viernes 14 de mayo de2021

“Chano”, la manta raya que se porta como una mascota: le dan comida, cumple órdenes y se deja acariciar
Imagen ilustrativa. Foto: Web
Por las redes

“Chano”, la manta raya que se porta como una mascota: le dan comida, cumple órdenes y se deja acariciar

A pesar de medir un metro y medio de longitud y pesar unos 150 kilogramos, este animal generó una relación íntima con los pescadores del muelle en la isla de la Gomera, España. Video.

“Chano”, la manta raya que se porta como una mascota: le dan comida, cumple órdenes y se deja acariciar
Imagen ilustrativa. Foto: Web

Una nueva historia se volvió viral en redes sociales. En este caso se trata de “Chano”, una manta raya que hace cinco años nada cerca del Muelle de Vueltas de Valle Gran Rey, en la isla de la Gomera, España y que tiene una relación particular con los ciudadanos de la zona.

En este tiempo, el animal, increíblemente o quizás no tanto, generó una relación íntima con los pescadores. Estos lo alimentan y Chano obedece sus órdenes y se deja acariciar.

No, no estamos hablando de un perro, estamos hablando de un chucho negro (Taeniura grabata) una especie de pez cartilaginoso. Es decir, una especie de manta raya que mide metro y medio de longitud y pesa unos 150 kilogramos.

En este video, filmado por unos transeúntes, se puede ver a Chano esperando que un pescador le ofrezca comida, incluso se sitúa donde este le indica. También aparece una segunda y una tercera manta.

Chano ya no solo es famoso en La Gomera, sino que también en el resto de Canarias gracias a los múltiples videos colgados en redes sociales que muestran su comportamiento dócil.

“El animal ya se ha acostumbrado al contacto con los hombres y se deja acariciar por algunos pescadores si no hay mucha gente a su alrededor que pueda asustarlo”, afirman los chalangueros (habitantes de Valle Gran Rey) en nauticaydeportes.com.

Chano suele acercarse cada mañana a las embarcaciones del puerto para ser alimentado con caballas. Un comportamiento un tanto extraño para este pez que asocia sonidos y burbujeo como señal de alimento.

Los chalangueros afirman que han llegado a ver hasta grupos de veinte chuchos negros, chuchos ratón y mantelinas.

Chano no es la única raya manta apadrinada por los pescadores del muelle, de hecho, hay una mantellina con el nombre de ‘Pablito’, pero este no es tan dócil como Chano y solo se acerca a los pescadores para comer y se marcha.

Es habitual ver varios peces manta juntos porque estos suelen crear colonias parecidas a las de los cetáceos. En Canarias suelen residir entre las islas de La Gomera y Tenerife y su presencia en los puertos es habitual, sobre todo, cuando hay actividad pesquera frecuente.

Aun así, el caso de Chano es peculiar porque ha adquirido una confianza extraordinaria con los lugareños hasta dejarse acariciar. Esto demuestra que la lealtad de estos animales con tan solo una ración diaria de pescado.