Abuso en una escuela de Ciudad: el celador acusado en la cárcel y una compañera en la “mira”

La institución a la que asistía la víctima y en donde trabajaban los apuntados. José Gutiérrez/Los Andes
La institución a la que asistía la víctima y en donde trabajaban los apuntados. José Gutiérrez/Los Andes

Mientras se espera la cámara Gesell de la alumna que habría sido atacada, la fiscalía investiga a otra celadora por presunta complicidad con el detenido. Cuál es la situación de esta mujer en la causa.

La causa de abuso sexual que comenzó la semana pasada y cuyos hechos habrían ocurrido en la escuela Beatriz Falcitelli de Ciudad, va dando sus primeros pasos en la investigación. Mientras se espera la declaración de la víctima para aportar más detalles, el celador acusado ya está en la cárcel y la Justicia también pone la mira en una mujer por su presunta colaboración para que se cometan las violaciones.

El principal sospechoso, de 40 años, quedó alojado en el penal luego de ser detenido el martes e imputado por la fiscal María de las Mercedes Moya. Abuso sexual agravado por acceso carnal, en un número indeterminado de veces (delito con penas de 6 a 15 años), es la calificación que le endilgaron. No se descarta que a futuro se le agregue el agravante de la guarda, lo que lo llevaría a una posible condena de 8 a 20 años.

Se cree que habrían sido más de uno los ataques de este hombre contra la menor, que hoy tiene 12 años, aunque ese dato los pesquisas esperan corroborarlo cuando ella relate lo ocurrido en cámara Gesell, medida que por ahora no tiene fecha.

Esta prueba también va a ser clave para saber si hubo intervención de la otra “sospechosa”, una celadora que es compañera del detenido. Esta persona ya fue identificada por la fiscalía y citada, por lo que se presentó ante las autoridades y le comunicaron su situación.

Intentaron que realice una declaración informativa-figura intermedia entre ser imputado y testigo-, pero “no aportó nada”, según una fuente consultada por Los Andes. En el caso del celador, ya como acusado, también se abstuvo.

Por eso es que la versión de la alumna ante los psicólogos y especialistas será fundamental, para que explique el modus operandi en los abusos y qué rol habría cumplido la mujer. Por ahora la denuncia se sustenta en lo que la niña les contó a los docentes de su nuevo colegio y a sus padres, y en los peritajes físicos que le realizaron y que dieron cuenta de lesiones en sus zonas íntimas.

Cuando ella recordada los vejámenes, en medio de un fuerte estado de shock, mencionó a su aparente agresor, dio a entender que este sujeto contaba con la complicidad de su compañera y que los hechos ocurrían en los baños de la institución ubicada en la calle Ameghino de la Cuarta Sección, a metros del zanjón de Los Ciruelos.

a metros del zanjón de Los Ciruelos.

Todas estas pruebas le sirvieron a la fiscal para poder avanzar en la detención e imputación del hombre, aunque todavía no hay elementos contundentes para acusar a la otra implicada, quien tiene prohibición de acercamiento hacia la víctima y a su familia, e incluso como parte de las medidas por ahora no irá a trabajar tampoco.

Varios miembros de la comunidad educativa declararon como testigos, pero todos manifestaron desconocer la situación.

Padecimientos

Según la versión de la víctima los ataques empezaron en 2019, cuando ella tenía 10 años, coincidente con episodios de desmayos y desvanecimientos que sufría con cierta  regularidad. En 2020, sin asistencia a clases por la pandemia la pequeña estuvo más tranquila, pero al regresar a la educación presencial volvieron las descompensaciones.

Su familia detectó que algo no andaba bien en la escuela y la cambiaron, y fue ante sus nuevos compañeros que se terminó quebrando el lunes pasado y contó lo que había sufrido. Allí volvió a sentirse mal e intervino su actual maestra, quien llamó a los padres para avisarles sobre la confesión que había realizado su hija. Horas después se radicó la denuncia y su puso en marcha la investigación.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA