Caso Lucio Dupuy: por qué el niño quedó al cuidado de su madre, hoy acusada de haberlo asesinado

Caso Lucio: por qué el niño quedó al cuidado de su madre, hoy acusada de haberlo asesinado. Foto: Archivo Los Andes.
Caso Lucio: por qué el niño quedó al cuidado de su madre, hoy acusada de haberlo asesinado. Foto: Archivo Los Andes.

El 2 de febrero se conocerá la sentencia en el juicio por el asesinato de Lucio Dupuy, el niño de 4 años que fue asesinado a golpes en noviembre de 2021. Las principales acusadas son su madre y la novia de ella, con quienes vivía el niño. Cómo quedó Lucio al resguardo de sus presuntas asesinas.

El Caso Lucio Dupuy, el niño de 5 años que falleció asesinado a golpes propinados -supuestamente- por la madre del niño y su novia en La Pampa en noviembre de 2021, es verdaderamente conmovedor. No solo por el triste final del pequeño, sino por la saña con que -constantemente- arremetían contra él las dos mujeres que lo tenían bajo su guarda y, en teoría, deberían haber velado por su cuidado y su crianza.

Cuando se dice “supuestamente asesinado” por las mujeres es porque la trágica y escalofriante muerte del niño está en juicio, y las dos imputadas por la muerte de Lucio -quien además tenía rastros de abusos- son Magdalena Espósito Valenti (mamá biológica del pequeño) y su pareja, Abigail Páez.

El jueves 2 de febrero se conocerá la sentencia y se sabrá si habrá condena o no contra las mujeres. Mientras que la Fiscalía ha solicitado que se condene a las dos por el homicidio y por “maltrato crónico” y “agresiones físicas y sexuales” a las que sometían al niño, los abogados del padre de Lucio solicitaron que se sume el agravante del “odio de género”. Mientras tanto, la estrategia de las mujeres es la de responsabilizar de las agresiones a la familia del padre de Lucio.

Caso Lucio: por qué el niño quedó al cuidado de su madre, hoy acusada de haberlo asesinado. Archivo: Twitter
Caso Lucio: por qué el niño quedó al cuidado de su madre, hoy acusada de haberlo asesinado. Archivo: Twitter

A 9 días de la sentencia de uno de los casos más escalofriantes que se recuerde, desde hace semanas las críticas hacia el sistema judicial son una constante y giran en torno a una única pregunta: por qué se decidió que la custodia del niño quedara en manos de la madre, hoy imputada como coautora de su asesinato. Y, si de nombres y apellidos se trata, los dedos acusatorios señalan a la jueza Ana Clara Pérez Ballester como la principal responsable.

No obstante, de acuerdo a una investigación realizada por Infobae, existió en realidad todo un circuito legal y procesal, sumado a una serie de factores que desencadenaron en que Lucio quedara en manos de su madre y que, podría decirse, sentenció tristemente el destino del niño de 5 años asesinado el 26 de noviembre de 2021.

La triste historia de Lucio

Tras una relación de la que nació el pequeño Lucio, en 2019 los padres de Lucio -Cristian Dupuy y Magdalena Espósito Valenti- se separaron. Por entonces, de acuerdo a la información recabada por Infobae, la mujer estaba sin un trabajo estable, mientras que el padre de Cristian trabajaba en Luján (Provincia de Buenos Aires), por lo que el niño -quien había nacido y vivía en La Pampa y tenía solo 3 años por entonces- se quedó a vivir en la casa de sus tíos paternos en General Pico, también en La Pampa. Esto fue parte de un acuerdo al que llegaron la mamá y el papá de Lucio.

El hermano de Cristian -Maximiliano Dupuy- y su esposa, Leticia Hidalgo, quedaron como tutores de Lucio. Y fueron años en los que, de acuerdo al entorno de la familia, el niño vivió muy feliz y tranquilo. Con su padre se veía ocasionalmente -cuando el trabajo se le permitía a Cristian-, mientras que, con su madre, Magdalena, estaban en contacto a través de videollamadas. Porque la madre de Lucio vivía en Santa Rosa (capital de La Pampa) y su situación económica no le permitía viajar muy seguido a Pico (hay 150 kilómetros entre ambas ciudades pampeanas).

Caso Lucio: por qué el niño quedó al cuidado de su madre, hoy acusada de haberlo asesinado.
Caso Lucio: por qué el niño quedó al cuidado de su madre, hoy acusada de haberlo asesinado.

Hasta ese momento no había enfrentamientos ni diferencias entre la mamá y el papá de Lucio, por lo que en junio de 2019 se decidió dejar por escrito y en un expediente del Juzgado de Familia aquello que ya habían acordado de común acuerdo y de palabra. Concretamente, se acordó que esta situación se extendiera durante un año, y Espósito Valenti había estado de acuerdo en que Lucio siguiera con sus tíos paternos hasta que ella consiguiera un trabajo y una casa para poder vivir con su hijo en Santa Rosa.

Pero toda esta tensa calma comenzó a desmoronarse en enero de 2020. La madre de Lucio volvió a reclamar la tenencia de su hijo y solicitó explícitamente que no estuviera más con el hermano de Cristian y su esposa. En esa misma solicitud justificó el pedido informando que estaba en pareja con Abigail Páez y que juntas habían iniciado un emprendimiento de preparación y venta de tortas, según detalla Infobae. Además, juntas habían alquilado un departamento y, por lo que expuso en el pedido, sentía que juntas podían darle un “hogar” a su hijo.

Ese fue el inicio de una nueva disputa judicial, que -además- se reflejó en discusiones, maltratos y una serie de episodios que terminarían por repercutir en el día a día de Lucio, y a convertir su vida en un flagelo. Mientras Magdalena Espósito Valenti insistía ante la Justicia de Familia que su hijo se fuera a vivir con ella y con Abigail, los tíos paternos de Lucio no querían dejar la custodia del pequeño.

Todo ello derivó en un nuevo expediente en la Justicia de Familia pampeana y recayó en el Juzgado de la Familia y del Menor Número 1, a cargo de la ya mencionada jueza Ana Clara Pérez Ballester. En la acción, la mamá de Lucio iba contra la esposa del hermano de Cristian Dupuy con la intención de que la tía de Lucio le entregara la custodia a ella, su madre.

Problemas personales, la pandemia y el comienzo del fin

En el contexto de este nuevo expediente, se fijó una primera audiencia para el 13 de marzo de ese mismo año, 2020. Pero Leticia Hidalgo (tía de Lucio y cuñada de Cristian Dupuy) no pudo presentarse, puesto que había sido madre recientemente. La audiencia fue reprogramada, entonces, para el 1 de julio de 2020, en plena pandemia.

Caso Lucio: por qué el niño quedó al cuidado de su madre, hoy acusada de haberlo asesinado. Foto: Clarín.
Caso Lucio: por qué el niño quedó al cuidado de su madre, hoy acusada de haberlo asesinado. Foto: Clarín.

En aquella audiencia tampoco hubo un acuerdo entre las partes, pero se fijó un régimen de visitas: los fines de semana, cada 15 días, la mamá de Lucio podía ver al niño en Pico. El acuerdo consistía en ir a buscarlo a Pico el viernes por la tarde, pasar el fin de semana con él en Santa Rosa, y regresarlo a la casa de sus tíos ya el lunes.

Pero no fue muy amistoso el entorno, en especial para Lucio. Porque las discusiones e, incluso, la intervención de la Policía marcaban los momentos en que Magdalena Espósito Valenti iba a buscarlo a la casa de los tíos. El viernes 31 de julio, la mujer buscó a su hijo por la casa de sus tíos. Y esa sería la última vez que el niño estaría en el hogar del hermano y la cuñada de Cristian Dupuy, porque el lunes 3 de agosto, cuando debería haber regresado a Pico, Espósito Valenti no lo llevó de regreso.

Por entonces, el Gobierno de La Pampa había fijado un confinamiento muy estricto que hasta impedía que la gente anduviera por la calle y transitara entre ciudad y ciudad. Por ello no pudo regresar a Lucio.

Caso Lucio: por qué el niño quedó al cuidado de su madre, hoy acusada de haberlo asesinado. Foto: Archivo Los Andes.
Caso Lucio: por qué el niño quedó al cuidado de su madre, hoy acusada de haberlo asesinado. Foto: Archivo Los Andes.

La última pelea en la Justicia

A partir del 31 de julio de 2020, Lucio se quedó viviendo en Santa Rosa, con su mamá y la novia de ella. A nivel judicial, las aguas nunca se calmaron, por lo que se fijó una nueva audiencia y el 28 de agosto de ese año hubo un acuerdo entre las dos familias para que Lucio permaneciera de forma definitiva con su mamá y la pareja de ella.

Los tíos paternos de Lucio no estaban convencidos de que fuera la mejor resolución, pero -según contaron desde su entorno a Infobae- priorizaron que el niño dejara de vivir en medio de un temporal y la calamidad de las constantes peleas, intervenciones policiales y otros condimentos tensos que ya eran una constante.

El 4 de noviembre de ese año, la jueza Pérez Ballester homologó el mencionado acuerdo, por lo que Magdalena Espósito Valente y Abigail Páez pasaron a tener, de forma legal, la tenencia de Lucio.

El comienzo del fin: lesiones, atenciones en el hospital y la mentira del ladrón que mató a Lucio

En sintonía con la confirmación de la tenencia en poder de su madre y su pareja, se dio el inicio de constantes y recurrentes ingresos de Lucio Dupuy a distintos hospitales y centros asistenciales de La Pampa.

El 1 de febrero de 2021, Lucio fue ingresado al Hospital Evita (La Pampa), presentando golpes en todo el cuerpo; mientras que el 23 de marzo lo atendieron allí mismo por una “deformidad en su dedo con una fractura ósea”.

También se volvió una postal extraña y tristemente común la de ver a Lucio en fotos con su madre y la novia de ella con yeso en su brazo.

Caso Lucio: por qué el niño quedó al cuidado de su madre, hoy acusada de haberlo asesinado.
Caso Lucio: por qué el niño quedó al cuidado de su madre, hoy acusada de haberlo asesinado.

La última de las novedades referidas a la salud de Lucio llegó el 26 de noviembre de 2021. Ese día, Magdalena Espósito Valente y Abigail Páez llegaron a un centro médico con su hijo en brazos. Cuando los médicos lo revisaron, constataron que el niño estaba ya sin vida y las mujeres relataron que un ladrón había entrado a la casa donde vivían ellas y el niño en Santa Rosa y que había golpeado violentamente a Lucio, ocasionándole la muerte. La mentira tuvo patas cortas, por lo que no duró demasiado y el relato se cayó.

La posterior pericia confirmó que Lucio Dupuy había fallecido a raíz de una violenta golpiza y, de acuerdo a la acusación de la Fiscalía, fueron las dos mujeres quienes “agredieron físicamente, en forma conjunta” al niño durante más de dos horas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA