Video: estos son los errores más frecuentes a la hora de injertar

Video: estos son los errores más frecuentes a la hora de injertar
Luego de tres años, se puede perder la planta por errores a la hora de injertar. - José Gutiérrez / Los Andes

Alain Boulet, especialista en fruticultura, explicó de manera muy instructiva cuales son las falencias más comunes que se pueden encontrar en este procesos.

Muchos son los errores que se pueden cometer a la hora de desarrollar un cultivo y se pueden dar en diferentes etapas. Tomando como referencia un duraznero, Alain Boulet, especialista en fruticultura, explicó a través de un gráfico video cuáles son las fallas más frecuentes a la hora de injertar.

El presidente de la Asociación para la Innovación Agrícola (AIA), que es consultor agrícola especializado en fruticultura en Argentina, Chile y Perú detalló que los errores más frecuentes pueden ser:

  • Portainjerto incorrecto;
  • Mala preparación del suelo;
  • Plantación inadecuada.

Primero, el ingeniero agrónomo mostró una planta de durazno de tres años con muy buena sanidad, vigorosa desde el momento de la plantación, algo que queda en evidencia con el grosor de las raíces, los troncos y los brotes.

Si bien hasta el año pasado “estuvo creciendo muy bien”, en ella se cometieron una serie de errores que sirvieron al experto como caso testigo de lo que se debe evitar a la hora de injertar.

En primer lugar, se utilizó un portainjerto que da lugar a dos problemas críticos en los durazneros: la asfixia radicular y las agallas de corona. Estos problemas se han agravado porque fue plantado sobre un suelo que no estaba preparado, por lo que el sistema radicular fue superficial.

Esto trae como consecuencia la muerte de la planta. “Por más que parezca que ha estado muy bien hasta el año pasado, ya está muerta y no va a brotar. Si esto se produce en la mayoría de las plantas del cultivo, al tercer año vamos a perderlo. Esto es por no preparar el suelo y ponerlo en el portainjerto equivocado”, completó Boulet.

El durazno para industria

Alain Boulet, referente del sector de durazno, ha hablado en reiteradas ocasiones de los problemas estructurales que deberían corregir para mejorar las perspectivas a futuro. En una entrevista con Los Andes había advertido: “Se ve una caída de la producción, producto del envejecimiento de los montes: hoy el 35% de las plantas tiene 16 años o más, y en los próximos 4 ó 5 años van a desaparecer”.

“La productividad cae porque cada año producen menos, y después se erradican más hectáreas de las que se plantan. Este proceso de erradicación de muchas hectáreas envejecidas nos está llevando a que cada año haya menos durazno. Nosotros somos ineficientes en costos y en productividad. En la medida en que no levantemos la competitividad vamos a depender de aranceles, y eso tiene un límite. Si no se hace nada, en 4 ó 5 años puede que falte materia prima para satisfacer la demanda nacional y haya que importar fruta para satisfacer al mercado argentino”, advirtió hace algunos meses, cuando la importación de latas desde China era uno de los temas más candentes del momento.

Boulet asesora a 35 productores que suman unas 1.300 hectáreas frutícolas y encabeza cinco programas de desarrollo (Durazno 2025, Ciruela 2025, Adaptación Tecnológica, Agrometeorología del Durazno e Innova Fruit). Si bien trabaja con distintas especies (ciruelos, cerezos, almendros, nogales, damascos, manzanos y perales, entre otros) su fuerte es el durazno.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA