Cuál es la hipótesis de la “lesión 18” que podría dar un giro en la causa de la muerte de Emmily Rodrigues

La autopsia de los forenses complicó al empresario detenido por la causa de la modelo brasileña muerta en Recoleta. La lesión 18 indicaría que “ella se estaba resistiendo”, según el abogado de la familia Rodrigues.

Cuál es la hipótesis de la “lesión 18” que podría dar un giro en la causa de la muerte de Emmily Rodrigues

Luego de la autopsia de Emmily Rodrigues Santos Gomes, la joven brasileña que falleció tras caer del sexto piso de un edificio en el barrio de Recoleta de Buenos Aires, se constató una lesión en la zona derecha del pecho y abdomen, que fue etiquetada como número 18. Esta lesión podría probar la hipótesis de que la víctima opuso resistencia y fue empujada desde la ventana del departamento del empresario Francisco Sáenz Valiente, quién está detenido por el caso.

El abogado Ignacio Trimarco, que representa a los padres de Rodrigues, contó a Télam que “la lesión 18 de la autopsia podría ser la clave de la causa y la que pruebe que fue un crimen.

La modelo brasileña de 26 años llegó a Argentina en el 2018 para estudiar medicina, pero también trabajaba de modelo y hacía cursos de estética. El 30 de marzo murió al caer al vacío por una ventana de un departamento en Recoleta del empresario Francisco Sáenz Valiente, de 52 años, quien hasta el momento es el único detenido bajo la sospecha de que pudo haber cometido un femicidio.

El departamento de Recoleta. Foto: TN.
El departamento de Recoleta. Foto: TN.

Según determinó la autopsia de los forenses, la muerte de la joven fue producida por “politraumatismos” y “hemorragias internas y externas”. Además, indicaron, “defenestraciones” por la caída desde un sexto piso (50 metros aproximadamente).

En este sentido, el médico legista Héctor Di Salvo explicó: “Ello ha ocasionado un sinnúmero de lesiones previamente descriptas que producen tanto una hemorragia intraabdominal por estallido hepático, una fractura grave de cadera y miembro inferior derecho y una fractura de la primera vértebra cervical, las cuales son idóneas para producir la muerte”.

El total de lesiones que describen los forenses son 29, pero el abogado Trimarco hizo foco en la número 18 que dice: “Área escoriativa y apergaminada de 13 por 9 centímetros, con patrón de arrastre en tórax y abdomen derecho a la altura del hipocondrio derecho”.

Emmily Rodrígues Santos tenía 26 años y era de nacionalidad brasileña. Gentileza: Clarín.
Emmily Rodrígues Santos tenía 26 años y era de nacionalidad brasileña. Gentileza: Clarín.

“El borde inferior de la ventana por donde cae Emmily está a 90 centímetros del piso, es decir a la misma altura del pecho. Ese raspón, esa lesión de arrastre, es indicativa de que ella se estaba resistiendo, apoyándose contra la ventana, y termina siendo empujada. Si querés tirarte, pegás un salto y te tirás de cabeza”, dijo a la prensa Trimarco.

El abogado querellante expresó que esperan una serie de medidas como la declaración de “Dafne”, una cuarta mujer que esa madrugada estuvo en el departamento de Sáenz Valiente, quien había declarado que se fue antes de que se produjera la caída de la joven de 26 años.

Otras de las pruebas pendientes es un peritaje que pidió sobre las grabaciones de audio de los llamados al 911 que el imputado hizo desde su departamento en Recoleta. “Traten de venir rápido (…) Está gritando mucho, está como poseída”, se lo escucha decir al empresario.

Francisco Sáenz Valiente, el empresario dueño del departamento de donde cayó y murió Emmily Rodrigues Retiro. Gentileza: Clarín.
Francisco Sáenz Valiente, el empresario dueño del departamento de donde cayó y murió Emmily Rodrigues Retiro. Gentileza: Clarín.

“Pedí que se filtre el audio para poder dejar la voz de Emmily en primer plano y de esa manera poder escuchar con más claridad qué estaba gritando antes de caer del sexto piso. Para nosotros se escucha claramente que ella está pidiendo auxilio y así lo interpretaron también algunos vecinos, como una mujer de un edificio de enfrente que también llamó al 911 para decir que, antes de caer, la chica estaba pidiendo que llamen a la policía”, agregó Trimarco.

En el lugar del hecho secuestraron preservativos usados que fueron enviados a peritajes de ADN y armas de fuego, que aparentemente estaban guardadas y no se usaron. No encontraron drogas, curioso porque el propio imputado y testigos reconocieron que habían consumido cocaína.

El juez de la causa Martín Del Viso, quien subroga el Juzgado en lo Criminal y Correccional 31, tiene los próximos 10 días hábiles para definir la situación procesal del único detenido de la causa.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA