El SUTE rechazó el pedido de Ni Una Menos y confirmó que no apartará a los denunciados por abuso sexual

La secretaria general del SUTE, Carina Sedano, junto al denunciado Gustavo Correa

Foto: Orlando Pelichotti
La secretaria general del SUTE, Carina Sedano, junto al denunciado Gustavo Correa Foto: Orlando Pelichotti

El gremio conducido por Carina Sedano anunció que mantendrá en sus cargos a Gustavo Correa y los otros dos integrantes imputados por abuso sexual simple. Lo hicieron a través de un comunicado firmado por treinta mujeres que “estuvieron” en el lugar del hecho.

Luego de varios días de silencio, el Sindicato Unido de los Trabajadores de la Educación (SUTE) se expresó por las imputaciones por abuso sexual que pesan contra el secretario gremial Gustavo Correa, número dos de la entidad, y Alexis Méndez y Marcos Doña.

A través de un comunicado titulado “Estuvimos ahí”, firmado por la secretaria general Carina Sedano y 29 mujeres más, el gremio docente confirmó que no removerá de sus cargos a los denunciados por una agente de seguridad de la UCIM, como pedía el colectivo feminista Ni Una Menos Mendoza.

Se ha resuelto no separar de sus cargos a los compañeros hasta que la justicia se expida, como corresponde en un estado constitucional, democrático y social. El sustento factico de esta elección es el amplio aporte de pruebas como lo es el video publicado por un medio de comunicación local y el testimonio de las abajo firmantes que se encontraban presentes en el lugar. Es determinación de esta mesa creer en estas mujeres y no subestimar su palabra”, afirmaron.

Y dijeron que el protocolo interno implica apartamientos inmediatos cuando la víctima es una integrante del gremio: “El ámbito de aplicación del Protocolo Interno aprobado por Plenario Provincial, especifica taxativamente que será a requerimiento de la persona víctima de la situación de violencia de manera personal en congruencia con el art. 24 del Cap. II Título III de la ley 26.485 y que debe ser afiliada/e al sindicato”.

“Los compañeros denunciados se han puesto a disposición de la justicia, y su rol en el sindicato no perturba de manera alguna el proceso de investigación del poder judicial, tampoco comparten lugares de trabajo, vivienda y o militancia con la persona que realiza la acusación”, agregaron.

Por otra parte, sostienen que el estatuto del SUTE “es muy claro donde expresa que se aplicará inhabilitación total o parcial ante la comisión de delitos comunes previstos por las leyes vigentes al afiliado que resulte condenado por sentencia judicial, que tampoco es el caso”.

Y para cerrar el comunicado, el gremio ligó los hechos con intenciones políticas, tal cual ha manifestado el denunciado Correa. “La discusión central es sin dudas poder seguir en las calles, en los actos públicos, en las Juntas, en las escuelas debatiendo las acciones que debemos llevar adelante para continuar ganando derechos, ante un gobierno que pretende debilitar la organización sindical constantemente. Una lectura contraria corre peligro de ser funcional al plan sistemático del gobierno provincial”, cerraron.

EL PEDIDO DE NI UNA MENOS

El colectivo feminista Ni Una Menos había pedido que Correa sea apartado de su cargo mientras perdure la investigación sobre abuso sexual. “Desde el Coletivo Feminista Ni Una Menos Mendoza, queremos alertar sobre la gravedad de los hechos y solidarizarnos con la trabajadora de UCIM (Unión Comercial e Industrial de Mendoza) que realizó una denuncia penal contra el Secretario Gremial del SUTE, Gustavo Correa y otros miembros del sindicato, Alexis Orlando Palacio Méndez y Marcos Daniel Doña, por abuso sexual simple en concurso real con lesiones leves dolosas”, expresaron el lunes a través de un comunicado.

Y afirmaron que “como colectivo nos declaramos en estado de alerta frente a la violencia patriarcal ejercida en y desde los sindicatos. Y exigimos que Correa –quien también cuenta con otras denuncias por violencia dentro del sindicato- sea apartado de su cargo en forma preventiva mientras se lleva a cabo el proceso judicial, siguiendo el ejemplo de lo que se realizó con el ex Secretario General del SUTE, también denunciado por abuso en el 2019″.

El dirigente al que hicieron referencia fue Sebastián Henríquez, quien también atravesó una denuncia por abuso sexual cuando conducía el gremio docente y finalmente fue absuelto.

“Desde la conformación del NUM hasta hoy, acompañamos las denuncias contra las prácticas violentas y machistas en los sindicatos de ATE, SUTE, CTA y UPCN. Hasta que todo sea como lo soñamos, seguiremos repudiando y visibilizando a quienes ejercen violencia y a sus cómplices. Estamos hartas, pero también más fuertes y unidas. ¡No nos callamos más! ¡Basta de violencia machista sindical!”, completaron.

LA DENUNCIA

La agresión sexual se habría producido el 25 de noviembre pasado en el ingreso a la Dirección de Educación Permanente de Jóvenes y Adultos, una dependencia de la Dirección General de Escuelas ubicada en Patricias Mendocinas 1157 de Capital. Se trata de oficinas alquiladas a la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM).

Sucedió en el marco de una manifestación del SUTE en esa sede de la DGE, que comparte oficinas con la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM). Según las autoridades de UCIM, los manifestantes produjeron roturas en la puerta de entrada al edificio y hasta quisieron tomarlo, pero fueron disuadidos por la Policía.

De acuerdo con la denuncia, Correa, junto a Palacios y Doña, acorralaron a una agente de seguridad, a quien le propinaron golpes de puño y patadas en el pecho, espalda, cuello y piernas. También la víctima relató que le tiraron el cabello y que la empujaron contra la puerta de rejas del edificio, donde, estando sujeta de piernas y brazos, intentaron bajarle el pantalón.

Luego, a la mujer la tomaron de los pechos y le metieron una patada en la vagina, mientras le gritaban que le convenía que se fuera del lugar. También la tocaron en esa parte del cuerpo. Además, la víctima dijo que Correa se colocó por detrás, le apoyó el pene en los glúteos e hizo movimientos que simulaban que tenía una relación sexual con ella.

De esta manera, este lunes el fiscal Nora notificó a los tres acusados de la imputación y les dictó una prohibición de acercamiento a la víctima. Además, fijó una caución de 100 mil pesos.

Se trata de un delito excarcelable, pero si fueran condenados, quedarían impedidos del ejercicio de cargos sindicales.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA