lunes 14 de junio de2021

Impuesto a las Ganancias: ¿Cuánto van a pagar en 2021 los trabajadores en relación de dependencia?
Impuesto a las Ganancias (web)
Economía

Impuesto a las Ganancias: ¿Cuánto van a pagar en 2021 los trabajadores en relación de dependencia?

El mínimo no imponible (MNI) para el pago del Impuesto a las Ganancias subirá 35,38% a partir de enero de 2021 para todo el año.

Impuesto a las Ganancias: ¿Cuánto van a pagar en 2021 los trabajadores en relación de dependencia?
Impuesto a las Ganancias (web)

Desde el año 2018 que el impuesto a las ganancias (y sus parámetros) se actualizan de manera automática, conforme a la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables, pero hace algunos años que los salarios vienen perdiendo contra la inflación y la pandemia agravó ese desfase.

Así, en los últimos días se dieron a conocer los valores que se utilizarán para actualizar los parámetros con los que se determina el impuesto a las Ganancias (deducciones, Mínimo No Imponible y los tramos que definen las escalas), que se actualizaron un 35,38%, por encima de los valores vigentes en 2020.

De esta manera, la carga efectiva del impuesto para este año dependerá de la inflación, y del incremento salarial que se efectivice, pero se espera que 2021 termine con incrementos generalizados en los precios por encima de lo que fue 2020, y que, tras tres años de pérdida de poder adquisitivo, exista cierta presión sobre los salarios.

Pero en un escenario en el que dichos parámetros se actualicen los parámetros en un 35,38% (igual al aumento del RIPTE), un empleado soltero que gane más de $74.810 netos al mes comenzará a tributar este impuesto, mientras que un empleado casado con dos hijos lo hará a partir de los $ 98.963,20. Los valores pueden modificarse si el contribuyente cuenta con algún tipo de deducciones (pago de hipoteca, seguro de vida, alquiler, familiares a cargo, etc.).

Deducciones: formulario 572 de AFIP

Permite al trabajador informar los conceptos a deducir del Impuesto a las Ganancias, las percepciones que le hubieren practicado e informar otros ingresos en caso de pluriempleo.

Para presentar el formulario 572 web tenés que ingresar al servicio con clave fiscal SiRADIG – Trabajador. Una vez adentro del sistema, en la pestaña datos personales, tenés que brindar tu información personal, y en la pestaña empleadores, tenés que cargar los de tu empleador, indicar si es tu agente de retención y, de corresponder, informar la condición de pluriempleo -es decir, si tenés más de un empleador-.

Dentro de la opción carga de formulario te corresponde ingresar tus deducciones, percepciones y/o retenciones. En el micrositio SiRADIG podés encontrar la información completa sobre lo que podés cargar.

Al finalizar la carga de todos los ítems, tenés que seleccionar el botón vista previa, donde podés consultar el borrador con todos los datos cargados hasta el momento. Para finalizar la presentación del formulario, tendés que hacer click en enviar al empleador y luego en generar presentación.

¿Qué pasa si el salario supera el aumento del RIPTE?

Un informe de Ieral, Fundación Mediterránea, plantea tres escenarios de subas salariales, uno en que el aumento coincide con la variación del RIPTE (35,38%), otro donde lo supera en 3 puntos porcentuales (escenario B), y el último, en 6 puntos porcentuales (escenario C).

“En los escenarios B y C los asalariados solteros que en 2020 cobraban el SFP no eran alcanzados por el impuesto, pero sí lo serán en 2021 con 0,1 y 0,2%, respectivamente. Aquellos con ingresos brutos de $82.113 en 2020, verían aumentada la carga tributaria en 2 pp en 2021 respecto a 2000, y la brecha aumenta hasta 12 pp en los otros casos. Si se considera un trabajador casado con dos hijos, en el ejemplo de máximo ingreso, la presión del impuesto era del 12% en 2000, es del 22% en 2020 (aumento de 10 pp) y podría resultar del 23% en 2021 (escenario B)”, se explica en el informe que lleva la firma de los especialistas, Marcelo Capello y Vanessa Toselli.

Además, se observa que el salario mínimo no imponible (SMNI), aumentó menos en el período analizado que otros parámetros salariales de relevancia. En el año 2000, el salario inicial que pagaba ganancias era equivalente a 3,5 veces el monto de la Canasta Básica Total (CBT) para una familia tipo (matrimonio con dos hijos menores), mientras que en 2020 es de 1,7 veces.

En cambio, si se compara el SMNI con el SFP (Salario Formal Promedio), se obtiene que, para un trabajador sin cargas de familia la proporción pasó de 1,5 en el 2000 a 0,9 en 2020; es decir que en el año que corre, y probablemente en 2021, si cobra un 90% del salario formal promedio de la economía será alcanzado por el impuesto a las ganancias. En el caso del trabajador casado con dos hijos, el SMNI casi duplicaba al SFP en 2000, mientras que en 2020 se ubica en torno a 1. Así, la actualización del impuesto ha resultado insuficiente, de modo que trabajadores hipotéticos que tuvieron ingresos reales constantes en dos décadas, han pasado a pagar un mayor % de su salario en impuestos, inclusive desde 2018, cuando retornaron los ajustes anuales automáticos de parámetros. Esto último es así, por cuanto se utiliza un índice de salarios y no el índice de precios al consumidor (IPC) como instrumento para actualizar anualmente los parámetros del impuesto.