Por el casamiento de Ricky Montaner y Stefi Roitman: Acusan a Marlene Montaner de maltrato

Según revelaron en Intrusos, una empresa de organizadores y un reconocido hotel se bajaron del casamiento por los malos tratos de Marlene Montaner.
Según revelaron en Intrusos, una empresa de organizadores y un reconocido hotel se bajaron del casamiento por los malos tratos de Marlene Montaner.

Según revelaron en Intrusos, la matriarca del clan Montaner fue acusada de maltratadora esto impidió que algunas empresas, incluido un reconocido hotel, se bajaran del casamiento.

Dos semanas después del esperado casamiento de Stefi Roitman y Ricky Montaner, que reunió a famosos de todos los rubros, aún sigue dando que hablar. Ahora el foco está puesto en Marlene Montaner, quien fue acusada de maltrato y se conoció que fue la culpable de que algunas empresas decidieran dar un paso al costado de la boda.

Así lo informaron en Intrusos en el programa de ayer, donde recorrieron algunos detalles que responsabilizan a la matriarca de los Montaner a producirse algunas bajas en la boda.

En primera instancia, una importante empresa organizadora decidió rescindir de la boda debido a los malos tratos recibidos por la matriarca. Tal como adelantó la panelista Maite Peñoñori antes de la fiesta, fue un sobrino de la familia Montaner quien se ocupó de toda la organización.

El joven, quien vive en Argentina hace muchos años, se puso al hombro el evento y contó, todo el tiempo, con la supervisión de la matriarca del clan: Marlene. El joven apenas contaba con experiencia tras trabajar con DJs, aunque admiten en el programa que fue Marlene quien no quiso que alguien del medio se hiciera cargo.

“Él no tenía experiencia en el tema, solo había trabajado en una empresa de DJs. Marlene no quiso que lo organice nadie famoso”, explicó Peñoñori.

La organización estuvo a cargo de un sobrino de Marlene, quien filtraba cada detalle por la matriarca.
La organización estuvo a cargo de un sobrino de Marlene, quien filtraba cada detalle por la matriarca.

Tras haberle hecho firmar un contrato de confidencialidad a Stefi y a todos los servicios que participaban de la boda, donde exponía que no podían dar a conocer detalles de la organización, Marlene también se ocupó de armar la boda acorde a sus gustos.

Antes de que llegue el pariente de la familia, agregó Lucas Bertero, hubo otra empresa citada que se reunió con el grupo organizador en Exaltación de la Cruz para ver el lugar y para probar diferentes menús.

En este tipo de fiestas, es una tradición que los novios y sus padres acudan a ese tipo de degustaciones para elegir el catering definitivo. Sin embargo, aquí sólo importaba una opinión. “Nada de lo que la familia Roitman proponía, era aceptado. Era un no instantáneo. Todo caía mal. La empresa, además, recibió muy malos tratos”, reveló Bertero.

Marlene se había acaparado por completo los preparativos e incluso contaban en el programa que, si bien los Montaner intentaron buscar un wedding planner, no lo consiguieron por su forma de tratar a los empleados.

El hotel que decidió no participar

Otra de las sorpresivas declaraciones que hicieron en el programa estuvo relacionada al alojamiento de los invitados. “¿Sabés lo que querían, Flor?”, le pregunta Bertero al aire a su conductora.

Que un hotel que empieza con H les de las habitaciones gratis para los famosos que iban, pero ellos no iban a poder subir ninguna historia a sus redes. ‘Queremos que sean gratis pero no queremos que se enteren que no lo vamos a pagar’, sería el mensaje. A lo que la empresa respondió ‘¿pero cómo chiveamos esto?’. Todo era maltrato. Todo era un no”, explicó Bertero.

“Nada de lo que la familia Roitman proponía, era aceptado. Era un no instantáneo. Todo caía mal. La empresa, además, recibió muy malos tratos”, reveló Lucas Bertero.
“Nada de lo que la familia Roitman proponía, era aceptado. Era un no instantáneo. Todo caía mal. La empresa, además, recibió muy malos tratos”, reveló Lucas Bertero.

“El canje no está mal y lo hacen las figuras más top. Siempre el arreglo debe ser un win-win”, comentó Peñoñori, y agregó que la idea de los Montaner siempre fue tener todo el control del material de la boda para hacer ellos mismos la difusión. Incluso resalta que las figuras famosas que acudieron, entraron por otra puerta para que los medios no tuviesen material.

Para redondear, Bertero contó que el detonante fue que pidieron que el hotel mienta sobre la fecha de ingreso de los famosos. “Había que decir que era el fin de semana siguiente para que no se filtre. Había que mentir con los nombres de los huéspedes del hotel porque si decías que iba a ir tal famoso el hotel podía filtrarlo. Era todo muy pesado y de muy mala manera y con malos tratos. Así que dijeron ‘hasta acá llegamos’”.

En ese momento, Florencia de la V recordó que en Estados Unidos pasa mucho con las estrellas de Hollywood que acuden a un hotel y usan un pseudónimo para registrarse. “Después no vino nadie (de los famosos anunciados)”, acotó Peñoñori, y, luego de que rieran en la mesa, aclaró que la mala pasada fue por culpa del Covid, cuando artistas como Susana Giménez, Ricky Martin y Marc Anthony tuvieron que despedirse de asistir a la boda. “Fue culpa de la nueva ola de Covid, que les terminó jugando una mala pasada”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA