lunes 13 de julio de 2020

Política

Investigan a dos jueces tras la difusión de un video con el supuesto cobro de coimas para liberar a un preso

Son dos magistrados catamarqueños. En una grabación que se hizo viral se los ve aceptar un supuesto pago para revocar un pedido de prisión preventiva.

Dos jueces catamarqueños fueron denunciados ante la justicia provincial luego de que se viralizara un video en el que se los ve aceptando el supuesto pago de una coima para revocar un pedido de prisión preventiva de un detenido, informaron fuentes judiciales.

Se trata de los jueces de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Juan Pablo Morales y Raúl Da Prá, quienes comenzaron a ser investigados por el fiscal de Catamarca Facundo Barros, acusados por el delito de “cohecho pasivo agravado”.

Es que ambos quedaron filmados en un video que se viralizó en las redes sociales, en el que se los ve recibiendo el pago de más de 800 mil pesos por parte de una tercera persona, supuestamente a cambio de revocar un pedido de prisión preventiva a un detenido.

Ante esta situación, la presidenta de la Corte de Justicia de la provincia, Vilma Molina, “convocó hoy a una reunión a los integrantes del jury de enjuiciamiento y se decidió pasar a un cuarto intermedio hasta el próximo viernes, cuando se resolverían las acciones que se llevarían adelante contra los acusados”, informó una fuente judicial a Télam.

“No podemos adelantar absolutamente nada en estas circunstancias, simplemente hemos tenido acceso a la información y pasamos a un cuarto intermedio hasta el día viernes”, dijo a la prensa la diputada provincial y miembro del jury, Juana Fernández.

Por su parte, otro de los miembros del jury, el diputado provincial Augusto Barros, señaló que “más allá de lo que la sociedad puede sentir, somos parte de un sistema que nos impide opinar hasta tanto tengamos la información precisa y resolvamos. Cualquier opinión puede ser incómoda para la función que cumplimos”.

Finalmente, el representante legal del juez Morales, Luciano Rojas, señaló hoy que se trata de un “video editado” y que su cliente se presentó espontáneamente ante el fiscal Barros. “Se trata de un video editado que de ninguna forma constituye una prueba válida. Una vez que el señor fiscal en su caso resuelva promover la acción penal en contra de mi defendido y formular una acusación es cuando nosotros vamos a elegir una estrategia de defensa”, dijo este martes Rojas a la prensa.