En 2021 la Legislatura sancionó menos leyes que en 2020, pese al retorno de la presencialidad

La Legislatura de Mendoza aprobó 70 leyes durante el 2021 y tuvo 46 sesiones de Diputados y 47 del Senado. Foto: José Gutiérrez
La Legislatura de Mendoza aprobó 70 leyes durante el 2021 y tuvo 46 sesiones de Diputados y 47 del Senado. Foto: José Gutiérrez

En 2021 se aprobaron 70 iniciativas, 20 menos que en 2020. La productividad estuvo al mismo nivel que en 2019, otro año electoral. Legisladores destacan la influencia del impulso del Poder Ejecutivo para la aprobación de proyectos.

Tras un 2020 de trabajo y sesiones virtuales en el marco de la pandemia de coronavirus, la Legislatura de Mendoza retomó a comienzos del 2021 la presencialidad. En un año donde el pulso de la política estuvo marcado por el enfrentamiento entre oficialismo y oposición en el contexto electoral, el parlamento provincial aprobó menos leyes que durante el periodo en el que legisló de forma remota.

Mendoza fue la primera provincia que implementó sesiones y reuniones legislativas virtuales y tras casi un año de utilizar ese sistema, en febrero de 2021 comenzó la vuelta a la presencialidad plena.

En este sentido, la llegada de la nueva normalidad no implicó un incremento cuantitativo en cuanto a las leyes. Durante este 2021 la Legislatura sancionó 70 normas, es decir 20 menos que las 90 aprobadas en el 2020.

Sin embargo, si se compara con el 2019, otro año de elecciones, se puede observar que la productividad se mantuvo prácticamente en el mismo nivel, ya que durante el año previo a la pandemia 68 iniciativas se convirtieron en ley.

Asimismo, en los últimos 12 meses se realizaron 46 sesiones de tablas de la Cámara de Diputados, mientras que el Senado tuvo 47 de ellas. A esto se le suma una decena de otros encuentros como sesiones de acuerdo y preparatorias y asambleas legislativas. En tanto, la Cámara Baja avaló 394 proyectos de Resolución y 357 de Declaración, y el Senado hizo lo propio con 366 resoluciones y 138 declaraciones.

Independientemente del número de leyes aprobadas y si bien ambas cámaras sesionaron prácticamente todas las semanas, fueron muy pocos los proyectos trascendentales que se aprobaron o que tuvieron un debate de fuerte relevancia política.

Puertas adentro de la Casa de las Leyes no consideran que las elecciones de medio término hayan influido directamente en la productividad. En el oficialismo y en la oposición coinciden en que la sanción de leyes depende mucho del impulso del Poder Ejecutivo, ya sea presentado iniciativas o avalando la discusión de distintas propuestas elaboradas por los legisladores.

El titular del bloque de senadores de la UCR, Alejando Diumenjo, que la cantidad de leyes aprobadas “tiene que ver con lo que mande el Ejecutivo”. En tanto, remarcó que “el año electoral no influyó porque nunca dejamos de sesionar y no sesionamos virtual, ya volvieron todos, ya no tenemos la modalidad mixta”.

“El año pasado hubo muchas leyes por la pandemia y este año, el Ejecutivo no mandó leyes referidas a eso y otras estuvieron trabadas como la necesidad de la reforma (constitucional)”, añadió el senador radical.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, afirmó que el balance anual es positivo en término de normas y resaltó que las que envió el Gobierno de Mendoza fueron tratadas y sancionadas, algunas con mayor acuerdo y otras con acuerdos parciales.

El año se movió más en el trabajo en comisiones porque se habilitaron las reuniones presenciales y antes eran todas por Zoom. Y además, la presencialidad ha permitido que el debate en el recinto y en los cuartos intermedios sea más fructífero a la hora de terminar de redactar los despachos”, resaltó.

Lombardi destacó que el análisis anual legislativo debería enfocarse más en lo cualitativo que en lo cuantitativo. Asimismo, pronosticó que en el 2022, al no ser un año electoral, se podría avanzar en algunas iniciativas postergadas. “Creo que en el año que no es electoral se pueden discutir algunos temas que están pendientes y tener un debate despojado de los intereses electoralistas”, indicó.

Desde el punto de vista del peronismo, el principal espacio opositor, atribuyen directamente al gobernador Rodolfo Suárez la merma de la productividad legislativa. El jefe de la bancada del Frente de Todos en el Senado, Lucas Ilardo, afirmó que “Suárez desprecia la Legislatura” y sostuvo que más allá del vinculo con el oficialismo en el Senado, “quien marca la voluntad de tratamiento y la voluntad de consenso es el Ejecutivo”.

Remarcó que a diferencia de los gobernadores anteriores que utilizaban a la Casa de las Leyes como un mecanismo para “impulsar temas y marcar la agenda política”, el actual mandatario no lo hace.

Se caracteriza por ser una legislatura que trata muy pocos proyectos de los legisladores y solo trata los pocos que envía el Ejecutivo. Funcionan de una manera al menos llamativa y es que no se tratan proyectos si no están autorizados por la Casa de Gobierno. La realidad es que eso traba el tratamiento legislativo. La división de poderes en este caso no existe. La Legislatura trabaja mucho, pero lamentablemente sirve de poco porque trabaja en temas intrascendentes para la gente por decisión política del gobernador”, manifestó el senador justicialista.

Leyes 2021

Más allá de las leyes de Presupuesto provincial, de Avalúo e Impositiva para el 2022, entre los proyectos destacados sancionados durante el último figuran los programas económicos impulsados por el Gobierno que apuntan a reactivar la economía y fomentar la inversión. Se trata de Mendoza Activa II, que incluyó Mendoza Activa Hidrocarburos y Enlazados, y Mendoza Activa III.

Asimismo, otra iniciativa significativa en materia económica que se discutió este año fue la autorización para que el Estado provincial ingrese al proceso de capitalización de Impsa SA, junto a la Nación.

También se prorrogó por un año la emergencia sanitaria, social, económica, administrativa y financiera en la provincia. Se creó el Sistema de Etiquetado de Eficiencia Energética de Inmuebles, se sancionó el Código Tributario Municipal Armonizado, se modificó el Régimen de Licencia Administración Pública, se adhirió a la “Ley Yolanda”, la disminución en las multas por no circular con las luces bajas encendidas, entre otras normas nuevas.

No obstante, el grueso de las leyes sancionadas a lo largo del año fueron iniciativas con muy poca relevancia política o que no implicaron debates trascendentales.

Hubo más de 20 proyectos de expropiaciones o donaciones de inmuebles y terrenos. Otras 10 normas tienen que ver con ratificaciones de decretos del gobernador Suárez. También hubo un par de iniciativas que apenas modificaban un artículo de una norma sancionada previamente, además de la incorporación de dos fiestas departamentales al calendario turístico.

Visitas calientes

Se podría decir que los momentos políticos más resonantes del año en materia legislativa no tuvieron lugar en el recinto, sino que fueron provocados por las visitas de ministros provinciales a la Legislatura.

Tras reiterados pedidos de la oposición desde fines del año pasado, en este 2021 comparecieron ante los legisladores la ministra de Salud, Ana María Nadal, y el ministro de Seguridad, Raúl Levrino.

La titular de la cartera sanitaria acudió en dos oportunidades ante la comisión bicameral de Seguimiento y Control de Covid-19 para dar explicaciones y evacuar dudas acerca de la gestión provincial de la pandemia. La dos visitas terminaron en escándalo ya que estuvieron plagadas de interrupciones y reproches entre legisladores oficialistas y opositores.

Lo mismo sucedió con la presentación del ministro Levrino ante la Bicameral de Seguridad para responder sobre algunos hechos resonantes de inseguridad y dar cuenta sobre las políticas implementadas por la provincia. Esta sesión estuvo marcada por un clima de tensión y chicanas y acusaciones cruzadas entre senadores y diputados de los distintos partidos.

Asuntos pendientes

Para el 2022 el oficialismo provincial se esperanza con poder avanzar con el proyecto del gobernador Suárez de reforma de la Constitución, el cual se encuentra frenado por el rechazo del peronismo y con dudas de algunos radicales.

Otras iniciativas que ingresaron el último mes a la Legislatura y que podrían tener un tratamiento a comienzos del año que viene son el proyecto de Boleta Única de Sufragio, la propuesta para que los adjudicatarios del IPV puedan regularizar la escrituración y deudas y la ratificación legislativa del consenso fiscal que firmó Suárez con Alberto Fernández (ingresó en la tarde del 30 de diciembre sin anuncio oficial).

En tanto, se especula con que el Gobierno insistirá durante este año con la reforma de la Ley Provincial de Educación, cuyo borrador comenzó a discutirse a finales del 2020, pero que se postergó su discusión a raíz de la fuerte resistencia que tuvo del SUTE.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA