Está a pasos de Reñaca y es la playa tranquila que todos quieren visitar en el verano

Si tu destino es Chile, tenés que pasar el día en este tesoro oculto que cautiva con su encanto natural.

Está a pasos de Reñaca y es la playa tranquila que todos quieren visitar en el verano

A pocos pasos de la pintoresca y siempre fiestera Reñaca, localidad balnearia ubicada en la Quinta Región de Chile, se encuentra un tesoro oculto que cautiva a los amantes de la playa con su encanto natural y sus atributos turísticos: Cochoa. Esta joya costera, que a menudo se pasa por alto, ofrece una experiencia única que destaca por la serenidad del mar y la paz para descansar.

Cochoa resalta por su ambiente tranquilo y relajado, perfecto para aquellos que buscan escapar del bullicio de las playas más concurridas. Sus arenas se extienden a lo largo de la costa, proporcionando un lugar ideal para descansar, tomar el sol y disfrutar de la brisa marina. Las aguas suaves invitan a los bañistas a sumergirse en un océano que refleja la pureza de la naturaleza.

Está a pasos de Reñaca y es la playa tranquila que todos quieren visitar en el verano (Cochoa) / Gentileza
Está a pasos de Reñaca y es la playa tranquila que todos quieren visitar en el verano (Cochoa) / Gentileza

Su vista se conforma de edificios de gran altura ubicados en los cerros, con balcones con exclusiva vista al océano Pacífico y las siempre estimulantes olas, que chocan contra las piedras. La mayoría de turistas argentinos suelen ubicarse en la zona norte de Cochoa, con familias y niños que disfrutan el sector lejos del bullicio del clásico sector 5 de Reñaca.

Para los amantes de la adrenalina, Cochoa no se queda atrás. Sus aguas son propicias para una variedad de deportes acuáticos, desde el surf hasta el kayak. Aquellos que buscan emociones fuertes pueden aprovechar las escuelas de surf locales o alquilar equipos para explorar las olas.

Al igual que Concón y Reñaca, la oferta gastronómica en Cochoa complementa perfectamente la experiencia playera. Pequeños restaurantes y puestos locales sirven delicias frescas del mar, desde pescados y mariscos hasta platos tradicionales chilenos. La empanada de camarón y queso, infaltable.

Está a pasos de Reñaca y es la playa tranquila que todos quieren visitar en el verano (Cochoa) / Gentileza
Está a pasos de Reñaca y es la playa tranquila que todos quieren visitar en el verano (Cochoa) / Gentileza

Los atardeceres en Cochoa son espectáculos inolvidables. Con el sol sumergiéndose en el horizonte, la playa se tiñe de tonos cálidos y dorados, creando un telón de fondo perfecto para una velada romántica o simplemente para disfrutar de la belleza natural. Además, la presencia de cómodos espacios para descansar, como sombrillas y reposeras, invita a los turistas a relajarse y absorber la tranquilidad del entorno.

Para quienes busquen la foto para Instagram, hay un mirador que permite apreciar la belleza de Cochoa desde lo alto, y es posible ver cada tanto algún lobo marino.

Cómo llegar a Cochoa

Es muy fácil llegar a la playa de Cochoa. Tomando como partida la conocida Reñaca, sólo basta tomar la avenida Borgoño en dirección al norte, en la costa, y recorrer 3 kilómetros. Se puede tomar transporte público.

Hay varias ofertas de alojamiento, incluso más baratas que en otras zonas de la Quinta Región con una vista exclusiva.

En Booking, hay opciones de hospedaje en Cochoa: un departamento para dos personas, en temporada alta, entre 90 y 200 dólares por noche.

Camino de Reñaca a Cochoa
Camino de Reñaca a Cochoa

Seguí leyendo:

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA