Las hijas de Cinthia Fernández vivieron un momento de tensión al creer que se llevaban presa a su mamá

Las hijas de Cinthia Fernández vivieron un momento de tensión.
Las hijas de Cinthia Fernández vivieron un momento de tensión.

Matías Defederico, exmarido y padre de las niñas, le prohibió el ingreso a la bailarina al barrio en el que él vive y donde las chicas hacen equitación, por lo que intervino la policía.

Cinthia Fernández tuvo un nuevo conflicto con su exmarido y padre de sus tres hijas, Matías Defederico. La bailarina fue a llevar a Charis, Bella y Francesca a la clase de equitación, en el barrio en el que vive el futbolista, pero no la dejaron entrar e intervino la policía, lo que asustó a las niñas quienes terminaron llorando.

En LAM (América TV) dieron los detalles de este nuevo enfrentamiento en el que las niñas quedaron envueltas en una situación que no comprendían y llegaron a pensar que se llevaban presa a su mamá.

Defederico pretendía que las tres niñas caminaran solas desde la entrada del predio hasta el lugar donde hacen equitación, lo que Cinthia no permitió.

Pero en la guardia no la dejaron ingresar al barrio privado por una medida cautelar que Cinthia había renovado, por la que él no puede acercarse a menos de 300 metros de ella.

Ante esta medida, Defederico decidió que las niñas tendrían que entrar solas para evitar quedar cerca de su expareja.

“Mis hijas, llorando en la puerta porque no podían pasar, perdieron su clase, pensaban que llevaban presa a la mamá. La policía, destratándome”, explicó la panelista al respecto por el video en el que se ve a las niñas nerviosas por lo que estaba ocurriendo con su mamá.

“Para forrearme, dijo que a partir de ahora, cuando deje a las nenas en mi casa, lo iba a hacer en la puerta del barrio, que queda como a seis cuadras de la entrada de mi casa”, explicó la modelo.

Cinthia Fernández reveló cuánto le pasa Matías Defederico de cuota alimentaria

Cinthia Fernández por estos días no cuenta ahora con ayuda ni de Carmencita, la niñera, quien dejó de trabajar en la casa porque regresó a Ecuador, y tampoco de su madre.

La panelista manifestó que su mamá no está en condiciones de ir a buscar a las niñas a la entrada del barrio privado en el que viven porque acaba de ser operada de cáncer.

“Tuvo un tumor en un ojo. La operaron. Es maligno. Y ella no puede cargar el peso de las mochilas de las nenas ni manejar”, indicó.

Por otra parte, la bailarina se quejó en del monto que paga Matías Defederico en concepto de alimentos. “¡Me pasa 55.000 pesos por las tres nenas!”, se indignó.

Y destacó que dado el tren de vida que lleva su ex marido -”va a comer siempre afuera, viaja en avión, se va de vacaciones, compra autos”- esa suma de dinero destinada a la crianza de sus tres hijas resulta ínfima.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA