El FMI aprueba, pero exige y avisa que la inflación bajará muy lentamente

Alberto Fernández
kristalina georgieva
FMI
PRESIDENCIA
Alberto Fernández kristalina georgieva FMI PRESIDENCIA

El organismo celebró la profundización del ajuste fiscal que encaró por Massa y dijo que las medidas generaron estabilidad.

El Fondo Monetario Internacional oficializó la decisión de sus técnicos de aprobar la segunda revisión trimestral de las variables macroeconómicas de la Argentina, con un llamado de atención porque el país no cumplió la meta de acumulación de reservas.

Ahora, la revisión pasó a manos del Directorio Ejecutivo del FMI, cuyo aval es político. Se descuenta que se aprobará. A partir de allí, el organismo enviará 3.900 millones de dólares a la Argentina para que el país le pague con eso mismo los vencimientos.

El organismo oficializó su decisión técnica minutos antes de la reunión del presidente Alberto Fernández con la directora gerente del organismo, Kristalina Georgieva, en Nueva York.

Antes de fin de mes Argentina debe pagarle al FMI 2.628 millones de dólares. Y en octubre deben cubrirse 2.577 millones. Y entre el 1 de noviembre y fin de año, se tienen que abonar 6.166 millones.

El Gobierno quedó en falta con la meta de acumulación de reservas. Pero asegura que no pedirá un “waiver” (exención o perdón) porque apuesta a cumplir con el objetivo anual de 5800 millones de dólares para 2022.

Hasta junio, Argentina cumplió con las metas cambiarias, monetarias y fiscales que había comprometido en marzo, dijo el Fondo. Y entendió que no pudo hacerlo con el objetivo de reservas por los cambios abruptos en los precios de la energía.

Los técnicos del organismo pusieron la lupa en el plan de Sergio Massa, quien asumió en el ministerio de Economía a principios de agosto. Con él debatieron también en Washington sobre “un paquete de políticas sólidas” para continuar afianzando la estabilidad macroeconómica y asegurar un crecimiento sostenido e inclusivo, dijo el propio Fondo.

En ese contexto y para darle credibilidad al tema, acordaron que los objetivos clave establecidos en marzo, incluidos los relacionados con el déficit fiscal primario y las reservas internacionales netas, permanecerán sin cambios hasta fines de 2023.

Para el FMI, las medidas que impulsó Massa lograron “detener” un período de volatilidad en el mercado cambiario y de bonos. “Se corrigieron reveses anteriores y reconstruyó la credibilidad”, dijo el organismo.

El Fondo trazó un marco internacional “más difícil” para la Argentina, lo que explica que el país no pueda cumplir con algunos objetivos como la reducción de la inflación. Para el organismo, las “presiones inflacionarias” externas impactan en el mercado interno.

Pero, dijo el organismo, las medidas que está aplicando Massa “están disipando” las presiones, por lo que la perspectiva de crecimiento permanece sin cambios en 4% para este año, antes de moderarse a la tasa potencial de 2% a partir de 2023.

“Si bien las presiones inflacionarias siguen siendo fuertes, lo que resulta en revisiones al alza en el pronóstico de inflación, se espera una moderación gradual durante el resto de 2022 y 2023″, dijo el FMI.

Y señaló que eso refleja una combinación de marcos de políticas macroeconómicas más estrictas, incertidumbres reducidas debido a la implementación sostenida del programa y la evolución proyectada de los precios mundiales de las materias primas.

En el frente de la política fiscal, el programa prevé el cumplimiento de un objetivo de déficit primario del 2,5 por ciento del PIB en 2022 y del 1,9 por ciento del PIB en 2023, como se destaca en el proyecto de presupuesto presentado recientemente.

Al finalizar la reunión con el Presidente Fernández, Georgieva celebró el accionar del Gobierno en lo referido, por ejemplo, a la eliminación de los subsidios, a los que consideró “perjudiciales para el país”.

El Fondo insistió en los encuentros con el equipo económico por una mejor focalización de los subsidios a la energía, el agua y el transporte; y una “nueva priorización” del gasto para asegurar la ejecución de proyectos de inversión críticos y la protección adecuada de los hogares pobres.

También el organismo pidió controles de gastos fortalecidos; y esfuerzos para revisar los incentivos fiscales corporativos y fortalecer el cumplimiento de los ingresos. Esto último está ligado a la eliminación de regímenes de incentivo fiscal que quiere eliminar Massa.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA