ONU denuncia asesinato y mutilación de 382 niños desde el golpe de Estado en Myanmar

Myannmar
Myannmar

Los ataques a niños por parte de la junta militar constituyen crímenes de lesa humanidad, señaló un informe del relator especial de la ONU para derechos humanos en Myanmar, Tom Andrews.

Al menos 382 niños han sido asesinados o mutilados por grupos armados desde el golpe de Estado militar de febrero de 2021, denunció el relator especial de la ONU para derechos humanos en Myanmar, Tom Andrews, mediante un informe. ”Los derechos de los niños en Myanmar, como los de los niños en todas partes, deben respetarse y consolidarse, empezando por el derecho básico a vivir. Pero en Myanmar, los derechos de los niños y las familias están bajo asedio. Los niños no solo están atrapados en el fuego cruzado de la guerra de una junta militar ilegal contra el pueblo de la nación, sino que también son objetivos”, señaló el informe de Andrews publicado esta semana.

El reporte recomendó a los Estados miembro de la ONU coordinar los esfuerzos para adoptar procedimientos operativos para permitir respuestas humanitarias urgentes y oportunas, y cambiar de ayudas económicas restringidas a financiamiento básico siempre que sea posible. ”Luego de casi un año y medio de una escalada de violaciones de los derechos humanos y un constante deterioro de las condiciones, en particular para los niños y las familias de Myanmar, está claro que la respuesta de la comunidad internacional a la profundización de la crisis en Myanmar ha fracasado. Se necesita un cambio de rumbo”, agregó el informe.

Andrews comenta que los niños de Myanmar se convertirán en una “generación perdida” si no se regresa pronto al camino de la democracia y de medidas correctivas concertadas. ”Los ataques violentos de la junta contra los niños, que están registrados en este documento, son parte de su ataque generalizado y sistemático contra el pueblo de Myanmar y probablemente constituyen crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra”, aseguró el reporte.

Agregó que los ataques militares contra la población civil han desplazado a más de 250.000 niños, que se suman a los aproximadamente 130.000 niños en situación de desplazamiento prolongado y a los más de medio millón de niños de Myanmar refugiados en los países vecinos. El informe destacó que los soldados y policías han torturado al menos a 142 niños desde el golpe de Estado, según informes recibidos por la ONU.

Señaló además que unos 7,8 millones de niños siguen sin asistir a la escuela debido al golpe de Estado, y que los militares y otros grupos armados son responsables de los ataques a las instalaciones educativas y la ocupación de escuelas, lo que causa la politización y militarización de la infraestructura educativa. ”Es poco probable que la situación de los estudiantes de Myanmar mejore mientras la junta siga controlando el sistema educativo”, enfatizó.

El golpe militar provocó protestas masivas a favor de la democracia. La junta reprimió violentamente las manifestaciones, por lo que la ONU advirtió repetidamente que el país se sumió en una guerra civil. Desde la toma del poder, las fuerzas de la junta han asesinado a cerca de 2.000 personas en una campaña contra la disidencia, según la Asociación de Asistencia a los Presos Políticos, una ONG local.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA