Pymes: ante la baja económica, las empresas solicitan quita de impuestos y financiamiento

Daniel Ariosto, presidente de la UCIM, advierte sobre la situación que enfrentan las pequeñas y medianas empresas en Argentina. Recesión en varios sectores y piden mejorar la microeconomía.

Pymes: ante la baja económica, las empresas solicitan quita de impuestos y financiamiento

En una opinión difundida por la Unión Comercial, Industrial de Mendoza (UCIM), en este fin de semana, su presidente Daniel Ariosto hace una pintura detallada de la situación crítica que está atravesando la pequeña y mediana empresa (Pyme) en general; detallando que “la economía particularmente fue dañada a niveles escandalosos junto a la pérdida de valores sociales y culturales que nos llevaron hasta la desesperanza”. Ante la caída de la actividad, las pymes solicitan una quita de Impuestos, tasas y contribuciones que impactan en los precios; además financiamiento para reactivar.

En números, la recesión se traduce en una caída de dos dígitos en ocho sectores de actividad de acuerdo al Estimador mensual de actividad económica del mes de abril, publicado en junio por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). En este relevamiento se registraron mermas interanuales durante el primer trimestre de 2024 que van del 13,1% en el caso del comercio mayorista, minorista y reparaciones, al 24,8% para la construcción.

En este escenario en cuyas reglas “macroeconómicas” está sobreviviendo la actividad en Argentina, camino a la desaceleración de la inflación, una mejora de la microeconomía, de la economía cotidiana, aún parece distante: “ha sido devastada a niveles alarmantes que han afectando a millones de ciudadanos”, sostiene el titular de la UCIM.

Una situación integral, un desmejoramiento, que en el escrito de Daniel Ariosto referencia el impacto de forma directa “en el nivel adquisitivo, educativo, de salud”, también en materia de seguridad; destacándose el deterioro -desde hace décadas- por las malas administraciones de la política.

Afectados por la crisis

“Las pequeñas y medianas empresas (pymes) son uno de los sectores más afectados por esta crisis”, agrega Ariosto porque a medida que aumenta la pobreza, las principales fuentes de empleo registrado en el país se encuentran azotadas por los rigores de la inflación, los ajustes asimétricos de los servicios, por “la recesión y la pérdida del poder adquisitivo de fundamentalmente, la clase media de nuestro país”.

Según el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), desde noviembre de 2023 a marzo de 2024 en el país se redujo en 3.559 la cantidad de empresas registradas,
Según el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), desde noviembre de 2023 a marzo de 2024 en el país se redujo en 3.559 la cantidad de empresas registradas,

“Necesitamos las condiciones indispensables para producir, comerciar, brindar servicios”, sostiene Ariosto; quien solicitó mejores condiciones para “funcionar y reconstruir la difícil realidad que padecemos ya que, como no nos cansamos de decirlo, solo la empresa genera riqueza y empleo”.

Por su parte, la fotografía de los indicadores relevados durante el primer trimestre del año por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), con algún delay, también hablan de la gravedad de la situación. En el Análisis de la dinámica laboral y empresarial, muestra que desde noviembre de 2023 hasta marzo de 2024 en el país se redujo en 3.559 la cantidad de empresas registradas, pasando de 512.357 a 508.798 en total. En tanto que, en el mismo período, se perdieron 136.160 puestos de trabajo registrados (-1,38%).

Desde la desde Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (CADAM), que distribuyen productos de primera necesidad a más del 60% de la población, ante la reducción de las ventas y para bajar la inflación de los productos básicos, en un comunicado propusieron 10 medidas. Fundamentando su posición en una baja de Impuestos, tasas y contribuciones que agobian al desarrollo de las pymes, además de aumentar los costos laborales y de producción y, por ende, de formación de precios.

La cámara entiende que entiende que hay aportes injustificables que afectan a la industria y al comercio, en general, sobre todo en tiempos de crisis como la Contribución patronal “obligatoria” al Instituto Argentino de Capacitación Profesional y Tecnológica para el Comercio, que representa una recaudación mensual de $ 4.500 millones. También el aporte a Coviar, industrias y productores piden derogar la Ley 25.849, porque entienden que su cometido no se logró; a modo de ejemplo señalan que en 2023 en Argentina se compró 52 millones de litros de vino menos (-6,3%) que en 2022, y la exportación se contrajo un 31.7% en volumen.

CADAM solicita también la eliminación del Impuesto al cheque, Ingresos Brutos y Tasas Municipales; el IVA a alimentos de la canasta básica y el Impuesto País a productos esenciales de consumo. Mientras solicitan lineas de Financiamiento pyme para que 140 mil comercios, tiendas y pequeños supermercados puedan acceder a la mercadería en cuotas y sostener el precios al público frente a la inflación. Así mismo, una Desgravación de bienes de capital de ganancias, para agilizar las inversiones en máquinas y tecnología.

Un caída de dos dígitos

Alfredo González, presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), explicó a Los Andes que “La inflación comenzó a desacelerar, pero aún tiene el signo negativo por delante, y eso se siente, con bajas en ventas y con la producción industrial Pyme también con una fuerte recesión, que está en torno al 19%”. Porcentaje que hace referencia a la última medición que ha desarrollado su institución y corresponde a la realidad de mayo.

Para el empresario nacido en el Chaco, la posición que vivimos en el último semestre es muy diferente a la del año pasado, porque “no teníamos crisis de actividad, pero sí sufrimos por la pérdida de rentabilidad. ¿Qué quiero decir? Que a medida que se trabajaba más se iba perdiendo también el margen de beneficio, porque teníamos muchas idas y vueltas con la macroeconomía”.

González señaló que la dinámica comercial, al pulso del público quería deshacerse de sus pesos, empujaba a vender “sin un tipo de precio de referencia”. Agregando que el sector comprendía que al momento de dejar de tener una economía inyectada “de que cesaran los anabólicos, automáticamente se iba a sentir la recesión”.

La baja del poder adquisitivo, también fue reflejad por el Monitor temprano de actividad económica del CEPA, correspondiente a junio, donde señala una merma de -13,1% en la recaudación de la Dirección General Impositiva por IVA.

Un stop fuerte en la construcción

El presidente de la Cámara de Empresas Constructoras Independientes de Mendoza (CECIM), Dalmiro Barbeito señaló su preocupación por la drástica caída de la actividad económica en Argentina durante 2024, destacando una disminución interanual entre el 40 y 50% en su sector. “La construcción es un ejemplo de cómo se va a seguir trabajando, pero vemos que el problema de la caída de la actividad económica y el aumento del desempleo en la Argentina está siendo muy grande este año” afirmó Barbeito.

El presidente atribuye esta caída a la falta de inversión en obra pública y la reidentificación de proyectos. “La gente no es optimista porque la construcción ha caído en forma muy abrupta, tanto por la falta de inversión nacional en la obra pública como por la caída de la inversión privada” señaló. Aunque reconoce que el Tesoro despierta esperanza, las licitaciones aún no han salido, dejando al sector en espera.

De acuerdo a los números el INDEC, correspondientes a mayo, la variación acumulada en los primeros cinco meses de 2024 es negativa; se trata de una merma del 32%, con una variación mensual desestacionalizada del 6,2%. Barbeito enfatizó la necesidad de un programa promisorio que cambie la tendencia actual. “Veo muy complicada la situación” concluyó, reflejando un sentimiento compartido por muchos actores en el sector. La construcción, crucial para la economía del país, sigue enfrentando un futuro desafiante.

Los gobiernos locales y provinciales deben ocuparse para que la microeconomía logre un despegue,
Los gobiernos locales y provinciales deben ocuparse para que la microeconomía logre un despegue,

Entre dos realidades

La responsabilidad de atender las urgencias de los distintos sectores “ha recaído en los gobiernos locales, en las provincias”, explica Daniel Ariosto en su texto. Estos deben acompañar el proyecto nacional y, al mismo tiempo, manejar la crisis inmediata que enfrentan sus comunidades. “Las empresas constructoras de obras públicas, por ejemplo, se han visto afectadas por la decisión del gobierno nacional de suspender todos los proyectos, iniciados o no”, sostiene el presidente de la UCIM.

Asimismo, el sector turístico ha sufrido una fuerte caída debido a la falta de recursos internos y un tipo de cambio desfavorable para los extranjeros. Destacando que “los grandes empresarios pueden proyectar y diseñar nuevas oportunidades de negocios, identificando los sectores que recibirán mayor impulso. Las pymes, en cambio, viven el día a día y parten desde una base mucho más complicada”.

Para el empresario, es sabido que las pymes generan la mayor actividad económica y empleo en el país. “Entonces, ¿por qué no existen regímenes especiales de créditos para necesidades esenciales como equipamiento, reformas, mantenimiento de equipos e instalaciones? Estas medidas permitirían a las pymes mantenerse y mejorar sus servicios, generando más trabajo y estimulando el consumo”.

A modo de reflexión, Daniel Ariosto puntualizó que “La economía no depende solo de lo macro. La economía también se construye desde abajo, desde lo particular a lo general. Será tarea de los gobiernos locales y provinciales ocuparse y aglutinar intenciones para que hoteles puedan adquirir sábanas y muebles, los transportistas arreglar sus vehículos, los camioneros no pasar frío mientras esperan se habilite el paso internacional y los comerciantes tengan seguridad. Esos también son problemas que impactan de una manera u otra en la economía”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA