Cinemada Mare: El festival de cine italiano con el talento del mendocino Mauro Henriquez

Mauro Henriquez
Mauro Henriquez

Mauro Henriquez es un joven director de cine local que por estos momentos se encuentra en Italia participando de uno de los festivales más convocantes del Viejo Mundo. Allí ganó un premio, participó en varias realizaciones y nos cuenta cómo es la experiencia

“La ocasión la pintan calva” reza el dicho para expresar que cuando hay una oportunidad, hay que tomarla. Mauro Henriquez es un realizador audiovisual -él prefiere este término antes que director de cine- con más de diez años de trayectoria, que tuvo una oportunidad caída del cielo: participar en un festival itinerante de cine en Italia. Sin dudarlo partió hacía el viejo continente con la idea de aprovechar al máximo los dos meses que dura el evento. Allí ganó, junto a Stefano Cacciavillani, un primer premio por su corto “Indiferencia diferencia”, en Milán.

Mauro Henriquez
Mauro Henriquez

“Es bastante loco en realidad porque me contactaron por Instagram, una chica de Uruguay que me dice ‘yo trabajo con un festival de cine de Italia, soy parte del staff y vi tus redes y te contacté’. Lo loco, es que en mis redes no soy nadie, tengo 800 seguidores y no me dedico”, comienza contando a través de una entrevista por zoom.

Mauro no se considera aún un director de cine, y prefiere el apelativo de realizador audiovisual: “siempre dije que hasta que no filmaste un largo y te lo proyectaron en el cine sos director audiovisual. Todavía no he tenido la suerte de llegar con un largometraje a la pantalla grande, es mi intención”, sostiene.

En cuanto al festival, se trata de Cinemada Mare, una convocatoria gratuita para jóvenes cineastas del mundo, que cuenta con un campus de cine itinerante internacional y un centro de producción dirigido a cineastas, estudiantes y profesionales del sector. Trescientos participantes llegan cada año desde más de 50 países del mundo y trabajan lado a lado durante cada fase de producción de una película, es decir en ideación de guiones, búsqueda de localizaciones, rodaje y montaje.

“Este año es la veinteava edición. Tuve que pasar un proceso de selección, el cual tuvo un par de reuniones, todas en inglés, con gente de Italia y de Uruguay con gente de otros lugares del mundo hasta que me dijeron que estaba seleccionado”, recuerda.

Mauro Henriquez
Mauro Henriquez

El festival , que en esta oportunidad celebró sus 20 años, desde 2003 atraviesa toda Italia durante el verano, comenzando por Roma a finales de junio y terminando en Venecia a la par de la exposición internacional de Arte Cinematográfica, en la cual Cinemada Mare está presente con los jóvenes participantes del Campus.

“En este momento creo que somos de 70 naciones diferentes, más de cien personas. Va variando el número porque el festival es un campus itinerante. Todas las semanas nos mueven un pueblo diferente, es toda una logística porque somos muchísimos y dentro del campus tenés actores, directores, guionistas, directores de fotografía, directores de arte, editores”, explica Mauro.

Según la página oficial del festival, ofrece un paquete de hospitalidad gratuita que incluye el alojamiento en institutos utilizados como albergue, y viajes gratuitos en autobús, entre etapas del tour, con un programa de formación: participación a Masterclass y Workshop con encuentros especiales por todos los cineastas cada día.

“La idea es que cada semana tenemos que filmar un corto haciendo uso de los recursos del festival, entonces tiene una dinámica muy diferente y muy loca”, cuenta y agrega: “Competimos con cada corto y recibimos premios todas las semanas”

Mauro Henriquez
Mauro Henriquez

En este sentido, el joven realizador explica que el mayor desafío consiste tanto en los tiempos como en las herramientas con las que cuentan para la filmación: “La idea es que vos te resuelvas con la gente que hay acá: actores y actrices, directores y que te pongas en campaña, hagas un corto, lo edites y salgas a la proyección con tu corto”, subraya. “Es una idea súper original y además te obliga a estar planteándote todo todas las semanas”, agrega.

Al tratarse de un festival itinerante y colaborativo, los roles se trasmutan de acuerdo a los proyectos de cada uno: “Yo vine con un montón de guiones, escritos e ideas, pero llegas una ciudad que no conoces, que te ofrece cosas que no te esperabas. La semana antepasada que estuvimos en Cerdeña, en un pueblo antiquísimo y súper chiquito con una historia mística y cosas de la antigüedad, de los sumerios y el corto que yo tenía pensado no tiene nada que ver con este lugar. Pero a otro se le ocurrió una idea, y te vas subiendo al proyecto de otras personas”, destaca. “Creo que el chiste es estar permeable a eso”.

El reconocimiento por el primer premio obtenido al mejor corto, en Milán
El reconocimiento por el primer premio obtenido al mejor corto, en Milán

El hecho de que el festival visite distintas ciudades también sirve de disparador creativo para los cortos. Mauro Henriquez ganó el primer premio nada menos que en Milán, por el film que realizaron en esa ciudad. “Cuando llegamos vi una persona de la calle, un vagabundo, debajo de un cartel de Victoria’ Secret y estando ahí me inspiró una idea. Ese contraste me pareció muy fuerte. Entonces, con un compañero decidimos hacer un corto que se llamó “Indiferencia diferencia”, con una mitad ficcional en la que contamos -junto a Stefano Cacciavillani, quien fue codirector y guinista- la historia que nos contó un vagabundo y la llevamos a la ficción, y una segunda parte con entrevistas a personas que hablan acerca de la indiferencia”, detalla.

“Lo hicimos porque realmente nos inspiró la ciudad y con el corto ganamos y nos llevamos ‘el mejor corto’ de esa semana y también el premio mayor”. concluye.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA