domingo 9 de agosto de 2020

Jair Bolsoanro, presidente de Brasil - AP
Mundo

“Moho en el pulmón”: Jair Bolsonaro confirmó que tiene una infección tras el Covid-19

El presidente de Brasil atribuyó el problema a "quedarse mucho tiempo encerrado”. Igualmente, asistió a un encuentro con simpatizantes.

Jair Bolsoanro, presidente de Brasil - AP

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue diagnosticado con una infección pulmonar luego de haber superado el Covid-19. Sin embargo, no impidió que este viernes viajara a Bagé, en la frontera con Uruguay, donde se sumó a una aglomeración de seguidores y levantó, como un trofeo, una caja de cloroquina, remedio contra la malaria al que defiende para usarlo contra la Covid-19.

”Me hicieron unos estudios porque me sentía débil y tengo una infección pulmonar”, dijo Bolsonaro en las redes sociales, según lo replicado por la agencia Télam.

De acuerdo con los médicos del presidente citados por la prensa local, es probable en enfermos que superaron el coronavirus tener infección en el pulmón.

El presidente atribuyó el problema al “moho en el pulmón”, como se refirió para explicar que eso ocurre por “quedarse mucho tiempo encerrado” en la pandemia, que en Brasil en agosto podría llevar a 100.000 muertos, ya que se ha superado los 90.000.

Como acostumbra hacer desde el inicio de la pandemia, Bolsonaro reivindicó a la cloroquina e hidroxicloroquina, medicamento contra la malaria cuya capacidad de cura no es considerada efectiva por la comunidad científica.

La primera dama de Brasil también dio positivo al Covid-19 - AFP

Bolsonaro mandó en abril al Ejército a fabricar más de 1 millones de dosis de cloroquina pese a la falta de recomendación del Ministerio de Salud en la época, un caso por el cual la oposición busca abrir una comisión investigadora en el Congreso.

En Bagé, ciudad del estado de Rio Grande do Sul, cerca de Rivera, la frontera con Uruguay, Bolsonaro inauguró una escuela cívico-militar impulsada por el gobierno y mostró una caja de cloroquina, acompañado por decenas de seguidores al grito de “Mito, mito”.

Esta vez, el mandatario usó una máscara con el escudo de la intendencia de la ciudad de Bagé, uno de los lugares del polo agrícola donde más obtuvo votos en 2018.

Michele Bolsonaro, primera dama, fue diagnosticada ayer con el nuevo coronavirus, que también afectó ya a seis ministros del gabinete nacional.