Los graneles tendrán un año récord de exportaciones

Aseguran que las exportaciones de vino malbec a granel pueden tener un buen futuro durante el año que se acerca.
Aseguran que las exportaciones de vino malbec a granel pueden tener un buen futuro durante el año que se acerca.

Los exportadores creen que será difícil que en 2021 se replique este escenario. Dicen que la próxima vendimia no tendrá excedentes.

Los graneles cierran un año positivo. Aunque aún faltan los números de diciembre, entre enero y noviembre las exportaciones crecieron un 84,7% respecto del mismo período de 2019. Esto hizo posible que Argentina tuviera una participación del 5% en el mercado global, más cerca del 8 a 10% que se fijó como objetivo la Cámara Argentina de Vinos a Granel. Sin embargo, estiman que en 2021 será difícil sostener el volumen porque ya no habrá excedentes, aunque, como contraparte, se ha recuperado el precio.

José Bartolucci, titular de la Cámara Argentina de Vinos a Granel, señaló que calculan terminar 2020 con unos 200 millones de litros exportados, lo que constituye un récord de los últimos 10 años. Señaló que esto no sólo es bueno para el sector, sino para toda la vitivinicultura, porque posibilitó una mejora de precios en el mercado interno.

Asimismo, comentó con entusiasmo que hicieron un acuerdo con Wines of Argentina para que la promoción del vino argentino sea una sola, a través de la página web de WofA, con un espacio específico para el vino a granel. De esta manera, anticipó, esperan potenciar la presencia de todos los vinos argentinos, de la misma manera que esta entidad lo viene haciendo para los embotellados. Y, además, optimizando recursos.

En cuanto al tipo de vinos que se exportan, Bartolucci detalló que han crecido las exportaciones de vinos varietales, fundamentalmente malbec, y añadió que la calidad de los vinos argentinos es excelente y que hoy tiene una adecuada relación precio-calidad en el mercado internacional.

Esto le permite pensar en seguir ganando presencia en el negocio mundial de vinos a granel, en el que los argentinos ya han logrado un 5% de participación (la meta de la cámara es llegar del 8 a 10%).

Como unidad ejecutora de Coviar en graneles, la entidad, con el apoyo de Cancillería, está presentando la oferta exportable en distintas embajadas y consulados. Hasta el momento han hablado con Estados Unidos, México y China.

Por otra parte, en la reciente feria mundial de vinos a granel, el país estuvo representado por 15 empresas y hubo un espacio para hablar sobre los vinos argentinos. Bartolucci planteó que sigue siendo necesario reforzar la promoción en el exterior y que también es importante el trabajo conjunto entre privados y organismos cómo Promendoza y el Consejo Federal de Inversiones, que han acompañado gestiones de la Cámara.

De hecho, señaló que, después de la actividad que se realizó en Mendoza en setiembre del año pasado, a la que se invitó a importadores, se vendieron casi 30 millones de litros de granel a China, un mercado en el que prácticamente no se tenía presencia. Es que el hecho de que puedan visitar y descubrir Mendoza, San Juan y otras provincias vitivinícolas favorece las oportunidades comerciales. Por eso, esperan poder volver a organizar esta feria en julio de 2021 y traer compradores, en especial de nuevos mercados.

Los principales países que compraron vinos a granel argentinos en 2020 fueron Canadá, Inglaterra, Estados Unidos y China. Y si bien se trató de distintos segmentos, cada uno importó unos 30 millones de litros. A esto se sumó la importante operación con España, que había tenido una cosecha muy reducida.

Sin embargo, subir aunque el Malbec es insignia, Bartolucci indicó que hay muy buena disponibilidad de varietales para ofrecer y que el granel más exportado a Canadá es cabernet, le sigue el pinot noir y recién en tercer lugar está el Malbec. Se trata, indicó, de tratar de potenciar otras variedades y buscar nuevos mercados, como Alemania, que tiene embotelladoras muy grandes.

En cuanto a la relación precio-calidad, manifestó que están conformes porque se está llegando al punto de equilibrio entre lo que se paga al productor y lo que obtienen las restantes partes de la cadena. Destacó que se logró que aumentaran los reintegros a la exportación, aunque todavía resta lograr que se reduzcan los costos logísticos.

Rubén Panella, responsable de la unidad de graneles de Fecovita, coincidió en que ha sido un buen año y señaló que los asociados exportaron más de 40 millones de litros, en gran parte durante los primeros meses del año y gracias al autobloqueo que estableció el gobierno provincial y que permitió reducir el sobrestock existente. A partir de eso, agregó, se empezaron a reducir las operaciones puntuales y empezaron a quedarse con clientes más fijos, a quienes se les vende productos de mayor calidad y con un nivel de precios mayor.

Panella estimó poco probable que el precio baje y se logren valores tan competitivos como los de principios de 2020, porque ha habido una recuperación en el mercado interno y añadió que tenía que suceder porque lo que se pagaba al productor estaba por debajo de los costos de producción y la actividad no iba a poder sostenerse.

De ahí que considere que el año próximo se va a continuar con un buen nivel de exportaciones, pero con volúmenes menores, porque van a desaparecer las operaciones que se estaban concretando para sacar volúmenes. Sin embargo, resaltó que esas ventas al exterior serán “más realistas”, con un precio rentable para el productor y que habrá menor disponibilidad de producto, ya que no estarán los 300 millones de litros de excedente.

Sobre las perspectivas del sector, Panella señaló que el país debe tratar de ubicarse en segmentos de precios un poco más elevados y que también resulta indispensable mejorar la logística para reducir costos. Por otra parte, recordó que Argentina tiene aranceles de importación, que suman unos 10 centavos de dólar a un producto que tiene un precio de 25 a 30 centavos el litro –y que Chile no paga por sus tratados de libre comercio-, y que, además, hay impuestos internos, como las retenciones.

El titular del Instituto Nacional de Vitivinicultura, Martín Hinojosa, detalló que hoy se están exportando graneles a 38 países y que hay datos interesantes, como que las ventas a China se incrementaron un 292% en los 11 meses de 2020 y las que tuvieron como destino Canadá, un 57%; al tiempo que se vendieron a República Checa 6 millones de litros de vino.

Asimismo, resaltó que los despachos al exterior crecieron un 84,7% en comparación con el año pasado y que el país subió varios escalones entre los principales vendedores del mundo para ubicarse en el séptimo lugar. Si bien prefirió no hacer “futurología”, planteó que como 2020 ha sido un récord, si se mantuviera este nivel sería muy positivo, pero que también lo sería crecer respecto de 2019.

Hinojosa mencionó que es muy difícil avizorar qué puede suceder con el mercado internacional de graneles, porque es “infiel” –siempre se compra a los más baratos- y hay diversas variables que intervienen, como las cosechas internacionales, el tipo de cambio, políticas nacionales como el reintegro a las exportaciones, las barreras arancelarias que se puede establecer a los competidores y las guerras comerciales entre países.

Por su parte, Juan Carlos Caselles, de Bodega Sin Fin, comentó que este año mantuvieron los clientes que tenían y, sobre todo, pudieron retomar la relación comercial con Estados Unidos. Es que, en 2016, por la merma histórica en la producción y la suba del 200% en el precio de la uva, que se trasladó a los valores de graneles, ese mercado se perdió. Sin embargo, en 2020, con un tipo de cambio favorable y una cosecha muy buena en términos de calidad, se pudo recuperar la competitividad y ese país volvió a mostrar señales de interés por el vino argentino.

En la bodega se dedican a la elaboración de malbec, con uvas provenientes de distintas zonas de la provincia, que exportan a Estados Unidos, Canadá, Francia y Australia, además de abastecer algunas del mercado local en ciertos momentos.

Para Caselles, la clave es seguir posicionando el vino a granel a partir del varietal insignia de Argentina. Pero también reconoció que Estados Unidos, Chile, Sudáfrica y Francia están elaborando malbec, por lo que la competencia es cada vez más difícil y puede generar algunas bajas. En este sentido, consideró que es fundamental que el tipo de cambio vaya acompañando a la inflación, para no dejar de ser competitivos en el mercado internacional. Esto, porque la distancia de los grandes centros de consumo, en el hemisferio norte, incrementa los costos logísticos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA