Tres alimentos para calmar la ansiedad

A menudo, la ansiedad está relacionada con el hambre emocional, que aparece repentinamente y como un deseo desenfrenado de comidas específicas.
A menudo, la ansiedad está relacionada con el hambre emocional, que aparece repentinamente y como un deseo desenfrenado de comidas específicas.

La alimentación puede marcar una diferencia para calmar estados de ansiedad y conseguir una mayor tranquilidad en nuestras vidas.

La alimetación es uno de los factores fundamentales para nuestra salud. Consumir buenos alimentos no solo nos permite estar saludables a nivel físico, sino que también a nivel mental.

Muchas personas sufren ansiedad y tratar de sobrevellar esta situación suele ser un verdadero desafío. Incluso, muchas veces, requiere hacer modificaciones en el estilo de vida.

La ansiedad fácilmente provoca ataques repentinos de apetito. Comer lo primero que uno encuentra y asaltar la nevera son dos indicadores muy comunes de este trastorno.

Sin emabrgo, no existen cambios alimentarios que puedan curar la ansiedad, pero prestar atención a lo que se come puede ayudar y responderemos mejor ante las situaciones de estrés.

Alimentos que ayudan a calmar la ansiedad

  • Banana

Ricoas en magnesio y fibra las bananas son las aliadas perfectas para combatir la ansiedad.

Feria de verduras y frutas de calle Crisol, en el Barrio de Nueva Córdoba. (Pedro Castillo / La Voz)
Feria de verduras y frutas de calle Crisol, en el Barrio de Nueva Córdoba. (Pedro Castillo / La Voz)
  • Verduras de hojas verdes

Las espinacas y las acelgas por su composición ayudan a combatir el estrés y fortalecen el sistema inmunitario.

  • Palta

La palta es rica en vitamina B y estimula la liberación de neurotransmisores como la serotonina y la dopamina lo que favorece el estado de ánimo.

La palta es una fruta beneficiosa para la salud ya que provee ácidos grasos monoinsaturados, potasio y vitamina E. Foto: Gentileza
La palta es una fruta beneficiosa para la salud ya que provee ácidos grasos monoinsaturados, potasio y vitamina E. Foto: Gentileza
  • Bebe mucha agua

Incluso una deshidratación leve puede afectar el estado de ánimo.

Los cambios en la alimentación pueden marcar una diferencia en tu estado de ánimo general o en la sensación de bienestar, pero no sustituyen el tratamiento.

Los cambios en el estilo de vida, como mejorar los hábitos de sueño, aumentar el apoyo social, utilizar técnicas para reducir el estrés y hacer actividad física de forma regular, también pueden ser de ayuda.

Lo importatne es ser paciente, dado que puede pasar un tiempo hasta que estos cambios repercutan en la ansiedad.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA