Con el apoyo de su madre y en tratamiento, así pasa sus días Pity Álvarez en la cárcel de Ezeiza

El cantante fue imputado por homicidio.
El cantante fue imputado por homicidio.

El músico está detenido desde hace tres años. Conocemos detalles de su alojamiento en el pabellón psiquiátrico.

Cristian “Pity” Álvarez permanece en el pabellón psiquiátrico de la cárcel de Ezeiza mientras espera que la justicia civil determine el tratamiento y el lugar para continuar la internación. Todas las semanas el músico es visitado por su madre, Cristina Congiú, y se comunica por teléfono con su hija Blondie, de 9 años.

“El contacto es permanente”, dijo María Giovannone, expareja de Pity y madre de Blondie, desde Capilla del Monte, Córdoba, ciudad donde se mudó el año pasado en busca de un poco de tranquilidad para su hija. “Ellos hablan de su vida personal, de lo que hicieron en la semana o en el día, de lo que comieron, de las películas que vieron y de si hicieron amigos nuevos, entre otras cosas. Siempre, antes de cortar, Blondie le dice que no se olvide de llamarla, que lo quiere, que se cuide y que pronto se verán en un lugar mejor”, destacó la mujer, según La Nación.

El artista fue detenido el 13 de julio de 2018 en el Complejo Penitenciario Federal Número 1 de Ezeiza, acusado de homicidio agravado por el uso de arma de fuego por haber asesinado de cuatro disparos a Cristian Díaz, en el barrio Samoré, de Villa Lugano.

A lo largo de estos tres años, el líder de Viejas Locas e Intoxicados ha tenido que superar distintos problemas de salud y, según denunció la madre, ha llegado a sufrir el hostigamiento de algunos compañeros de pabellón.

El 28 de junio, Pity cumplió 49 años y recibió en el comedor del penal la visita del padre César Scicchitano, conocido públicamente como el “cura rockero”, que no lo veía desde hacía casi dos meses debido a una serie de casos de Covid-19 detectados entre los internos del penal. Su amigo y acompañante espiritual le llevó de regalo una remera estampada con la imagen de Jimi Hendrix y, entre otras cosas, conversaron un rato acerca de la reciente muerte de otro músico, Willy Crook, por la que Álvarez se mostró muy apenado. “Cada vez que lo veo es una celebración y me dice que es una alegría, o que quiere que vuelva”, dice César. “Pero no puedo decir nada sobre su estado de ánimo o de salud, porque él no quiere que hable de su vida. Lo que puedo contar es que siempre agradece de forma muy educada cada una de las cartas que le envían los fans o los saludos de algunos colegas (Fito Páez, Juanse, Jorge Rossi y Andrés Calamaro, que en 2019 le dedicó un concierto en Madrid, siempre están atentos a la salud de Pity).

Pity Álvarez (Archivo)
Pity Álvarez (Archivo)

Al ingresar al pabellón psiquiátrico del penal de Ezeiza, un ejército de doce profesionales (médicos, psicólogos, psiquiatras y enfermeras) comenzó a monitorear de cerca el accionar de Pity. Durante las primeras horas de encierro, lo sometieron a todo tipo de estudios.

“Al principio fue durísimo para él, pero con el tiempo se empezó a acostumbrar. Hizo algunas amistades con otros presos, comenzó a ver películas, estaba escribiendo y leyendo. Todos pensamos que se moría de la abstinencia: verlo dormido transpirando como en las películas…”, dijo una fuente muy cercana al músico que prefiere que su nombre no sea publicado. “Después se puso gordito, estabilizado. Pero al principio hasta en el juzgado pensaron que se podía morir”.

Sumergido en una crisis nerviosa en la que hasta llegó a arrancarse el cabello, durante las primeras horas de arresto, Pity se negó a contarle a su entonces abogado y amigo Sebastián Queijeiro los detalles del incidente que había tenido con Cristian Díaz. Tampoco, debido a su estado emocional, pudo declarar en la primera audiencia ante el juez Martín Yadarola y le fue asignado el defensor oficial Santiago Ottaviano, que estuvo presente en su lugar.

Una semana después del asesinato de Díaz, Yadarola ordenó procesar con prisión preventiva a Pity, al considerarlo “autor del delito de homicidio agravado” por uso de arma de fuego, y lo embargó en un millón de pesos. Además, decidió que se arbitraran los medios para poner a su disposición los tratamientos terapéuticos.

El abogado Claudio Calabresi, que asesora a la madre, contó en Canal 13 que cuando Pity llegó a Ezeiza tenía 800 de glucemia, estaba en coma diabético, y como no recibía ningún tipo de atención médica en el penal, Cristina Congiú tuvo que llamar al defensor público para que presentara un escrito y recibiera atención médica urgente. Pity no veía de un ojo y tenía problemas de razonamiento.

Sedado con la dosis necesaria como para calmar a un león enfadado, en estado de abstinencia por su adicción al consumo de sustancias, cuando sus amigos y familiares pudieron visitarlo en el penal, unos días después de su detención, Pity parecía un personaje desconocido. Deprimido, de andar lento, hinchado, con 20 kilos de más, al principio algunas mañanas no quería salir de su celda, ubicada en el primer piso del pabellón PRISMA, y prefería quedarse durmiendo. “Lo veo tranquilo, de a poco siento como que está bajando algunos cambios. De todas maneras, la mayor cantidad del tiempo está medicado y muchas veces, deprimido. Hay días en los que casi no habla con nadie”, contaba el padre César a pocas semanas de su detención.

"Pity" Álvarez
"Pity" Álvarez

El informe del Cuerpo Médico Forense, fechado el 28 de octubre de 2018, dictaminó que el músico presentaba un “trastorno por consumo de sustancias grave y un trastorno de personalidad”, aunque no se podía determinar si esa condición le impedía “la comprensión y dirección de su accionar al momento del hecho” que terminó con la muerte de Díaz, y si estaba “en condiciones de estar en juicio”.

Por el lado de la familia de Pity contrataron como perito de parte al prestigioso psiquiatra forense Mariano Castex –reconocido por su trabajo en los casos del fiscal Alberto Nisman, Ricardo Barreda y el padre Grassi, entre otros–, que en su informe aportado a la justicia determinó que el músico no comprendió la criminalidad de sus actos y que requería un tratamiento por su poliadicción.

El encierro y el tratamiento de desintoxicación que inició en PRISMA fortalecieron los vínculos familiares con su círculo íntimo. La relación con la madre, que desde hacía más de diez años estaba rota, comenzó a fortalecerse con las visitas que Cristina realizaba hasta tres veces por semana para llevarle ropa limpia, películas en DVD y libros. “El encierro le hizo replantearse un montón de cosas y comenzó a acercarse a su hija”, dice una fuente cercana al músico.

Además de Blondie, el padre César, Cristina y Patricia –una amiga de la madre que suele acompañarla al penal–, el pequeño grupo autorizado que desde los primeros días y de forma constante visitaba a Pity hasta las restricciones impuestas en 2020 por el Covid-19 se completaba con su ex pareja, María Giovannone.

“Por consejo de la psicóloga de Blondie, desde que Cristian entró a Ezeiza, la llevé todas las semanas a visitarlo y hasta en algunas oportunidades dos veces a la semana”, explica María. “Los lazos con su papá tenían que ser cada vez mejores por el bien de los dos, ya que su relación de padre e hija comenzó en el penal, visita tras visita”.

El padre César dice que cuando Pity ingresó al penal, en Ezeiza “todos pensaban que llegaba un bardo”, pero se encontraron con una persona muy educada que le escapaba a cualquier conflicto. “Cristian es muy compañero de los que están ahí, siempre se sintió uno más”, dijo César.

A lo largo de estos tres años que lleva en el penal de Ezeiza, Pity no ha tenido prácticamente contacto con la música. Los primeros meses tuvo a su disposición una guitarra, pero al tratarse de una persona pública, las autoridades del penal finalmente decidieron evitar cualquier situación que pudiera ser considerada de privilegio. En una ocasión participó del taller de percusión dirigido por el ex baterista de Callejeros, Eduardo Vázquez (condenado a perpetua por el crimen de su pareja Wanda Taddei), y el 21 de septiembre de 2018 ofreció una zapada en la que tocó con la guitarra “Homero” y otros dos temas de Viejas Locas para todos los familiares que visitaban a los detenidos.

Pity Álvarez
Pity Álvarez

Alejado de la música, Pity rechazó todo tipo de pedidos de entrevistas de la prensa local e internacional, y les pidió a sus allegados que no hablaran de su vida en los medios de comunicación. Comenzó a escribir cuentos e historias, y hasta llegó a fantasear con la idea de armar el guion de una serie documental autobiográfica por la que, antes de quedar detenido, había tenido varios acercamientos con dos productoras vinculadas con Netflix.

Más allá de su estado de ánimo y de su problema de adicción a las drogas, desde el primer día que Pity llegó al penal, aseguran que tuvo un comportamiento ejemplar. Motivo por el que, dentro del programa de resocialización carcelaria de PRISMA y ante ciertos problemas de convivencia grupal que se venían produciendo en una parte del pabellón, en septiembre de 2018 fue trasladado junto a otros dos compañeros del primer piso a la planta baja, en la que se alojan algunos presos con problemas de conducta. La mudanza, sin embargo, derivó en que comenzara a sufrir el hostigamiento de otros internos.

A la espera del traslado

En julio, Pity cumplió el plazo máximo de tres años estipulado por ley para una prisión preventiva sin sentencia. Y mientras por estos días espera en su celda del PRISMA la orden de traslado a una clínica privada para continuar con su tratamiento fuera del penal, el sello PopArt se encuentra terminando los últimos detalles para oficializar la salida de un disco doble con material inédito de Intoxicados: un registro de la banda en vivo del show que el 22 de diciembre de 2005 ofrecieron en el estadio Luna Park como parte de la presentación de Otro día en el planeta Tierra (la primera parte, denominada Episodio I, se encuentra disponible solo en plataformas digitales).

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA