jueves 1 de octubre de 2020

Los jugadores de Godoy Cruz, durante la sesión que marcó el regreso de los entrenamientos en el fútbol de Primera División. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
+ Deportes

Vuelta formal a las prácticas: el Tomba corre con distancia

Fútbol. Con nuevo técnico y bajo un estricto protocolo, el plantel profesional de Godoy Cruz retomó ayer oficialmente a los entrenamientos, con vistas a lo que será su participación en la Liga Profesional.

Los jugadores de Godoy Cruz, durante la sesión que marcó el regreso de los entrenamientos en el fútbol de Primera División. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

El Tomba corre otra vez en el predio de Coquimbito y es noticia. Hay muchas caras conocidas y algunas pocas nuevas que pasan desapercibidas debajo de los buff y los barbijos. Hay un flamante entrenador -Diego Martínez- formado en el ascenso, pero con mucho hambre de gloria. Hay vida, hay ganas, hay y también esperanza.

Son casi las 9 de la mañana. El primer turno de jugadores va llegando en sus vehículos particulares. El 90 por ciento viene solo, y el que trae un acompañante -porque no tiene auto- debe ir atrás. Estacionan en la playa del predio y no descienden hasta recibir la orden desde el interior del complejo. Llegan cambiados. En la puerta, les toman la fiebre con un termómetro láser, les desinfectan el calzado, les hacen oler café con vinagre (para corroborar que no hayan perdido el olfato) y, luego de “bañarse” las manos de alcohol en gel, se colocan un par de guantes descartables de látex, toman su botellita de agua y a correr se ha dicho. Corre, Tomba, corre...

Hay alegría, entusiasmo e ilusión, pero sobre todas las cosas, hay aire renovado para una cabeza que estaba en su punto máximo de ebullición. “Ya estaba aburrido de entrenar en el living, extrañaba volver”, se mofa el ‘Morro’ García antes de subirse a su auto particular.

Lo único menos raro es el propio entrenamiento. Divididos en grupos de no más de cinco futbolistas y con un solo integrante del cuerpo técnico dando indicaciones, los jugadores se dividen entre la sesión de fuerza-potencia en el gimnasio del predio y los trabajos físicos -respetando la distancia- en los dos campos de juego destinados para tal fin.

La distancia social se respeta a rajatabla. No hay besos, abrazos ni mucho menos los mates de cada mañana en el vestuario. Algunos jugadores no se ven ni las caras y apenas logran saludarse desde lejos. Como Brunetta y Ramis (un ex Belgrano y un ex Talleres), quienes a través de la tela de la cancha número 2 bromean con el inconfundible acento cordobés.

El cuerpo técnico en general, médicos y personal también usan guantes y barbijo. Al terminar el entrenamiento, el jugador no se baña, se sube al auto y se va a su casa.

En su domicilio, a la ropa sucia la coloca en una caja de cartón desechable que al otro día llevará al entrenamiento para depositarla en un contenedor especial. Diariamente, a través de un link de Internet, cada jugador llena una especie de declaración jurada en la que le informa al cuerpo médico si estuvo en contacto con alguna persona que no sea de su entorno estrecho, familiar.

Todos miran de reojo a la “caprichosa”. La extrañan tanto como “ella” a los que mejor la tratan. Ni siquiera los arqueros pueden todavía tocarla para hacer sus trabajos específicos. Hoy cada jugador usa una pelota, que luego se desinfecta con lavandina. Brunetta se anima a hacer un par de “jueguitos” y mete un par de goles “olímpicos”. Pero nada más. Recién la semana que viene habrá permiso para que los jugadores comiencen a pasarse la pelota entre ellos, practicar posesión de balón o hacer trabajos de definición ante los arquero.

El Tomba está de vuelta y, con distancia, corre otra vez en Coquimbito.

Los presentes. Bolado, Ramírez, Soria (arqueros), Abrego, Cardona, Carrasco, Ferrari, Goñi, Herrera, Ortíz, Romero, Varela (defens.) Alanís, Andrada, Brunetta, Bullaude, Cartagena, Elías, Henríquez, Molina, Pizarro, Tesuri (volantes), Badaloni, Cantero, S. García, J. García, González, Lomónaco, Núñez, Ramis (delanteros). Ausente con aviso: Miguel Merentiel.

Juveniles promovidos: Gonzalo Abrego, Matías Gonzalez, Daniel Molina, Julián García y Matías Soria.

Parte médico. Los cuatro futbolistas del plantel (Álvarez, Burgoa, Freites y Manzur) que padecen COVID-19 se encuentran en buen estado de salud y evolucionan favorablemente. El 14 se le realizará otro hisopado a Burgoa.

Presentación del DT Martínez: “Un equipo intenso y agresivo”

Después de la primera práctica oficial del plantel de Godoy Cruz, el nuevo entrenador Diego Martínez fue presentado en sociedad a través de una videoconferencia por la plataforma Zoom. Además de ratificar que se siente preparado para tener su bautismo de fuego en la Liga Profesional, el DTexplicó que pretende un equipo “intenso, agresivo y protagonista a partir de la posesión del balón”. Confirmó la incorporación del marcador central o lateral zurdo Leonel González (viajará hoy hacia Mendoza para luego someterse a la cuarentena obligatoria) y dijo que si fuera por él “traería a varios jugadores de Estudiantes de BuenosAires”, el equipo que dirigió hasta marzo pasado. En cuanto a los puestos a reforzar, Martínez aseguró que siguen en la búsqueda de “un volante interno zurdo y un extremo”. También dijo que hablará con cada jugador que no tendrá en cuenta.

Voces de los protagonistas

Jalil Elías (el volante regresó tras el préstamo en Unión -SF-): “Me llegaron los rumores del interés del Parma de Italia, pero yo estoy con la cabeza en Godoy Cruz, tengo contrato y estoy contento de haber vuelto. En Unión tuve continuidad y creo me fue muy bien”.

Victorio Ramis (el delantero volvió luego de pasar por Argentinos): “En mi paso anterior, el club estaba en una etapa muy buena y en lo personal levanté mi nivel sobre el final. Estoy feliz por haber vuelto y tengo muchas ganas de aportar para levantar a Godoy Cruz”.

Wilder Cartagena (el volante central peruano se quedó en Mendoza): “Se hizo larga la espera, pero estamos contentos de poder volver. Hay que aprovechar esto y tener todos los cuidados para no volver para atrás. La idea del nuevo DT es buena y creo que nos va a ir bien”.

Juan Francisco Brunetta (eecibió ofertas del Genk de Bélgica y de Boca Juniors): “Sostengo lo que dije sobre el valor de mi pase porque es un número difícil para cualquier club. Pero son negociaciones, es normal y está todo bien. Siempre dije que en el club estoy muy cómodo”.