domingo 24 de enero de 2021

Anya Taylor-Joy se luce en la serie "Gambito de dama" (Netflix)
Espectáculos

Español perfecto, amor por los churros y mucho talento: la raíz argentina de Anya Taylor-Joy, la estrella de “Gambito de dama”

En Netflix, la joven actriz cautiva al mundo con su talento y su deslumbrante mirada. Sus videos hablando en español rioplatense generan furor en las redes sociales y siempre tiene elogios para nuestro país.

Anya Taylor-Joy se luce en la serie "Gambito de dama" (Netflix)

Anya Taylor-Joy es la actriz más vista en el mundo. Así lo confirmó Netflix al informar que 62 millones de usuarios ya vieron la serie “Gambito de dama”, que la joven de 24 años protagoniza. Incluso, su inspirador personaje es responsable de aumentar las búsquedas de ajedrez y de consumo del juego en distintas tiendas. Pero hay un vínculo más por el que Anya se lleva muestras de cariño: su pasado argentino.

A diario, usuarios de Twitter suelen compartir videos de la actriz hablando en un perfecto español rioplatense. Hasta muchos bromean con que a Anya le sale expresarse mejor en castellano que a muchos criados en esta tierra.

La historia de Anya es digna de otra película o serie. Nació el 16 de abril de 1996 en Miami, Florida (Estados Unidos), pero pasó por diferentes latitudes del mundo. Su mamá es de ascendencia inglesa y española y su papá es de origen argentino y escocés.

A poco de nacer, la familia de Anya se mudó a Buenos Aires. Desde pequeña y hasta los seis años, periodo en el que la mayoría de los humanos adquieren habilidades y conocimientos lingüísticos, Anya habló castellano con absoluta naturalidad. Incluso, asistió al colegio Northlands School.

No obstante, Anya dejó Argentina y luego se mudó a Londres, Inglaterra, para cerrar sus estudios secundarios. A los 16 años, la joven se lanzó al modelaje previo a su paso a la actuación, su verdadera pasión.

El primer papel que le dio elogios de la crítica y el público fue el de Thomasin, una adolescente acusada de brujería y sometida por su familia en la impecable película de terror “La bruja” (The Witch, 2015), dirigida por Robert Eggers.

Anya en "The Witch" (2015)

Pero donde ganó fama masiva fue en “Fragmentado” (Split, 2016), la secuela éxito de “El protegido” (Unbreakable, 2000), bajo las órdenes de M. Night Shyamalan. Allí, Anya Taylor-Joy interpretó a Casey, una de las víctimas de Kevin (James McAvoy), quien padece trastorno de identidad disociativo y amenaza con matarla en su secuestro.

Anya repitió ese papel en “Glass” (2019), el cierre de la trilogía de M. Night Shyamalan. En paralelo, la joven participó en algunos capítulos de “Peaky Blinders” y sumó roles protagónicos en el drama “Emma” (2020) -con rumores de posible selección al Oscar- y en “Los nuevos mutantes” (The New Mutants, 2020), el spinoff de los X-Men.

Pero, sin dudas, el triunfo (merecido) de “Gambito de dama”, miniserie de siete episodios disponible en Netflix, consolidó a Anya Taylor-Joy como una estrella absoluta en el panorama actual de la industria. Sin olvidar que en breve comenzará a grabar la precuela de “Mad Max: furia en el camino” (Mad Max: Fury Road, 2015) bajo la dirección de George Miller. Ella reemplazará a Charlize Theron en la versión juvenil de Furiosa.

Lejos de renegar de sus raíces como otras figuras de Hollywood, Anya manifiesta su amor por la idiosincrasia de Argentina y también por sus familiares y amigos que están en Buenos Aires. Ha confesado en varias entrevistas que es fanática de las empanadas, el pan de provolone y la pizza, además -como todo buen mortal- de los churros con dulce de leche.

Extraño mucho a la gente argentina porque es muy tierna, se da muchos abrazos, se toca mucho y eso me gusta. En los Estados Unidos todo es un poquito frio”, dijo la talentosa joven de 24 años. Ya prometió que, una vez pasada la pandemia, volverá a esta tierra, aunque esta vez recibirá el gran cariño que tanto le han mostrado sus fanáticos en los últimos años.