La curiosa razón por la que Nueva York prohibió la venta de crema batida en aerosol a menores de 21 años

Nueva York prohibió la venta de crema batida en aerosol a menores de 21 años.
Nueva York prohibió la venta de crema batida en aerosol a menores de 21 años.

El objetivo de la normativa es evitar que los jóvenes usen el producto como un narcótico. Por esta razón, el senador Joseph Addabbo impulsó una ley que fue aprobada el año pasado pero que entró hoy en vigencia.

En Estados Unidos, Nueva York prohibió la venta de latas de crema batida en aerosol para menores de 21 años, con el objetivo de evitar que los adolescentes lo usen como narcótico. La ley que lo estableció se había aprobado el año pasado pero hoy entró en vigencia. El espíritu de la normativa es evitar que los menores inhalen el óxido de nitrógeno que contienen el producto.

Joseph Addabbo, senador demócrata por Nueva York, fue quien impulsó la ley, luego de comprobar que había un gran uso irregular de estos frascos por parte de los adolescentes. Si bien la ley se aprobó el año pasado, no entró en vigencia sino hasta este 30 de agosto. Desde ahora, la persona o el comercio que venda estos productos a los menores de 21 años recibirá una multa de 250 dólares, o de 500 si es reincidente.

Así, tal como sucede con las bebidas alcohólicas y el tabaco, quienes quieran comprar latas de crema batida en aerosol, deberán mostrar el documento de identidad que pruebe que el comprador tiene más de 21 años.

Óxido de nitrógeno

El óxido de nitrógeno, también conocido como “el gas de la risa”, es un gas incoloro con un olor dulce y ligeramente tóxico, con efecto anestésico y disociativo. No es inflamable ni explosivo, pero soporta la combustión tan activamente como el oxígeno cuando está presente en concentraciones apropiadas con anestésicos o material inflamable. En el caso de la crema batida en aerosol se usa para conservar la consistencia de la crema y su uso es legal.

Sin embargo, como esta sustancia puede ser extraída por separado, al inhalarse proporciona una sensación de euforia de corta duración. Si el óxido de nitrógeno se utiliza de forma recurrente puede causar bajada de tensión, desmayos, pérdidas de memoria y hasta psicosis.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA