La oposición presiona en Diputados para sancionar la ley de boleta única

Juntos por el Cambio, el Interbloque Federal, los bloques liberales y otras fuerzas políticas pidieron una sesión especial para el 5 de mayo. Piden tratar ocho proyectos y llegarían al quórum, pero les faltarían votos.

La oposición presiona en Diputados para sancionar la ley de boleta única

En una estrategia acordada en silencio que coloca al oficialismo ante un frente de batalla inesperado, la oposición se unió en la Cámara de Diputados para presionar con la implementación de la boleta única de papel en las próximas elecciones presidenciales.

Juntos por el Cambio, el Interbloque Federal, el liberal José Luis Espert y otras fuerzas políticas pidieron una sesión especial para el próximo 5 de mayo a las 12, con el fin de tratar ocho proyectos de ley sobre el tema.

El pedido fue presentado este miércoles ante el presidente de la Cámara, Sergio Massa, con las firmas de más de veinte diputados nacionales, aunque el listado quedó abierto a más adhesiones.

La oposición está en condiciones de llegar al quórum de 129 presentes si logra la asistencia de todos los bloques firmantes, pero el oficialismo podría bloquear luego la aprobación de los proyectos, que necesitan dos tercios de los votos porque no tienen dictamen de comisión.

A pesar de no tener esa mayoría, los bloques convocantes ya tienen una táctica: buscarían que se vote (por mayoría simple) un emplazamiento a la Comisión de Asuntos Constitucionales para que trate los proyectos en su primera reunión del año.

Mendoza ya aprobó el proyecto y así será votación con boleta única. Infografía: Gustavo Guevara
Mendoza ya aprobó el proyecto y así será votación con boleta única. Infografía: Gustavo Guevara

Esa comisión, que le corresponde al Frente de Todos por ser una de las “de gestión”, todavía no se conformó este año para designar a sus nuevas autoridades. Por eso, la oposición busca sumar presión e instalar en la agenda la boleta única como tema prioritario.

El pedido de sesión se negoció en diferentes reuniones privadas en despachos opositores, pero ningún diputado quiso arrogarse públicamente el protagonismo. A los efectos formales, la nota fue encabezada por Florencio Randazzo, del Interbloque Federal.

Tal es así que el primer proyecto del temario es el que ideó la Red de Acción Política (RAP), una organización civil que se define como “plural” y “apartidaria”. Ese proyecto fue presentado el año pasado con firmas del PRO, la UCR, la Coalición Cívica, el schiarettismo, el socialismo y hasta una del Frente de Todos.

En las negociaciones entre diputados de la oposición, circuló en las oficinas el modelo de boleta única que se utiliza en la provincia de Córdoba desde 2011, que contiene casilleros para cada categoría y uno con la opción de la lista completa.

La boleta única de papel también se aplica en Santa Fe y, en marzo de este año, se sancionó la ley para implementarla en Mendoza. En Ciudad de Buenos Aires y en Salta, en tanto, rige la boleta única electrónica.

En 2016, el gobierno de Mauricio Macri intentó llevar el voto electrónico a todo el país y logró que se apruebe un proyecto en la Cámara de Diputados, que incluso contó con votos peronistas. Pero el mismo peronismo lo frenó en el Senado, por orden de Miguel Pichetto.

El año pasado, cuando se discutió la postergación de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) a causa de la pandemia, la oposición había presionado al ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, para aplicar la boleta única.

De Pedro respondió en ese entonces que, dados los tiempos, no estaban dadas las condiciones para reformar el sistema ese año. Pero se comprometió a impulsar el debate, a cambio del apoyo opositor para posponer las primarias.

El pedido de sesión contó con las firmas de Mario Negri, Facundo Manes y Julio Cobos por la UCR; Cristian Ritondo, María Eugenia Vidal, Silvia Lospennato, Gerardo Milman, Pablo Tonelli y Diego Santilli por el PRO; Rodrigo De Loredo por Evolución; Juan Manuel López y Maximiliano Ferraro por la Coalición Cívica; Margarita Stolbizer, Emilio Monzó y Sebastián García De Luca por Encuentro Federal; y Ricardo López Murphy de Republicanos Unidos.

También suscribieron Alejandro “Topo” Rodríguez, Graciela Camaño, Florencio Randazzo, Mónica Fein e Ignacio García Aresca por el Interbloque Federal; Luis Di Giácomo y Agustín Domingo por Provincias Unidas; y José Luis Espert, de Avanza Libertad.

El diputado Javier Milei (La Libertad Avanza) no estampó su firma, pero fuentes consultadas aseguraron que acompañaría. Por el contrario, el Frente de Izquierda no se suma.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA