domingo 5 de julio de 2020

Miguel Mateos, un histórico en el rock nacional, que tuvo una destacada actuación los años 80.
Espectáculos

“Tira para arriba”, Miguel Mateos reveló detalles sobre la histórica canción de Zas

Este hit apareció en el tercer disco, Tengo que parar, lanzado en 1984, cuando la recuperación de la democracia era todavía un hecho reciente.

  • Redacción LA
  • lunes, 29 de junio de 2020
Miguel Mateos, un histórico en el rock nacional, que tuvo una destacada actuación los años 80.

El histórico cantante de rock argentino Miguel Mateos reveló detalles de “Tirá para arriba”, la canción exitosa de Zas que resistió a la época y que se convirtió en una pieza infaltable en sus shows.

Este hit apareció en el tercer disco de Miguel Mateos/Zas, Tengo que parar, lanzado en 1984, cuando la recuperación de la democracia era todavía un hecho reciente y el rock argentino empezaba a deletrear un nuevo vocabulario, ya sin la presión de la censura y con la posibilidad de avizorar un horizonte más optimista.

En este contexto, una letra como la de “Tirá para arriba” funcionó a la perfección. Mateos tuvo la capacidad de sintonizar con un ánimo social marcado por el recuerdo de un pasado reciente doloroso (“Sigo siendo un gato en la ciudad”, decía, citando una canción propia para metaforizar el temor provocado por el clima represivo de la dictadura) pero también deseoso de seguir adelante, aun cuando el destino no estuviera del todo claro (“Tirá para arriba, tira / Si no ves la salida / No importa, mi amor / No importa, vos tirá”).

El tema también aludía a los enfrentamientos que habían dividido a la Argentina de los últimos años, una disputa que había desembocado dramáticamente en el golpe encabezado por Jorge Rafael Videla, pero que se había empezado a gestar con los bombardeos sobre civiles (308 muertos, más de mil heridos) que fueron el preludio del derrocamiento de Juan Domingo Perón en 1955: “Alguien tira para abajo, yo me trato de zafar / Alguien que grita “es de los nuestros” / Alguien que lo va a buscar”. Y extendía la mirada al contexto internacional, siempre determinante en la política interna de los países periféricos, sintetizándola en un par de líneas que combinan estupor y un sutil sentido del humor: “Tengo a un ruso y a un yanqui dentro de mi habitación / Que se juegan mis zapatos y mi foto de graduación / En un Atari”.

Otro dato importante a la hora de evaluar las razones del éxito de “Tirá para arriba” es el despegue de la FM en la Argentina. En 1985 nació Rock & Pop, bajo la dirección de Daniel Grinbank y con una estética que provocaría una verdadera revolución radial . Con diferentes estilos, La 100 y FM 105 -más tarde Hit y 40 Principales- también le dieron mucho espacio al rock nacional y potenciaron una llegada a la gente que se había multiplicado después de la guerra de Malvinas.

La curiosidad en la historia de esta canción es su origen. El disco Tengo que parar ya estaba casi terminado, pero Oscar López le sugirió a Mateos que agregara una canción más, “una balada al estilo de las de Elton John”, cuenta ahora Miguel, cuyos compañeros de banda eran por entonces su hermano Alejandro Mateos (batería), Raúl Chevalier (bajo) y Eduardo Sanz (guitarra). “Fui a la sala de Liniers donde ensayábamos y me puse a componer en un viejo piano vertical Bruckner que había heredado de mi madre -recuerda el músico-. Me salió un inicio muy cercano a la música clásica, porque yo tengo una formación de conservatorio. En el demo canté en un cocoliche que simulaba ser inglés, solo para tener la melodía bien definida. Se lo mandé a López y muy pronto decidimos grabarlo. Ese disco lo hicimos en los estudios Panda. Después de grabar dos o tres tomas iniciales con el piano, empezamos a tratar de imaginarnos cómo orquestarlo con la participación de toda la banda. Y al día siguiente terminamos sumando batería, bajo, guitarra y algún sintetizador”.

En diálogo con La Nación, Mateos ensaya alguna explicación relacionada con el contexto local (”es una canción muy argentina”, remarca), aunque aclara que “Tirá para arriba” también fue un golazo en Perú, Chile, Ecuador, Colombia y México: “La estructura está pensada para que tenga un crescendo : empieza en tonos menores y tiene un estribillo en tonos mayores, que son más efusivos. La letra salió de un tirón. Es un tema que ha resistido muy bien el paso del tiempo... Creo que, al margen de reflejar muy bien la situación en la que vivíamos cuando la hice -Malvinas, la Guerra Fría-, tiene una magia muy particular que la mantiene viva”.

Mateos trabaja ahora en un proyecto ambicioso: una ópera para unos 80 músicos en escena , incluyendo su propia banda. "Otra reminiscencia de mi formación en el Conservatorio Manuel de Falla", señala. Es una aventura más dentro de una carrera de cuarenta años en la que "Tirá para arriba" tiene un lugar de privilegio. Es un tema que casi nunca falta en sus shows y que en la actualidad "suena más rockero, porque lo hago con dos guitarras y sin los sintetizadores", revela Miguel.

“La época de ‘Tirá para arriba’ fue un gran momento del rock argentino -concluye el músico, de 66 años-. Yo me sentía parte de un movimiento, con los Moura, con Los Abuelos, con Soda... Teníamos en común una forma de encarar la música, un espíritu de renovación”, expresó. Treinta y cinco años más tarde de aquellos años dorados, siguen resonando los ecos de una historia que muchísimos argentinos atesoran como propia.