Eduardo Hecker: “Cuatro de cada diez créditos personales corresponden a Mendoza”

Eduardo Hecker, presidente del Banco Nación.
Eduardo Hecker, presidente del Banco Nación.

El presidente del Banco Nación habló sobre la relación de la entidad financiera con la provincia y la situación económica general.

En el marco de la primera entrega de los Premios Banco Nación Región Cuyo, Eduardo Hecker, presidente de la entidad financiera, llegó a la provincia de Mendoza para distinguir personalmente a aquellas empresas que son sus clientes y han tenido un rol destacado en la producción, la innovación y han ayudado a la reactivación económica de la provincia y el resto del país.

En este marco, el presidente del banco, que brinda asistencia financiera a 8.000 empresas de diversos rubros en el ámbito local por el equivalente a 54.000 millones de pesos, conversó con Los Andes y brindó detalles del trabajo que hacen con el sector productivo y la asistencia crediticia a personas. Además, se expresó sobre la relación que mantiene con el Gobierno de Mendoza y el estado de la negociación por la continuidad del banco como agente financiero. También compartió su postura sobre los grandes problemas macroeconómicos que enfrenta Argentina, entre otros temas.

-¿Cómo está funcionando el financiamiento para el sector vitivinícola de Mendoza?

-Las bodegas representan a una actividad muy importante para el país y brindan una gran alternativa para la generación de divisas, el cual es uno de los objetivos centrales de la Nación. Argentina necesita generar divisas para mejorar su situación en el sector externo.

El vino es un gran sector y el Banco Nación viene financiando desde hace tiempo a las bodegas. Lo que hemos hecho es ampliar las posibilidades de financiamiento para los empresarios.

Nosotros tenemos tres cosas importantes: la voluntad de decisión política, que es volver a dar crédito a las pequeñas y medianas empresas; la vocación, desde el punto de vista de lo que yo fui siempre y el directorio que represento también, que es creer que la base del desarrollo es atender al sector real. Un banco que puede hacer esto, es porque se fortaleció.

Hay una línea, además, en la que el Gobierno de Mendoza subsidia tasas, algo que hemos hecho con distintas provincias.

-¿Qué otros sectores son importantes a la hora del financiamiento?

-Por supuesto estamos trabajando con el petróleo, sobre todo en la cadena de valor, con proveedores de esta industria. En el caso del turismo, hemos elaborado programas con las autoridades. Somos parte de Previaje, por ejemplo. Ya se han alcanzado un millón de reservas en esta edición y Mendoza está entre los destinos más demandados por los turistas. En nuestra Tienda BNA también vamos a sumar la oferta del turismo, así como hicimos con notebooks, línea blanca y demás.

-Desde el punto de vista de la inversión y el largo plazo, ¿cuánto influyen las expectativas de devaluación que hay en el país?

-Cuando veo al Banco Nación y a la evolución de nuestra cartera, veo que dentro del total de créditos para empresas -un número creciente- sube la parte destinada para la inversión productiva.

Al principio era algo mínimo, porque se trataba de todos créditos a corto plazo, pero hoy estamos arriba del 35% en lo que refiere a participación del financiamiento en el largo plazo. No se trata de sólo un sector; son muchos y en muchas regiones.

-¿Cuáles son los principales objetivos de inversión de las empresas locales?

-Los créditos se toman principalmente para la adquisición de maquinarias y equipos. También se financian algunos proyectos de construcción, como la ampliación de naves industriales.

-¿Cómo fue la respuesta de los mendocinos con la Tienda BNA?

-Fue muchísima la demanda. No sé si podemos detallar las ventas por productos, pero, si hablamos de créditos de consumo, la provincia es la primera, incluso antes que Buenos Aires. Cuatro de cada diez créditos personales que da el banco corresponden a Mendoza. La provincia abarca el 39% del mercado, lo que representa 10.300 millones de pesos. El 6% de los créditos para vivienda se tomaron en Mendoza a sólo un mes del lanzamiento.

Me preguntaba el ministro Lisandro Nieri (Hacienda de Mendoza) a qué se debe esto y creo que es por un lado porque profundizamos mucho la estrategia con los créditos a los empleados del sector público de Mendoza.

Debe haber también algunas razones macroeconómicas, con algunos sectores que se están reactivando y están generando nuevas posibilidades.

-¿Qué otros productos se van a ofrecer a través de la tienda?

-Uno de los que vamos a incorporar es el vino, pero todavía no podemos decir mucho. Está la voluntad de hacerlo y está muy bueno, porque vamos a tener unos meses de tregua de la pandemia. Al sector vitivinícola no le fue mal en el último tiempo y está bien que así sea. Ojalá que siga por ese camino.

-¿Cómo es la relación con el Gobierno de Mendoza y cómo está la negociación de la continuidad como agente financiero?

-La relación es muy buena. Estuvimos con Lisandro Nieri y hemos coincidido en que tenemos que seguir manteniendo nuestro vínculo como agente financiero de la provincia, porque es un acuerdo mutuamente ventajoso.

La vocación está presente y vamos a asistir a Mendoza en todo lo que sea necesario, además de lo que la entidad de por sí impacta en la asistencia financiera a empresas y a personas de todo el país, algo que el banco hace porque tiene una red de sucursales muy amplia y alrededor de 1.400 empleados.

La decisión de acompañar, de ayudar y profundizar el vínculo con el Gobierno de Mendoza, siempre estuvo, independientemente de los signos políticos de cada una de las administraciones, porque somos un único país.

-¿Cuánto afecta en el sector financiero tener un dólar con varias cotizaciones?

-Argentina tiene histórica y estructuralmente un talón de Aquiles, que es la restricción externa. Eso se manifiesta de manera recurrente en nuestra historia económica. El Gobierno hace lo que yo creo que es lo correcto. Esto es defender el superávit de la cuenta corriente en la balanza de pagos y no perder reservas, porque es necesario sostener con ellas el proceso de demanda para la industria que necesita importar bienes, partes y piezas, bienes de capital y la inversión productiva. Hay que cuidar los dólares para eso.

En el medio, saliendo de una etapa larga de crisis económica, donde se manifestó la restricción externa, Argentina tiene hoy un superávit comercial importante y va a terminar el año generando dólares legítimos.

Necesitamos fortalecer nuestro sector externo y no llegar al extremo de financiar la fuga. ¿Está bien que siempre haya cepo o que haya tipos de cambios distintos? No, pero son situaciones transitorias hasta que la economía se normalice. No es lo mejor que nos puede pasar, pero tenemos que cuidar nuestro balance de divisas.

-¿Cómo se puede hacer una proyección empresarial y crediticia con los niveles de inflación que hay hoy en el país?

-Es más difícil. Desde el Banco Nación ponemos nuestro granito de arena con tasas muy bajas, en muchos casos con la colaboración del Gobierno de la Nación o de las administraciones provinciales.

También hacemos el mayor esfuerzo para tener un costo de fondeo bajo, para que nuestras tasas para financiar a las empresas de todo el país sean las más bajas posibles.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA