Conflicto mapuche: el FdT enfrenta el riesgo de un impacto electoral y podría perder aliados en el Congreso

Mapuches prendieron fuego el Club Andino en El Bolsón (Foto Los Andes)
Mapuches prendieron fuego el Club Andino en El Bolsón (Foto Los Andes)

Los cortocircuitos continúan y tensan la relación del Gobierno nacional con Juntos Somos Río Negro. Weretilneck amenaza con moderar su apoyo en el Senado. En las PASO, el Frente de Todos no solo salió tercero en la provincia, sino que perdió en toda la región patagónica.

Los cortocircuitos entre la Casa Rosada y el gobierno de Río Negro por los atentados mapuches continúan y podrían tener un impacto político, institucional y hasta electoral para el Frente de Todos. La coalición resultó tercera en las PASO provinciales y no solo podría sufrir un nuevo revés en las urnas, sino que además pone en peligro votos clave en el Congreso.

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, informó que efectivos de Gendarmería Nacional se encontraban “patrullando toda la zona” luego de que grupos violentos incendiaran en la madrugada del miércoles las instalaciones del histórico Club Andino Piltriquitrón, en El Bolsón, con amenazas al intendente y a la gobernadora.

Sin embargo, Fernández aclaró que el patrullaje se realiza “solidariamente, en el marco de un sistema federal de gobierno” y reafirmó que no es obligación del Estado nacional intervenir en estos casos, tal como lo expresó el presidente Alberto Fernández en respuesta al pedido de colaboración de Arabela Carreras.

“No me desligué ante la responsabilidad de Río Negro porque no es mi responsabilidad. Lo tiene que resolver la provincia porque lo dice la Constitución”, remarcó el ministro en declaraciones a AM750. Los gendarmes enviados como refuerzo -provenientes, en gran parte, desde La Pampa- se reparten entre El Bolsón y Bariloche.

El del Club Andino Piltriquitrón fue el tercer ataque en menos de un mes: semanas atrás se produjeron otros en el Centro de Informes Turísticos de El Bolsón y en el campamento de Vialidad en Bariloche. La RAM (Resistencia Ancestral Mapuche), liderada por Facundo Jones Huala, se adjudicó dos de los tres atentados.

El impacto en el Congreso

El senador y exmandatario provincial Alberto Weretilneck denunció que “hay una actitud deliberada del Gobierno nacional de no asumir el problema de la RAM”. “Es un problema de Estado, no es ni del macrismo ni del peronismo”, consideró en diálogo con CNN Radio, y remató: “El presidente tiene que gobernar para todos”.

Desde que asumió como senador en 2019, Weretilneck acompañó al Frente de Todos en la mayoría de las votaciones, muchas veces a cambio de forzar modificaciones en los proyectos. A partir de este conflicto, el legislador le adelantó a los suyos que el conflicto “por supuesto genera tensiones y molestias” y que definirá posiciones “tema por tema, ley por ley”.

Weretilneck ya había retirado su apoyo a las reformas judiciales impulsadas por el kirchnerismo en señal de rechazo a la designación de Martín Soria como ministro. Ahora que el oficialismo podría perder el quórum propio en el Senado, el voto del rionegrino resulta clave y podría utilizarlo como herramienta de negociación con el Gobierno nacional.

En la Cámara de Diputados, en tanto, Juntos Somos Río Negro tiene actualmente al psiquiatra Luis Di Giácomo y, si se repiten los resultados de las PASO, asumiría un representante más, Agustín Domingo, exministro de Economía de Weretilneck.

En el partido provincial incluso se ilusionan con sumar una tercera banca, la de la médica Mercedes Ibero. Para eso necesitan arrebatarle unos cuatro puntos a Juntos por el Cambio, que salió segundo. “Es difícil, pero no estamos lejos”, aventuraron en ese espacio.

Juntos Somos Río Negro, que gobierna la provincia desde 2015, obtuvo en las primarias 124.163 votos (35,67%); Juntos por el Cambio, que compitió con tres listas, 96.509 votos (27,72%); y en tercer lugar, el Frente de Todos recibió 89.615 votos (25,75%) y podría perder la única banca que pone en juego, la de Ayelén Spósito.

El Frente de Todos no solo perdió en Río Negro, sino también en Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. En la primera se impuso el oficialismo local, el Movimiento Popular Neuquino, mientras que en las tres restantes ganó Juntos por el Cambio. La victoria más resonante fue en Chubut, donde podría arrebatarle dos senadores al peronismo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA