La venta de 0 km tuvo el segundo peor primer semestre de la década

Las trabas a la importación y la incertidumbre económica, que se ha acentuado, son algunas causas.  / Foto: Jose Gutierrez/ Los Andes
Las trabas a la importación y la incertidumbre económica, que se ha acentuado, son algunas causas. / Foto: Jose Gutierrez/ Los Andes

Entre enero y junio de este año se patentaron 7.465 autos en Mendoza, 3,4 % menos que el año pasado. Las trabas a la importación y la incertidumbre económica, que se ha acentuado, son algunas causas.

El patentamiento de autos en Mendoza viene con números bajos desde el inicio de la pandemia y, si bien en el 2021 se dio un repunte, este primer semestre los números volvieron a bajar: cayeron 3,4 % en comparación a enero-junio del año pasado. Eso implica que, después del primer semestre de 2020, este año ha sido el de peor ventas en los últimos 14 años.

Los datos corresponden a un relevamiento que realizó este medio con información de la Dirección Nacional de Registro de la Propiedad Automotor (Dnrpa). Allí se indica que entre enero y junio de este año se patentaron 7.465 autos 0 km, un 3,4 % menos que los 7.728 que se patentaron en ese mismo período de 2021.

El único primer semestre que fue más bajo que el actual es el de 2020, cuando la pandemia impactó con mayor fuerza en las decisiones de compra y solo se patentaron 5.743 vehículos. En el otro extremo, considerando de 2008 a 2022, el primer semestre con mayores ventas en la provincia fue el de 2013, cuando se patentaron 20.149 autos.

Con la tan esperada reactivación post pandemia, algunos esperaban que el sector mejorara poco a poco. En efecto, 2021 resultó más auspicioso y tuvo más ventas que el primer año de la pandemia COVID 19 (en total, 13.630 autos patentados de 2021 contra 12.511 de 2020).

Sin embargo, casi todos los meses de 2022 cayeron en ventas con respecto a su mismo mes del año anterior: en enero y marzo de 2022 se vendió 11 % menos que en esos meses de 2021, en febrero 13 % menos y en abril 3 % menos. Mayo presentó un gran salto con un aumento de 57 % (ese mismo mes de 2021 fue muy malo) y, finalmente, la caída de 11% en junio terminó sellando la suerte de este semestre.

Como ha señalado este medio, la venta de vehículos 0 km venía dibujando una curva descendente, con un mercado ajustado por las restricciones a las importaciones, precios que reflejaban ajustes y atrasos de entrega de algunos productos. La consecuencia ha sido un incremento en la venta de autos usados, con modelos de segunda mano que cuestan aún más que los modelos nuevos.

Una economía difícil de manejar

Empresarios mendocinos del sector automotor coincidieron en que ha sido un primer semestre muy difícil. Por el lado de la oferta de vehículos, las dificultades para importar repercuten en conseguir autos nuevos, y por el lado de la demanda (las personas interesadas en 0km) pesan la incertidumbre y la posibilidad de afrontar los costos.

“Es verdad que ha sido un semestre malo, los números lo reflejan. Se estimaba que el movimiento fuera parecido al año pasado, pero es probable que hayan complicado factores como el aumento de tasas, baja productividad en las terminales y aumento del dólar, todo eso hace que se patente menos”, comentó Jorge Goldsack, gerente comercial de Sur France, concesionario oficial de Peugeot y Citroën en Mendoza.

Goldsack señaló que la coyuntura complica al sector: “Las fábricas no nos proveen con la cantidad de autos que quisiéramos porque no tienen los insumos para hacerlos, les dificultan la importación por la falta de dólares”. Además, explicó que para una familia es difícil tomar un préstamo para poder pagar el auto y cuando el dólar se mueve la gente espera a que se calme, antes de cambiar dólares ahorrados para comprar un vehículo.

Mauricio Goldstein, del directorio de la red de concesionarios Audi, Ford y Volkswagen, señaló que “el primer semestre fue difícil para la actividad a causa de las trabas causadas por la macroeconomía, también la disponibilidad de autos es lo que más complicó y que no nos dejó planificar, además de causar cierta impaciencia en los clientes”.

Mientras que, al hablar puntualmente sobre las ventas, Goldstein destacó que los productos que más se han comercializado en su concesionario son las pick ups, utilitarios y Suv. “La financiación es extraordinaria, en tasas fijas en pesos y sin interés. Esas condiciones nos han permitido poder afirmarnos un poco y organizarnos en las diferentes cuantas”, puntualizó el empresario del sector.

Desde otro segmento de autos (los de alta gama), Hernán Yacopini, titular de Yacopini Mercedes Benz, coincidió en que la falta de oferta de vehículos es un problema para el sector en general. “Nosotros tratamos cada día de conseguir más vehículos, aunque con la complicaciones a la importación se hace difícil. Cuando tenés oferta podés atender bien la demanda, hoy el mercado tiene más demanda que oferta”, señaló este empresario.

El segundo semestre

Para Hernán Yacopini el año actual se asemeja en parte al 2021, con incertidumbre económica, un dólar que cambia su valor entre sobresaltos y pocas ventas en comparación con otros años. Las trabas a la importación terminan limitando otro negocio vinculado, la venta de repuestos: “Se limitan las autopartes para fabricar vehículos y los repuestos para arreglarlos, se quiebra toda la cadena. Esto es vivir el minuto a minuto”.

De todos modos, Yacopini es optimista en el corto y mediano plazo: “Mercedes Benz sigue invirtiendo en Argentina y nosotros, como concesionara, también en Mendoza y San Juan. Comparando con la prepandemia, no hemos reducido personal”. El empresario recordó que siguen con una apuesta de cambio de imagen y que en junio presentaron en la provincia el Mercedes Benz C-300, como una apuesta hacia adelante.

Al hablar sobre el panorama del sector hacia la segunda parte del año, Mauricio Goldstein agregó que se vive el día a día, el horizonte de planificación casi no existe y es muy variable. “Ojalá todo se normalice y haya una tranquilidad que sirva a todos”, apuntó el empresario, comentando también que la situación depende del movimiento del dólar paralelo.

Por último, Goldsack es optimista en cuanto al mediano plazo: “La expectativa es que el movimiento, la venta de autos, suba un poco. En junio las terminales facturaron una mayor cantidad de vehículos”. Además, el gerente comercial de Sur France señaló que el aumento de la cotización del dólar hace que (para quien puede vender ahorros en esa moneda) sea más accesible la compra de un vehículo, y muchas personas han empezado a consultar.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA