jueves 13 de mayo de2021

Extendieron la prohibición de despidos sin causa hasta el 31 de mayo pero excluyeron al sector de la construcción
Claudio Moroni, ministro de Trabajo de la Nación. - Foto Federico López Claro
Política

Extendieron la prohibición de despidos sin causa hasta el 31 de mayo pero excluyeron al sector de la construcción

Desde el Ejecutivo prorrogaron este miércoles la extensión del decreto, entre las medidas que buscan blindar el empleo frente a la segunda ola de coronavirus.

Extendieron la prohibición de despidos sin causa hasta el 31 de mayo pero excluyeron al sector de la construcción
Claudio Moroni, ministro de Trabajo de la Nación. - Foto Federico López Claro

El Gobierno nacional informó este miércoles que decidió extender el decreto que prohíbe los despidos sin causa. La misma ha sido prorrogada hasta el 31 de mayo, pero excluye al sector de la construcción.

La medida es parte de las nuevas soluciones que busca el Gobierno para proteger a los trabajadores durante la segunda ola de coronavirus que azota al país. Será oficializada el jueves a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial, que llevará la firma del presidente Alberto Fernández y que se contextualiza en la emergencia sanitaria y ocupacional.

La novedad dentro del anuncio fue que el sector de la construcción quedó fuera de los beneficios. Fuentes del Ministerio de Trabajo informaron que el martes el Gobierno anunció beneficios para este rubro, como créditos y un blanqueo para fomentar más inversiones. Además que la construcción es una de las industrias que se reactivó con ímpetu tras el parate obligado del año pasado.

Aunque, según informó La Nación, la extensión de la medida fue uno de los pedidos que la CGT activó ni bien recrudeció la pandemia y la Argentina entró en la segunda ola de rebrotes.

Por otra parte, el año pasado cuando el gobierno lanzó el decreto de la prohibición de despidos, decretó obligatoria la doble indemnización como blindaje al empleo. Pero desde enero, eso se cambió y se le fijó un tope de 500.000 pesos.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, defendió “el encarecimiento” de las desvinculaciones, aunque siempre se refirió a una “medida extraordinaria”, como también lo es la prohibición de despidos.

Aunque ambas iniciativas fueron rechazadas por las principales cámaras empresariales que habilitaron como único atajo para instrumentar suspensiones o rebajas salariales el artículo 223 bis de la ley de Contrato de Trabajo, la cual fija una instancia obligatoria de negociación entre los empleadores y el sindicato más representativo.

Si bien hubo un leve repunte del empleo en el último mes, en el Gobierno mantienen la mirada fija en el impacto que pueda tener la segunda ola de coronavirus, que amenaza con detener a la fuerza la producción de varias industrias. Cabe destacar que el año pasado, a raíz de la pandemia y el confinamiento, se perdieron 4 millones de empleos.