Le robaron la camioneta a un jubilado en Córdoba y sus vecinos le dieron una emotiva sorpresa

El hombre, de 75 años, utilizaba el vehículo para realizar fletes por su barrio. Según comentó, lo hacía porque no llegaba a fin de mes.

Le robaron la camioneta a un jubilado en Córdoba y sus vecinos le dieron una emotiva sorpresa

La comunidad cordobesa volvió a poner a la solidaridad por encima de la inseguridad. Ámerico Reartes, un jubilado de 75 años, sufrió un robo en donde el cual le robaron la camioneta. Según comentó, la usaba de flete porque no le alcanza la jubilación. “Me cortaron las manos. Yo intenté para poner seguro, pero no. Me cortan las manos, estoy sin hacer nada. Porque los remedios están caros, tengo problemas de corazón, de columna, de todo

“Todo el barrio sabe lo que es mi viejo. Te hacía un flete si no tenías para pagarlo. Su camioneta es otra hija más para él. Y estos lauchas, no lauchas, ratas, mal nacidos, vienen y le hacen daño a él. Justamente a la persona que menos maldad tiene en todo el barrio” comentaba días atrás Sandra, una de las hijas de Américo. Pero esta situación afortunadamente se resolvió de la mejor manera.

Un grupo de cordobeses sorprendió al señor y a su familia cuando le mostraron el regalo que le habían hecho: una camioneta nueva, una Chevrolet S10.

“Aún existe gente buena, gracias a todos los que colaboraron”, añadió Sandra, la hija del jubilado, al ver a su padre subirse a la Chevrolet S10 que le permitirá continuar con su trabajo. La colecta organizada por la fundación Un Tatuaje por una Sonrisa y el influencer Fran Lombardo fueron quienes impulsaron la actividad, reconociendo la increíble solidaridad de la gente para lograr el objetivo.

Américo no pudo contener las lágrimas. “Gracias, no sé cómo agradecerles, chicos. Estoy totalmente agradecido”, dijo con la voz entrecortada el jubilado, rodeado por el cariño de sus familiares. La escena fue comentada por varias personas a través de las redes sociales.

La familia acompañó a Américo hasta la concesionaria donde le entregaron la nueva camioneta, pero al principio le hicieron una broma mostrándole otro auto, haciéndolo dudar de su utilidad para trabajar.

Finalmente, mientras firmaba los papeles, descubrió cuál sería realmente su vehículo. La emoción y la felicidad se mezclaron, dejando atrás los días de angustia.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA