Juan Carlos Videla: “Negocios internacionales dan sustento a nuestras empresas en Argentina”

En una charla con Los Andes, el empresario titular del grupo VEF habló de sus inicios en los negocios, su decisión de dejar de ejercer la medicina, las inversiones, la política y más.

Juan Carlos Videla: “Negocios internacionales dan sustento a nuestras empresas en Argentina”

A sus 18 años, Juan Carlos Videla tuvo frente a sí dos caminos: la medicina o los negocios. En ese momento, se había inscripto en las carreras de Ciencias Económicas y Medicina en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y por vocación eligió la segunda. Pero esas vueltas de la vida hicieron que algunos años más tarde se volvieran a unir los dos, una como profesional y la otra como emprendedor.

Hace 18 años otra vez le tocó elegir, pero en ese momento decidió apostar por su faceta de empresario, donde logró construir el Grupo VEF, con empresas en los rubros como salud, educación, entretenimiento, entre otros. A punto de presentar en sociedad un holding que incluirá las empresas de su administración al 100% y otras en las que tiene participación accionaria de Chile, Estados Unidos y Argentina (entre ellas las trece que tiene en Mendoza: Colegio Rainbow, Amano Sanatorio Privado, Amano Consultorios, Rto Al Momento, Avícola Centro, Plan Cumbre, A la Quinta, Aldea Urbana, Atender Salud, Nadira, Inmobi, Abasto y Asismin S.A. en Finca Don Miguel), el hombre oriundo de Rivadavia charló con Los Andes sobre sus inicios, los negocios, las inversiones, la política y más.

- ¿Por qué tomó la decisión hace 18 años de dejar de ejercer la medicina?

- En un momento hice un quiebre y me di cuenta que no estaba dedicando el 100%. Ejercía la medicina y a su vez ya estaba en una parte empresaria que me consumía cierto tiempo y me interrumpía el ejercicio de la profesión. En esa época ya estaban los teléfonos y comenzaban a influir en la vida cotidiana. Estaba atendiendo un paciente y me mandaban alertas de Nextel en ese momento. Ahora puedo hablar de las emociones con conocimiento, pero en ese momento no podía definir lo que me pasaba. Estaba involucrado, conectado emocionalmente con el paciente y en mi cabeza tratando de hacer un diagnóstico, pero por el otro lado estaba pensando en esa alerta y me desconcentraba de la otra persona. Eso me generaba cierta angustia y me llevó a definir elegir uno de los dos.

En ese momento sentí que ya había cumplido con mi vocación. A su vez, ya llevaba y sigo llevando un ritmo de vida que es caro, que como médico no podía mantener. A eso se sumaban las responsabilidades económicas sobre mi familia y mis hijos. Por otro lado, la empresa y los negocios me aportaban más que la medicina, entonces sentí que si seguía con mi carrera no lo iba a hacer con la plenitud que sentía hasta ese momento. Por eso decidí dejarlo.

- La medicina la siguió por vocación, pero ¿en qué momento se sintió empresario?

- Nunca. Todavía no me defino así.

- ¿Cómo se define?

- Como un gran emprendedor. Me cuesta decir empresario, no se cómo explicarlo, pero hasta me avergüenza. No me gusta exponerme mucho y prefiero demostrar y hacer, antes que decir.

Juan Carlos Videla está pronto a lanzar su holding internacional con empresas de Argentina, Estados Unidos y Chile. - Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Juan Carlos Videla está pronto a lanzar su holding internacional con empresas de Argentina, Estados Unidos y Chile. - Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

- ¿Cuál fue el primer emprendimiento que tuvo?

- Arranqué a los 8 años juntando botellas a fin de año con un primo de socio. De hecho, lo profesionalicé, porque primero recolectábamos las botellas que sacaban después de las fiestas en los canastos de basura, pero después nos dimos cuenta que podíamos generar mucho más con las que tenía la gente en la casa, entonces nos ofrecíamos a tirarlas nosotros. Así nos hacíamos con una gran cantidad y las vendíamos a una chacarita.

Si bien esto es una broma y no era una empresa real, desde ese momento ya empecé a ver oportunidades de capitalizar, en ese caso, cosas que se tiraban. Y así arranqué en el emprendedurismo.

- ¿Cómo pasa de ese emprendedor a hoy tener un grupo empresario con más de una docena de unidades de negocio?

- Se construye con acciones de impecabilidad, confianza y generosidad. Creo que es algo que hemos generado en el mercado como marca y como nombre. A mis hijos, quienes ya están grandes y trabajan conmigo, les he dicho que quien siembra generosidad hacia el prójimo, cosecha abundancia y los mezquinos, miseria. Para mí, la riqueza no es solo el dinero, se construye en los afectos, a quienes podés concurrir en la dificultad.

El cuidado de las relaciones que uno maneja genera oportunidades, porque si vos sos confiable, la gente viene a buscarte para desarrollar cosas. Lo importante es no hacer promesas que no se puedan cumplir.

- Sus empresas abarcan varios rubros, ¿cuál es el más rentable hoy?

- Es una pregunta muy difícil. Lamentablemente la Argentina está pasando por un momento macroeconómico complejo y como rentable no hay ningún negocio, de acuerdo a las inversiones que tenemos en el país. Pero también depende de cómo uno mida la rentabilidad. La podés medir en la cantidad de dinero que quedó a fin de año en un balance, o en la cantidad de satisfacciones que tuviste con ese proyecto, el aporte social, la cantidad de gente que trabaja con vos y el clima laboral en el que se desempeñan.

En nuestro equipo de trabajo, después de la pandemia, hemos sostenido el equilibrio económico, sin tener gran rentabilidad, pero agrandando la planta de personal, al punto de llegar a 1.500 personas que trabajan con nosotros de manera directa o indirecta. Creamos puestos de trabajo y eso es un aporte social a la dignidad de la gente. El grupo en general es rentable y lo es porque produce puestos de trabajo y dignifica a las personas. Tenemos una gran ganancia que no la podemos cuantificar en pesos.

Probablemente preguntes de qué vivís, y es algo válido. Para eso, en su momento, tuvimos la visión estratégica de poder extendernos a mercados internacionales y hoy nos dan sustento a todas las empresas que tenemos en Argentina.

- ¿Cuáles son esos negocios?

- Emprendimientos inmobiliarios en Estados Unidos. La verdad es que en los últimos años no ha ido muy bien y eso nos ayudó a mantener un punto de equilibrio en Argentina. Pero creo que nuestro país tiene tantas debilidades como oportunidades. Nos tocó nacer acá, vivimos acá y seguimos apostando por la provincia y yo personalmente por el Este.

Juan Carlos Videla es uno de los empresarios más importantes del Este mendocino. - Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Juan Carlos Videla es uno de los empresarios más importantes del Este mendocino. - Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

- ¿Esa apuesta implica nuevas inversiones?

- Acá en Mendoza estamos sosteniendo lo que tenemos y estamos analizando y estudiando muy bien el mercado petrolero en el Sur. A su vez, estamos haciendo cosas en Neuquén, en Vaca Muerta, y creemos que en el sur provincial se reactive Vaca Muerta con nuevas perforaciones. Creo que es un área muy rentable en la que tenemos experiencia y nos gustaría replicarlo. Esperamos que se active y que podamos participar con nuestros servicios de salud, alojamiento, metalmecánica y todo lo que ya hacemos en otras provincias.

Lo que yo quiero es igualdad de oportunidades, donde mis empleados tengan mis mismas oportunidades de salir de vacaciones, comer lo que me gusta o hacer la actividad que quiera. No me importa quien gobierne, importa que al país le vaya bien.

- ¿Le interesaría involucrarse en política?

- Me encanta, pero no tengo tiempo para hacerlo. Creo que me pasaría y tendría el mismo quiebre entre médico y empresario. Para que un país sea exitoso necesita políticos, empresarios y ciudadanos excelentes. Yo no sería excelente como político. Pero si tengo un montón de amigos y conozco políticos que sí lo son. Disiento con la opinión negativa a los políticos y la política. Tenemos que apoyar a los que lo hacen bien para que tomen decisiones favorables para todos.

- ¿Cuánto influyó en sus empresas su faceta de coach ontológico?

- El coaching es algo que me apasionó y también me dio la posibilidad de tener otra mirada distinta a la que tenía. Me permitió hacer interpretaciones diferentes y empezar a conectarme un poco más. Creo que todas las escuelas te dan competencias y distinciones para mejorar las relaciones y comprender mucho más al otro. Eso hace que las cosas fluyan mucho más en el trabajo en equipo.

Yo lo aplico todo el tiempo en mi vida y es parte de mi filosofía. En el grupo trabajamos con una coach externa y hacemos trabajos todo el tiempo. Creo que es parte del éxito que tenemos.

Juan Carlos Videla es médico, empresario y coach ontológico. - Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Juan Carlos Videla es médico, empresario y coach ontológico. - Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Perfil

Juan Carlos Videla (53) es oriundo de Rivadavia. Estudió Medicina en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y se especializó en Emergentología, profesión que ejerció hasta 2005. Es presidente de la Cámara Cuyana de Empresas de Medicina de Emergencias Prehospitalarias, vicepresidente de la Federación de Cámaras de Emergencias Médicas y Medicina Domiciliaria y ex presidente de la Red Internacional de Emergencias. Además es coach ontológico certificado internacionalmente.

Comenzó a trabajar a los 22 años, cuando todavía era estudiante, como chofer de una empresa de emergencias médicas, donde a los 24 llegó al puesto de director. A los 25 retornó a Mendoza y creó Amano, su propio servicio de emergencias.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA