Los siete alimentos prohibidos si querés bajar la grasa abdominal

La masa abdominal es también un indicador de la mala alimentación.
La masa abdominal es también un indicador de la mala alimentación.

“Tengo que adelgazar”, “no puedo hacer dieta”, “no puedo abandonar los hidratos”. ¿Cuántas veces hemos escuchado estas frases? Aquí, la lista de todos los “no” si se busca estilizar el abdomen.

Hay un dato a saber: la elección de la comida que ingerimos tiene mucho que ver en el proceso que cumplen la insulina y el glucagón, dos agentes que actúan sobre el organismo.

La insulina, por un lado, conduce la energía de más hacia las reservas, lo cual hace que se transforme en tejido adiposo; por otro lado, el glucagón vacía las reservas para hacer llegar dicha energía al torrente sanguíneo. En gran parte, la grasa en nuestro cuerpo actúa como almacén de energía y hay mayor capacidad de almacenar energía en forma de grasa que en forma de glucógeno. Cuando las reservas de glucógeno se llenan, las grasas que consumimos por encima de la energía que necesitamos, se acumulan en forma de grasa.

Por eso algunos alimentos pueden contribuir al aumento de peso y, puntualmente, a la acumulación de grasa localizada. En especial, como se puede imaginar, los ultraprocesados. Aquí detallamos algunos de los que debes evitar si quieres perder esas “chichas’ que tanto nos disgustan.

Los alimentos que aumentan la grasa en el abdomen

Pan blanco. El consumo de pan blanco se asocia con un mayor aumento de peso y de grasa abdominal, ya que es un alimento con calorías de absorción rápida que hacen que tengamos hambre antes y tenga un poder menos saciante. Algunos, además, contienen grasas trans, que provocan el aumento de la cantidad de grasa alrededor del tejido del abdomen.

Helado. Es un postre que contiene una gran cantidad de crema, azúcar y leche entera. Además, es un alimento rico en carbohidratos, lo que aumentará la grasa de tu abdomen. Su consumo frecuente puede resultar perjudicial para la salud, por la cantidad de azúcar que tiene, pero además contribuye a acumular grasa localizada.

Cereales azucarados. Los cereales azucarados y coloridos son los que te conducirán al exceso de grasa abdominal. Muchos cereales son ricos en azúcar, pero bajos en fibra y en proteínas, por lo que te saciarán durante muy poco tiempo.

Dulces en general, y también los bajos en grasa. Las etiquetas bajo en grasas son engañosas. Algunos piensan que es la opción más saludable para darse un ‘caprichito’. pero no te dejes engañar. Estos dulces están cargados de harinas procesadas y tienden a tener un alto contenido de azúcar y sodio.

Fritos. Muchos nutricionistas consideran que una de las peores comidas posibles para tu abdomen, y para la salud en general, son los fritos. Son alimentos que suelen estar repletos de grasas saturadas, cubierto por una gran cantidad de sal y muy calóricos.

Chocolate con leche. No todos los tipos de chocolate son malos. De hecho, su consumo moderado está bien visto en algunas dietas y puede tener efectos beneficiosos para la salud. El problema está en el chocolate con leche y sus derivados aderezados. Están cargados de azúcar y generalmente contiene toneladas de calorías.

Cómida rápida. Los alimentos que venden en los establecimientos de comida rápida también son una amenaza latente para que tengas grasa en el abdomen. Esto se debe a ingredientes como carbohidratos refinados, azúcares y jarabe de maíz, presentes en estos alimentos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA