivos son los que necesitan dos tercios de los votos de cada cámara, 32 en Diputados. Uno de ellos es un viejo conocido, el roll over. El Gobierno provincial insiste con el pedido de autorización para renegociación de deuda que ronda los $11 mil millones, en donde están incluidos los organismos nacionales.

La solicitud es para los compromisos que vencen el año que viene, pero también se ha incluido en el proyecto, la autorización permanente a rolear deuda, que no es visto con buenos ojos por la oposición. Para lograr este cometido, se debe modificar el artículo 68 de la Ley de Administración Financiera y que de esta manera, el Poder Ejecutivo pueda reestructurar la deuda pública sin contar con la autorización legislativa, siempre y cuando las condiciones sean convenientes para la Provincia.

Finalmente, hay un combo por U$S 350 millones para varias obras, que también necesitan del aval opositor. El presupuesto actual tenía la misma intención, pero quedó en el camino. Suárez y los suyos vuelven a la carga con la doble vía Rivadavia-Junín, el acueducto ganadero en La Paz y la planta de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU).

El Gobierno anhela tener las herramientas financieras que considera claves para el futuro, particularmente los dólares para obra pública que permitan empezar a despertar la economía paralizada por la cuaretena.