Cannabis: por ahora, solo podrá producir el Gobierno provincial

"Es un proyecto abarcativo que pueda satisfacer principalmente la demanda y la necesidad que van a tener los privados, pero también las habilidades profesionales y técnicas del personal ligado a esta tarea", sostuvo María Virginia Coraglia.
"Es un proyecto abarcativo que pueda satisfacer principalmente la demanda y la necesidad que van a tener los privados, pero también las habilidades profesionales y técnicas del personal ligado a esta tarea", sostuvo María Virginia Coraglia.

La Nación autorizó al Estado mendocino a investigar con la planta para orientar y delimitar la futura producción de los privados.

l Gobierno nacional aprobó el proyecto de investigación sobre el cultivo de cannabis con fines de investigación médica y científica del Gobierno de Mendoza, decisión que fue confirmada en el boletín oficial mediante la Resolución 1935/2022 del Ministerio de Salud. En la provincia, comenzaran a instrumentar la fase de estudio de la planta en las instalaciones del Iscamen. Recién cuando se hayan aprobado los detalles técnicos, podrá iniciar la producción privada.

El gobernador Rodolfo Suárez, por medio de su cuenta de Twitter, comunicó: “El Ministerio de Salud de la Nación informó que fue aprobado el proyecto que presentamos desde @MendozaGobierno para investigar sobre el cultivo de Cannabis (…) Lograr más evidencia científica permite que los derivados de este cultivo sean usados de manera segura”.

La solicitud había sido instrumentada por los ministros de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Ana María Nadal, de Economía y Energía, Enrique Vaquié, y por el presidente del Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza (Iscamen), Alejandro Molero, en el marco de las previsiones de la Ley 27350 y de su Decreto Reglamentario 883/2020.

Desde el ejecutivo señalaron que la relevancia de esta aprobación del Ministerio de Salud le abre las puertas a la provincia para investigar con el fin de obtener evidencia científica sobre las cualidades de cannabis para su adecuado uso medicinal. Al recolectar datos de calidad, se conocerá con exactitud el contenido de cada planta y se disminuirán los riesgos del uso de productos no regulados. El objetivo de fondo, por supuesto, es abrir las puertas definitivamente a la producción privada, que por ahora no está habilitada para funcionar.

Camino al laboratorio

La resolución 1935/2022 destaca que “los distintos organismos intervinientes, en el marco de sus competencias, deberán propender a la trazabilidad del material de cannabis en cuanto a las condiciones de producción, difusión, manejo y acondicionamiento tanto de los órganos vegetales como en instancias posteriores en la producción del aceite y lograr así la calidad a la que hace referencia la legislación”.

María Virginia Coraglia, de la Unidad de Cannabis de Mendoza, explicó que a partir de esta aprobación comenzará una etapa de investigación de la planta, con el fin aportar información de carácter científico. “Se hará un proyecto abarcativo que pueda satisfacer principalmente la demanda y la necesidad que van a tener los privados, pero también que tenga que ver con el desarrollo de las habilidades profesionales y técnicas del personal ligado a esta tarea”.

La funcionaria comentó que se plantea, en conjunto con el INTA, la creación de una especie de escuela para formar en la materia a los profesionales, no solo en lo que respecta al cultivo y la biología de la planta, sino también en el área de industrialización. “Se pretende brindar otras herramientas a los posibles inversores que vengan a la provincia. Esto sería una primera fase”, destacó Coraglia.

“Luego de la aprobación, tenemos que empezar con todo el procedimiento que tiene que ver con la importación de semillas, el de estudiar en invernaderos qué variedades se adecuarían mejor a nuestra realidad geográfica”, agregó. Además, contó que para esta primera fase está avanzada la creación de un laboratorio parta el estudio de las plantas con un alto contenido en cannabidiol (CBD), que se ubicará en el Iscaimen, y la compra de los cromatógrafos necesarios para poder equiparlo.

Del protocolo a la evidencia

La Nación estableció que la provincia deberá presentar informes trimestrales al Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y de sus Derivados y Tratamientos No Convencionales.

Entre los considerandos, se explica que Mendoza “debe impulsar la investigación con el fin de generar evidencia científica de calidad que permita a las y los pacientes humanos acceder a la planta de cannabis y sus derivados de forma segura”.

En otro punto, la resolución aclara que “se deben promover las investigaciones relacionadas con los fines terapéuticos y científicos de la citada planta y sus derivados que realizan el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), otros organismos de ciencia y técnica, universidades, organizaciones de la sociedad civil, sociedades científicas, instituciones académicas, nacionales, provinciales y municipales”.

En este proceso trabajaran en conjunto el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de Mendoza, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (Conicet), además de universidades y de los expertos de otros sectores.

Es oportuno recordar que la provincia estableció en un procedimiento cómo será el trabajo coordinado entre los ministerios de Economía, Salud y Seguridad, bajo la órbita de la Unidad de Control y Programa Provincial de Cultivo de Cannabis (Cammen). Esta unidad tiene como objetivo ser una institución reconocida como referente nacional e internacional por la calidad en sus procesos y seguridad en la trazabilidad del cultivo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA