El informe CREA de agosto revela bajas expectativas en el sector agrícola

El sector agrícola plantea varias dudas a la hora de pensar en nuevas inversiones. Imagen: Ignacio Blanco / Los Andes
El sector agrícola plantea varias dudas a la hora de pensar en nuevas inversiones. Imagen: Ignacio Blanco / Los Andes

La entidad registró el índice de confianza más bajo desde noviembre de 2019. Qué visión hay sobre vid, olivos, frutales y nueces.

El último Reporte de Actualidad Agro de CREA (Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola) para agosto analiza la situación de distintas actividades agropecuarias y la confianza del sector, con más de 2.000 empresarios vinculados de todo el país. Por un lado, las expectativas se presentan muy bajas, y cada sector ha tenido cosechas diferentes, pero con un aumento sostenido de costos.

El Índice de Confianza del Empresario Agropecuario CREA (ICEA CREA) analiza cómo perciben el presente y el futuro los empresarios agropecuados vinculados a CREA. El índice considera 0 como las peores condiciones actuales y futuras, y 100 como la mejor situación. Agosto registró 31,6 puntos, la baja más importante desde noviembre de 2019.

Así, los empresarios del Movimiento CREA no están ajenos al contexto de incertidumbre que vive el país, caracterizado por una importante aceleración inflacionaria y una brecha cambiaria muy elevada. En línea con la pérdida de confianza por el devenir de la economía nacional, las respuestas respecto a mal momento para invertir superaron a las que son un buen momento por primera vez desde el inicio de la pandemia. Un 34 % de los emrpesarios consideran el momento como “Bueno” para realizar inversiones, un 35 % lo definió como “Malo” y un 32 % eligió la opción “Indistinto”.

Por otro lado, en cuanto al contexto empresarial del país, los distintos indicadores muestran un estancamiento del PBI y de la actividad económica en lo que va del año. De todos modos, los datos interanuales son positivos por la comparación con meses del 2021 en los cuales no se había concretado la recuperación pos pandemia. La expectativas de inflación para 2022 vienen ajustando fuertemente al alza: en diciembre de 2021, los participantes del REM BCRA esperaban una inflación anual de 54,8%, hoy la expectativa es del 90% anual.

Las economías regionales

Si bien el informe de CREA hace prinicpal hincapié en actividades de la Pampa Humeda, como cereales, ganadería y lechería, también se analizaron distintas producciones regionales como la vitivinicultura, la olivicultura, los frutales y la nogalicultura.

Al observar la parte vitivinícola, se señala que en la temporada 2021-22 los rindes fueron entre -11 a -13% con respecto a lo planificado a inicio de campaña, debido a las heladas y el granizo. “Con faltante de oferta, las condiciones comerciales (plazos de cobro y precios) son mejores para los empresarios que el año anterior. Estos mejores precios, contribuirían a afrontar los mayores costos y los resultados serían estables”, señala el informe.

En cuanto a la olivicultura, desde CREA afirmaron que para el presente ciclo los rindes para olivos de aceite fueron menores (-19%) y para los olivos de mesa mejores (+13%) a lo planificado. “Respecto a lo comercial, los productos primarios se ubican con condiciones estables (plazos de cobro) y a la baja (precio), y son más atractivas para el aceite. Las expectativas igualmente se mantienen estables a positivas para precios y resultados económicos”, apuntan los analistas.

Sobre los frutales, el informe comenta que se dio una gran afectación de los rindes en la temporada 2021-22 por culpa de las heladas, entre otras causas, con variaciones entre -25 a -40% en duraznos (siendo Mendoza la principal productora nacional). Eso implica que los precios sean levemente mayores a los del año anterior. No obstante, los plazos de cobro incrementaron y, considerando los costos más altos a afrontar en esta campaña, las expectativas de resultado económico son estables y a la baja.

Por último, se analiza el segmento de nogales, con un marcado crecimiento en los últimos años. Se indica que en la campaña 2021-22 disminuyeron los rindes con respecto al plan inicial (-8%), principalmente por granizo. “No obstante, los precios de las nueces con y sin cáscara son menores a los del año anterior, pero con alguna mejora en los plazos de cobro de los productos primarios”, apuntaron desde CREA. Con costos crecientes y precios estables, se esperan deterioros en los resultados económicos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA