Quinoa: cómo y por qué incorporar este superalimento en tus recetas

Quinoa
Quinoa

Tiene un alto contenido de proteínas y fibras, como también de vitaminas y minerales. Como su sabor es suave, se puede incorporar fácilmente en un buen número de preparaciones.

Hasta hace una década atrás, pocos argentinos habían escuchado hablar del kale, el mijo o la quinoa como posibles ingredientes para sus preparaciones. Y si bien ahora esto ha cambiado, lo cierto es que, para muchos, aún representa un desafío incorporarlos en las comidas. En esta nota te contamos cómo utilizar la quinoa y por qué es beneficiosa para la salud.

La quinoa es una una semilla, pero se la considera un pseudocereal ya que se consume de modo similar al maíz, el arroz y el trigo. Por sus propiedades, la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) estableció el 2013 el Año Internacional de la Quinoa a modo de reconocimiento de que se trata del único alimento de origen vegetal que tiene todos los aminoácidos esenciales, oligoelementos y vitaminas, así como la capacidad de adaptarse a diferentes ambientes ecológicos y climas, soportando condiciones y climas opuestos, lo cual la convierten en un aliado en la lucha contra el hambre.

Entre las propiedades beneficiosas de la quinoa podemos mencionar que no contiene gluten, por lo que puede ser un ingrediente para las dietas para celíacos e intolerantes a esta proteína. Además, tiene vitaminas y minerales como calcio, magnesio, potasio, hierro y zinc. También, fósforo, omega 3 y los ocho aminoácidos esenciales para el ser humano, como la lisina, importante para el desarrollo del cerebro, la arginina y la histidina, fundamentales para el desarrollo humano durante la infancia.

Es recomendada para las dietas vegetarianas y veganas por su alto contenido en proteínas, muy superior al de cualquier otro cereal. Como contiene buena cantidad de fibras, estimula el tránsito intestinal. Y también tiene propiedades antioxidantes.

Cómo cocinarla

Hoy se puede comprar quinoa que ya viene lista para consumir, pero la mayoría requiere de un lavado previo con agua fría para eliminar la sustancia que recubre las semillas. Se denomina saponina y no sólo le otorga un sabor amargo, sino que puede dificultar la absorción de los nutrientes durante la digestión. Para ello se recomienda enjuagarla varias veces hasta que deje de aparecer espuma durante el lavado.

Luego, se puede tostar previamente, con un poco de aceite, o llevar directamente al agua hirviendo con sal -dos partes por cada una de quinoa- durante unos 15 minutos. El punto justo es cuando se ha vuelto transparente, pero no se ha convertido en una pasta. Luego, se debe colar y ya está lista para incorporarla en las preparaciones.

¿Qué se puede preparar con quinoa? Como su sabor es muy suave, se puede utilizar en un buen número de recetas, de manera similar al arroz. Así, se puede sumar en ensaladas, usarla como relleno de vegetales (zapallitos, berenjenas o tomates), armar unas hamburguesas que también tengan vegetales, sumarle verduras o carnes para reemplazar el arroz. Incluso, hay quienes la incorporan en recetas de panes, galletitas o masa de tartas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA