lunes 21 de septiembre de 2020

Sociedad

Fuerte respuesta de la Anmat contra Viviana Canosa por la ingesta del dióxido de cloro y las severas consecuencias en el organismo

La conductora confió que ella toma el compuesto químico, lo hizo frente a cámara, y el organismo salió a contradecirla. Además advirtieron su peligrosidad.

Viviana Canosa hizo una recomendación que debe tomarse con pinzas. Frente a cámara, la conductora habló de un tratamiento contra el coronavirus que no cuenta con aprobación médica y que tiene componentes que no beneficiosos para la ingesta. Desde la Anmat salieron a desmentirla y a asesorar sobre las consecuencias que tiene para el organismo.

En “Nada personal”, la periodista dijo que consume dióxido de cloro y en su Twitter aseguró que lo hace para protegerse del COVID-19. Ante su mensaje en las redes sociales, una usuaria disparó: “Estás promocionando un veneno. Que vergüenza”; a lo que ella contestó: “#AndreasKalcker Yo tomo #CDS”.

Y ante este caso público, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) salió a desmentir los datos revelados por canosa; en un comunicado, el organismo advierte los numerosos peligros que conlleva el consumo de dióxido de cloro, algo que, además, está prohibido en la Argentina.

En el informe, se lee: “Debido a la circulación de información en redes sociales y medios digitales relacionados a la utilización de dióxido de cloro para el tratamiento de COVID-19 u otras enfermedades, se recuerda que el producto mencionado no cuenta con estudios que demuestren su eficacia y no posee autorización alguna por parte de este organismo para su comercialización y uso”.

Aseguran que en base al informe de este año del Organización Panamericana de la Salud (OPS), vale aclarar que “la ingesta de dióxido de cloro y el clorito de sodio reaccionan rápidamente en los tejidos humanos y si se ingieren, pueden causar irritación en el esófago y estómago, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicaciones severas, entre otras complicaciones que pueden incluir graves trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales”.

Además, la inhalación puede generar edema pulmonar, broncoespasmos, neumonitis química y edema de glotis, entre otras complicaciones respiratorias como bronquitis crónica y erosiones dentales, así como complicaciones en otros órganos del cuerpo”, sumaron.

Para leer el documento oficial, hacer click en el siguiente enlace: Dióxido de cloro: ANMAT recomienda no consumir medicamentos no autorizados.